Conéctate con nosotros

Opinión

El paradójico líder que nos unió

por Eduardo Achach |

No ha habido en los últimos tiempos un líder mexicano con los tamaños para cohesionarnos y generar unidad. Es más, ni siquiera durante la Revolución Mexicana: los diferentes personajes se quedaron muy cortos y se dedicaron a despedazarse unos a otros.

Es increíble cómo, al escribir la historia, hemos logrado conciliar tantos intereses, antagonismos y rivalidades de tal suerte que todos hayan podido caber en los libros de historia, sin ser expulsados por las palabras de descalificación, denostación, crítica y agresión.

Es sorprendente también cómo se logró acordar y signar la Constitución de 1917. A casi cien años de su promulgación, con las actuales desavenencias al interior de los partidos y entre partidos, parecería una hazaña casi imposible de lograr.

Tuvimos, eso sí, algunos destellos de posibilidad. Aunque fueron más bien meras esperanzas: primero, con Lázaro Cárdenas; pero después también con Salinas, quien fue portada de la revista Time en esos tiempos; luego con Fox; posteriormente con Calderón; y, finalmente, con Peña. Pero todas esas esperanzas se derrumbaron.

Algo grande tuvo que haber pasado al término de la Revolución para haber hecho a un lado, por lo menos temporalmente, todas esas divisiones; y, sobre todo, para haber conseguido la paz, que parece no haberse establecido de fondo sino, más bien, el tiempo se confabuló para posponer un siglo las rencillas y la conflagración. Claro, un millón de muertos debe haber sido tan dramático, que terminaron por parar.

Hoy, una circunstancia mucho menos dolorosa puede hacer el milagro; una circunstancia que nos pica la cresta de nuestra mexicanidad. De cierta manera es un despertar de conciencia, donde retomamos nuestros ya casi olvidados valores ancestrales, las manifestaciones artísticas, gastronómicas, arquitectónicas, médicas y, particularmente, nuestra sabiduría: el orgullo de tener la bandera más bonita del mundo, con significados místicos.

¿Qué necesidad tenemos de vivir al estilo estadounidense y consumir sus productos? ¿De qué manera nos enriquece estar enajenados frente al televisor, adictos al consumismo de mil artefactos innecesarios? ¿Cómo es que habíamos estado perdiendo nuestras tradiciones y comenzamos a sustituirlas por superficiales y consumistas hábitos? Con lo bello que son las celebraciones mexicanas: como Día de Muertos, con los altares adornados con la Flor de Cempazúchitl; las pastorelas; las posadas; la Guelaguetza; y miles más.

En fin, he escuchado una unánime convicción: dejar de viajar a los Estados Unidos; sustituirlo por nuestras bellísimas playas, ciudades coloniales y sitios arqueológicos; darle provecho a artesanos mexicanos y, sobre todo, consumir productos hechos en México: productos con código 750.

Por primera vez desde 1985, veo esa solidaridad. Y no se ha requerido una tragedia como la del terremoto en la Ciudad de México; se ha requerido tan solo de amenazas de un arrogante copetudo, con claras actitudes discriminatorias, insultantes y agresivas contra los mexicanos, para que cerráramos filas y nos uniéramos.

El punto aquí y la pregunta en concreto que me planteo es si seremos capaces de sostener tal unión, si nuestra dignidad alcanza para ello, si nuestra tenacidad y firmeza de carácter forjarán, ahora sé, esa tan anhelada quimera de la unión: dejar de ser una nación dividida.

Mi preocupación estriba en que si bien es cierto que los mexicanos al parecer nos estamos uniendo gracias a los resultados de la elección en EUA, también lo es que la política mexicana está mas fragmentada que nunca y no hay un liderazgo aglutinador, inspirador, incluyente y decente.

Por otro lado, es claro que el mundo ya cambió. La política, como la conocemos, está dejando atrás las viejas formas. Hemos adquirido mucho de lo malo de la cultura gringa, entre otras desgracias. Hemos adoptado las estrategias de campañas negras, que pueden ser factor para que perdamos esta tan espontánea cohesión de la mexicanidad en contra del imperialismo gringo. Me encantaría volver a ver campañas de propuestas serias, de respeto, de compromisos ante los ciudadanos, y, sobre todo, me encantaría que todos despertáramos de la pesadilla de la división, la agresión, las guerras de poder, y nos viéramos como ese pueblo unido que sí podemos ser.

