Conecte con nosotros

Cultura

Después de ocho años, la máscara de Calakmul regresa a Museo de Campeche

Publicado

Calakmul, cultura, 272 KB, Calakmul

México.- Luego de casi ocho años de mostrarse en varias exposiciones, a partir del 6 de julio la Máscara de Calakmul regresa al Museo de Arquitectura Maya Baluarte de la Soledad en Campeche.

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) abrirá una nueva sala en el lugar, en la que colocará la pieza al centro y el montaje resaltará cada elemento que compone el ajuar y la ofrenda funerarios del soberano maya.

Para esta ocasión se incorporaron además los recursos digitales y elementos curatoriales de la exposición “La Máscara de Calakmul. Universo de jade”, que inspiró e inauguró la serie “Una pieza, una cultura”, presentada en el Museo Nacional de Antropología hace tres años.

TE PODRÍA INTERESAR: Practicar piano mejora las habilidades lingüísticas

La máscara fue hallada en 1984, en la Tumba I de la Estructura VII de las edificaciones de Calakmul, uno de los linajes mayas más prominentes del periodo Clásico. En dicho sitio se han localizado nueve máscaras funerarias hasta ahora.

El Museo de Arquitectura Maya mostrará además múltiples lecturas en torno a este magnífico rostro de jade manufacturado hace más de mil 200 años, entre 660 y 750 d.C, se informó a través de un comunicado.

“Me parece que los públicos que nos visiten a partir de julio de 2018 se llevarán una grata sorpresa. La nueva sala permanente dedicada a la Máscara de Calakmul brinda una experiencia especial y emocionante sobre la cosmovisión de los mayas antiguos”, aseguró Claudia Escalante, directora de Museos del Centro INAH Campeche.

 

Notimex

 

 

VMG

Cultura

Investigadores hallaron el queso más antiguo del mundo en una tumba del antiguo Egipto

Publicado

el

queso, cultura, 81 KB, queso

Washington.- Un equipo de investigadores descubrió el queso más antiguo del mundo entre un gran alijo de vasijas de arcilla dentro de la tumba de Ptahmes, exalcalde de Memfis, ciudad del antiguo Egipto, en lo que actualmente es la localidad de Saqqara.

Científicos de las universidades de Catania, en Italia, y de El Cairo, Egipto, tropezaron con las vasijas durante una misión de excavación entre 2013 y 2014 y dentro de uno de los recipientes fragmentados, notaron una “masa blanquecina solidificada”.

Desde el principio los investigadores sospecharon que era comida, pero desconocían su naturaleza, por lo que la masa fue sometida a análisis, cuyos resultados revelaron que se trataba de un queso que habría sido elaborado hace aproximadamente tres mil 200 años.

 

queso, cultura, 365 KB, queso

Foto: Universidad de Catania

 

Los expertos también encontraron un trozo de tela de lona que probablemente se usó para preservar y cubrir el alimento, pues la textura del tejido sugería que la comida se solidificó cuando se enterró con Pathmes, lo que descartaba que fuese leche vieja.

TE PODRÍA INTERESAR: La exposición de Frida Kahlo en Londres rompe récord en venta de boletos

Los investigadores cortaron el queso y llevaron una pequeña muestra al laboratorio de química para su análisis. Allí, el equipo disolvió la muestra en una solución especial para aislar las proteínas específicas en su interior.

Los resultados mostraron que la masa contenía cinco proteínas separadas que se encuentran comúnmente en la leche de bovino (vacas, ovejas, cabras, búfalos), dos de las cuales eran exclusivas de vaca y a partir de ello los científicos concluyeron que era un producto parecido al queso.

“La muestra actual representa el queso sólido más antiguo descubierto hasta hora”, escribieron los investigadores en su estudio publicado en la revista Analytical Chemistry.

De acuerdo con las creencias populares sobre entierros de momias egipcias, este queso debía tener una maldición, que podría ser una desagradable infección, ya que el análisis de proteínas mostró una asociada con la Brucella melitensis, una bacteria que causa la enfermedad altamente contagiosa llamada brucelosis.

Esa enfermedad se transmite de manera común de los bovinos a los humanos a través de la leche no pasteurizada y la carne contaminada. Los síntomas incluyen fiebre severa, náuseas, vómitos y varias otras dolencias gastrointestinales.

Si el queso está efectivamente infectado con la bacteria Brucella, eso hace que el hallazgo sea la “primera evidencia directa biomolecular de esta enfermedad durante el período faraónico”, agregaron los investigadores.

 

 

Notimex

 

VMG

 

Seguir leyendo

Revista Digital

Transición 2018

CDMX

Tienes que leer