Conecte con nosotros

Mundo

Motín en cárcel de Venezuela termina en canibalismo

Publicado

el

TÁCHIRA, VENEZUELA.-  Las autoridades venezolanas investigan el caso de dos presos asesinados y que supuestamente fueron servidos como alimentos a reos de un grupo rival, en una prisión situada en San Cristóbal, capital del estado de Táchira.

Durante todo un mes, dicho centro penitenciario ha vivido constantes violentas revueltas, debido al mal trato y hacinamiento en el que se encuentran los internos, lo que provocó además, que estos se dividieran en dos bandos, uno de ellos, dirigido por un hombre conocido como “El Grillo”, quien fuera el que ordenara la ejecución así como descuartizar y comer a dos integrantes del grupo contrario.

FOTO: notihoy.com

FOTO: notihoy.com

Las dos víctimas son Anthony Correa y Juan Carlos Herrera, quienes presuntamente, en medio del amotinamiento, fueron devorados por reos de su propio bando, a petición del “Grillo”.

A los padres de ambos, autoridades y testigos les dijeron que el líder del motín, ordenó a Dorángel Vargas, un antropófago confeso, conocido como el “Comegente” (tras comprobársele haber matado y comido al menos a 12 personas), desmembrar los cuerpos para amedrentar a otros reos.

A las familias de los occisos, les informaron hace poco de la muerte de Correa y Herrera, pero no les entregaron los cuerpos, pese a que el motín, que duró más de un mes, culminó desde el pasado 7 de octubre.

Las exigencias del grupo amotinado, eran mejoras en el trato dentro de la prisión y el traslado a otras cárceles, debido al hacinamiento en el lugar. En la refriega, se enfrentaron violentamente con otros presos.

Luz Sepúlveda, madre de Anthony, señaló que sospechó de la muerte de su hijo cuando no lo vio en el grupo de personas que serían trasladados a otras penitenciarías del país para ponerle fin al motín, ni apareció en la lista de detenidos en el mismo penal de San Cristóbal.

“Un fiscal salió y me dijo que era muy doloroso lo que tenía que decir: ‘su hijo no aparece, fue uno de los que mataron y se lo comieron’”, relató doña Luz.

FOTO: Infobae

FOTO: Infobae

El padre de Juan Carlos, Carlos Herrera, declaró en una conferencia de prensa: “arremetieron contra él más de 40 presos. Lo apuñalaron, lo colgaron para que se desangrara”. Aseguró que una de las personas que logró salir en libertad fue quien se puso en contacto con él para informarle lo sucedido.

“Hablé con uno de los que salieron y estaba al lado de mi hijo cuando comenzaron a hacer esto. Los picaron en pedazos y se los dieron a los detenidos para que se lo comieran“, indicó el padre, quien habló por última vez con su hijo el viernes 30 de septiembre.

Hasta el momento, el gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, no se ha pronunciado sobre estas denuncias; únicamente confirmó la muerte de los dos prisioneros e informó que seis policías fueron detenidos, acusados de complicidad en la violenta toma de la cárcel.

Un agente de investigación, añadió que existen indicios para sospechar cómo ocurrieron los asesinatos, los cuales coinciden con las denuncias de los familiares.

Uno de los investigadores agregó que hay indicios para sospechar cómo ocurrieron los crímenes: “los detenidos consultados manifiestan que Dorángel comió parte de los miembros de las personas desmembradas”, aseguró la fuente, quien pidió anonimato.

Detalló que un grupo de detenidos a los que el líder del alzamiento consideraba rivales fueron obligados a comer parte de la cabeza de una de las víctimas y a algunos de ellos les cortaron algunos dedos cuando se negaron.

“El grupo de rebeldes cocinó la carne y se la dieron al resto de la población del penal con arroz. Se dice que los presos comieron sin saber. Los intestinos los lanzaron por la cañería, mientras que los huesos los quemaron”, agregó.

Las autoridades encontraron rastros de sangre en las celdas y trozos de una clavícula que están analizando para determinar el ADN, un trámite que, según la fuente, tomará otros 15 días.

Redacción RN1
Anuncios
Clic para comentar

Debes iniciar sesión para publicar un comentario Iniciar sesión

Dejar un Comentario

Mundo

Muertes por coronavirus en Wuhan podrían llegar a 42 mil

Publicado

el

muertes, muertes, 82 kb, muertes

MÉXICO.- Medios de comunicación de Wuhan reportaron que la cifra real de muertes por coronavirus podría ser de 42 mil, mientras que de manera oficial se dijo que eran 2 mil 548.

Radio Free Asia (RFA) y ‘Caixin’ hicieron una investigación para recabar información con testimonios de vecinos y funerarias y, según los datos que encontraron, la cifra podría ser mucho mayor a la anunciada de manera oficial por el gobierno de Wuhan.

Al momento, autoridades han confirmado que toma hasta cinco horas poder recuperar los restos de los fallecidos durante la epidemia. Se estima que hasta ocho empresas funerarias en Wuhan, donde viven 11 millones de personas, han entregado 500 urnas a las familias cada día, desde el 23 de marzo, lo que implicaría que la cifra de 2 mil 500 muertos no es real, indicó una investigación de RFA.

TE RECOMENDAMOS LEER: Wuhan, epicentro del covid-19 en China, reabre al público el Metro

‘Caixin’ explicó que las incineraciones finalizarán el próximo 5 de abril, coincidiendo con la Festividad de Qingming, el día de los muertos, en que se visitan las tumbas de los familiares fallecidos. Esto implica que se habrán realizado cremaciones durante al menos 12 días. Con ello, la cifra real de muertos en Wuhan podría llegar a los 42 mil.

Pedro Guerra Maccise

Seguir leyendo
Anuncios
Anuncios

Política

Anuncios

CDMX

Anuncios

Tienes que leer