Hoy que somos la decimoquinta potencia del mundo estamos lejos, muy lejos, de compararnos con la economía gringa que es 17 veces la mexicana. Nuestro Producto Interno Bruto per cápita es la tercera parte del gringo (ellos 56 mil 421 dólares por persona, y nosotros 18 mil 370). Y el tema aquí no son los totales, sino la distribución de la riqueza; no solo aquí, sino también allá. Podemos, con relativa facilidad, alcanzar y rebasar a España, Australia y Rusia; lo cual nos colocaría en la doceava posición. Incluso, con el tiempo, podemos rebasar a Corea y Canadá y colocarnos en la décima; solo que es indispensable que estemos unidos como nación.

Es paradójico, gracias a ese personaje, a quien no vale la pena ni nombrar, es que podemos ser una nación unida en contra de la discriminación y a favor de la dignidad, la igualdad y la equidad.

Quiero terminar evocando la imagen de nuestro Escudo Nacional, del águila luchando con la serpiente, que, desde mi perspectiva, representa: la lucha, el valor, la visión, la fortaleza, lo celestial y lo terrenal, la naturaleza, la gloria, el patriotismo; el escudo en la bandera, nuestro himno y el privilegio de haber nacido en este bello lugar, lleno de historia, de magia y, sobre todo, de posibilidades.

Mantengamos esta visión de unidad y actuemos desde ahí.

cacha

Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Deportes

Comité Olímpico Mexicano ya no dará hospedaje ni comida a deportistas

comite_olimpico, Comité Olímpico Mexicano, 56 kb, deportistas
Foto: Cuartoscuro.

MÉXICO.- Debido a la falta de presupuesto, el Comité Olímpico Mexicano (COM) anunció que dejará de proveer hospedaje, alimentación y atención médica a los deportistas que integran sus distintas federaciones.

A través de una circular difundida de manera interna y que filtró el semanario Proceso, el presidente del COM, Carlos Padilla Becerra, informó que el Centro Deportivo Olímpico Mexicano (CDOM) cerrará de manera parcial a partir del 31 de julio de este año, por ende, los citados servicios quedarán suspendidos de manera infefinida .

Ya es imposible mantener los servicios de hospedaje, alimentación y atención médica que se ofrecen. Dado lo anterior se ha tomado la difícil decisión de suspender por completo y en forma indefinida dichos servicios a partir del 31 de julio, agradeciendo sean tan amables en cancelar, suspender y/o retirar todas sus reservaciones a partir de esta fecha”.
Comité Olímpico Mexicano

De 2012 a la fecha, el Comité Olímpico Mexicano ha subsistido gracias a los recursos que el titular de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade) en turno le ha asignado. Por ejemplo, en el cuatrienio que comenzó en 2008 la asociación civil recibió 80 millones a través de la Secretaría de Educación Pública (SEP).

TE RECOMENDAMOS LEER: Conade no tiene ni para pagar la luz, asegura Ana Gabriela Guevara

Sin embargo, los actuales ajustes presupuestales derivaron en que la dirigente de la Conade, Ana Gabriela Guevara, todavía no haya asignado una partida presupuesta al COM; cabe señalar que la citada Comisión sufrió un recorte de 70 millones de pesos en el presente año.

Es por ello que Guevara reveló este martes que pediría una ampliación presupuestal por 500 millones de pesos en aras de concluir satisfactoriamente el 2019, toda vez que, según la funcionaria, no existe el suficiente dinero para operar el organismo.

Inclusive y como se dice en el documento referido en un inicio, Padilla Becerra ha sostenido negociaciones con la SEP y la Secretaría de Hacienda en aras de obtener los recursos necesarios, pero hasta ahora no ha existido ningún arreglo.

“Mantenemos la firme intención de encontrar soluciones para que esta situación pueda revertirse rápidamente y evitar así que afecte el desempeño de los atletas que nos representarán en diversas lides deportivas durante 2020, incluyendo los Juegos Olímpicos de Tokio”, dijo el Comité Olímpico Mexicano.

Continuar leyendo

Reporte Nivel Uno No. 115

Política

CDMX

Tienes que leer