Conecte con nosotros

Cultura

Museo de la Solidaridad expone obras perdidas en dictadura chilena

Publicado

dictadura, cultura, 180 KB, dictadura

Santiago.- El Museo de la Solidaridad Salvador Allende, que nació en 1972 como apoyo al proceso de la Unidad Popular, puso en exhibición 43 obras que se perdieron durante la dictadura militar de Augusto Pinochet (1973-1990).

Se trata de obras de arte que fueron donadas al museo entre 1972 y 1973, y que procedían de Estados Unidos (cuatro) y Suiza (13), además de aquellas latinoamericanas pertenecientes al “Fondo Armando Zegrí” (15) y una pintura de gran formato del chileno Roberto Matta.

A ellas se suman 10 obras del acervo del Museo de la Solidaridad que estaban ingresadas en forma errónea como parte de la colección propia del Museo Nacional de Bellas Artes.

La directora del museo, Claudia Zaldívar, dijo a Notimex que cuando ocurrió el golpe militar del 11 de septiembre de 1973 contra el gobierno del presidente Salvador Allende (1970-1973), muchas obras estaban “en tránsito” desde sus países de origen.

“Algunas obras estaban viajando hacia Chile o estaban en las embajadas de nuestro país en otras naciones, porque se mandaban por valija diplomática, al momento del golpe de septiembre de 1973”, detalló.

TE PODRÍA INTERESAR: Académicos presentan en NY colección bilingüe de editorial mexicana

Indicó que, tras el golpe militar contra Allende, “algunas obras se quedan en el aeropuerto de Santiago, otras en la Aduana del puerto de Valparaíso y otras en el edificio de la Unctad (Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo)”.

Zaldívar aseveró que las autoridades de esa época del Museo Nacional de Bellas Artes se percataron que había obras del Museo de la Solidaridad que estaban ingresando a Chile “y las solicitaron y las ingresaron a sus inventarios” en forma irregular.

Esa situación se mantuvo hasta el año pasado, cuando se logró que las obras inventariadas por el Museo Nacional de Bellas Artes “fueran traspasadas al Ministerio de Bienes Nacionales para que se reunieran con sus colecciones originales” en el Museo de la Solidaridad tras estar ocultas por más de cuatro décadas.

Entre los autores de las obras destacan el estadunidense Robert Motherwell, el japonés Tetsuya Noda y el chileno Roberto Matta, entre otros.

El Museo de la Solidaridad nació durante el gobierno de Allende a iniciativa del crítico de arte español José María Moreno, quien en 1971 planteó la idea en el encuentro de intelectuales “Operación Verdad” como una forma de apoyar a la Unidad Popular.

De acuerdo con registros históricos, el Comité Internacional de Solidaridad Artística con Chile recibió unas 500 pinturas, grabados, esculturas, dibujos, tapices y fotografías, parte de las cuales estuvieron en la inauguración del museo, el 17 de mayo de 1972.

Tras el golpe contra Allende, el museo fue cerrado por la dictadura y las obras fueron guardadas en el Museo de Arte Contemporáneo de Santiago, aunque algunas de ellas fueron depositadas en forma clandestina en el Museo Nacional de Bellas Artes.

Durante el régimen de Pinochet, varios artistas crearon en otros países los llamados “Museos de la Resistencia”, obras que comenzaron a llegar a Chile a partir de marzo de 1990, una vez recuperada la democracia, y que permitió incrementar el fondo a más de dos mil 700 para reinaugurar el Museo de la Solidaridad Salvador Allende en septiembre de 1991.

Entre las obras destacan algunas del español Joan Miró, los estadunidenses Frank Stella y Alexander Calder, y la brasileña Lygia Clark, entre otros.

Sin embargo, aún resta por ubicar el paradero de algunas piezas provenientes de Japón, Reino Unido y Rumania, entre otros países, que fueron enviadas a Chile antes de 1973 y que se desconoce si fueron destruidas o están en manos privadas.

Notimex

 

VMG

Cultura

Investigadores hallaron el queso más antiguo del mundo en una tumba del antiguo Egipto

Publicado

el

queso, cultura, 81 KB, queso

Washington.- Un equipo de investigadores descubrió el queso más antiguo del mundo entre un gran alijo de vasijas de arcilla dentro de la tumba de Ptahmes, exalcalde de Memfis, ciudad del antiguo Egipto, en lo que actualmente es la localidad de Saqqara.

Científicos de las universidades de Catania, en Italia, y de El Cairo, Egipto, tropezaron con las vasijas durante una misión de excavación entre 2013 y 2014 y dentro de uno de los recipientes fragmentados, notaron una “masa blanquecina solidificada”.

Desde el principio los investigadores sospecharon que era comida, pero desconocían su naturaleza, por lo que la masa fue sometida a análisis, cuyos resultados revelaron que se trataba de un queso que habría sido elaborado hace aproximadamente tres mil 200 años.

 

queso, cultura, 365 KB, queso

Foto: Universidad de Catania

 

Los expertos también encontraron un trozo de tela de lona que probablemente se usó para preservar y cubrir el alimento, pues la textura del tejido sugería que la comida se solidificó cuando se enterró con Pathmes, lo que descartaba que fuese leche vieja.

TE PODRÍA INTERESAR: La exposición de Frida Kahlo en Londres rompe récord en venta de boletos

Los investigadores cortaron el queso y llevaron una pequeña muestra al laboratorio de química para su análisis. Allí, el equipo disolvió la muestra en una solución especial para aislar las proteínas específicas en su interior.

Los resultados mostraron que la masa contenía cinco proteínas separadas que se encuentran comúnmente en la leche de bovino (vacas, ovejas, cabras, búfalos), dos de las cuales eran exclusivas de vaca y a partir de ello los científicos concluyeron que era un producto parecido al queso.

“La muestra actual representa el queso sólido más antiguo descubierto hasta hora”, escribieron los investigadores en su estudio publicado en la revista Analytical Chemistry.

De acuerdo con las creencias populares sobre entierros de momias egipcias, este queso debía tener una maldición, que podría ser una desagradable infección, ya que el análisis de proteínas mostró una asociada con la Brucella melitensis, una bacteria que causa la enfermedad altamente contagiosa llamada brucelosis.

Esa enfermedad se transmite de manera común de los bovinos a los humanos a través de la leche no pasteurizada y la carne contaminada. Los síntomas incluyen fiebre severa, náuseas, vómitos y varias otras dolencias gastrointestinales.

Si el queso está efectivamente infectado con la bacteria Brucella, eso hace que el hallazgo sea la “primera evidencia directa biomolecular de esta enfermedad durante el período faraónico”, agregaron los investigadores.

 

 

Notimex

 

VMG

 

Seguir leyendo

Revista Digital

Transición 2018

CDMX

Tienes que leer