Conéctate con nosotros

Nacional

Sedena y Marina exigen ser el último recurso en combate a la delincuencia

MÉXICO.- Los secretarios de Marina y de la Defensa Nacional se reunieron esta tarde en el Congreso de la Unión para solicitar a los diputados y senadores que legislen el marco jurídico para la participación de las fuerzas armadas en materia de seguridad.

La petición de Salvador Cienfuegos (Sedena) y Vidal Soberón (Marina), se realizó de manera privada. Loa asambleístas informaron que darán seguimiento a la solicitud, pero “sin prisas” para evitar cometer errores.
Después de la reunión celebrada en el Palacio Legislativo de San Lázaro, los mandatarios reiteraron su disposición de retirar paulatinamente a las fuerzas armadas de las calles y evitar realizar tareas de las fuerzas policiales que, de acuerdo con los titulares de las secretarías, son labores que no les corresponden.

En respuesta a la solicitud se presentó una iniciativa donde, “se establece que primero debe agotarse el esfuerzo de la policía municipal, de las policías estatales y de las policías federales, para no caer en la comodidad en que muchos alcaldes y gobernadores del país, están reposando prácticamente una responsabilidad que es de seguridad pública, no de seguridad nacional no de seguridad interior en manos de militares y marinos”, dijo el coordinador nacional del PRI, César Camacho.

Redacción RN1
Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Seguridad y Justicia

Caso Cienfuegos: ¿Por qué lo perdonó el gobierno de López Obrador?

amlo_cienfuegos, AMLO, 33 kb, Cienfuegos, DEA
Foto: Especial.

MÉXICO.- Lo detuvieron en octubre, cuando viajaba acompañado de su familia a Estados Unidos. Aquella vez se supo que la captura del general en retiro Salvador Cienfuegos había sido por petición de la Administración para el Control de Drogas, la DEA.

La noticia sacudió a México, pues era un hecho inédito, ya que por primera vez un militar mexicano de tan alto rango era arrestado por las autoridades estadounidenses.

El Departamento de Justicia de EE.UU. informó el jueves 15 de octubre del año pasado que Cienfuegos Zepeda, identificado como “El Padrino”, enfrentaba cuatro cargos relacionados con el tráfico de drogas.

Hasta ese momento, solo se había producido la detención y acusación del exsecretario de Seguridad Pública Genaro García Luna. Pero un posible juicio a Cienfuegos Zepeda estaría un peldaño más arriba.

“Nunca había pasado que detuvieron a un secretario de la Defensa Nacional y menos en un país extranjero. Y es más notable porque el ejército, dentro del país, siempre había sido intocable”, dijo aquella vez para la BBC el analista en seguridad César Gutiérrez.

¿Pero de qué acusaban a Salvador Cienfuegos?? Como revela la acusación oficial, desde agosto de 2019 el Departamento de Justicia de Estados Unidos inició una larga investigación en contra de “El Padrino” o simplemente “Zepeda”, como lo llamaban en las pesquisas.

En ese momento, el tribunal federal del Distrito Este de Nueva York señaló que tres cargos eran por presuntos actos de narcotráfico entre diciembre de 2015 y febrero de 2017.

El acusado, al lado de otros, “tenía conocimiento o conspiró intencionalmente para manufacturar o distribuir una o más sustancias controladas, con la intención, conocimiento y motivos razonables para creer que dichas sustancias serían importadas ilegalmente a Estados Unidos desde un lugar exterior”, dictaba la acusación fundamentada en unas indagatorias que tardaron años en realizarse.

Las drogas en cuestión eran heroína, cocaína, metanfetamina y marihuana en distintas cantidades. Sí, un secretario de la Defensa encargado de traficar todo un surtido rico de sustancias prohibidas.

El cuarto cargo del que lo acusaban era lavado de dinero “procedente” de actividades del narcotráfico a través de la transferencia de recursos entre Estados Unidos y México.

Además, según los señalamientos del momento, bajo su mando, Cienfuegos Zepeda presuntamente ordenaba evitar confrontaciones militares contra el cártel para el que supuestamente trabajaba, el del H2, realizar operativos contra sus grupos rivales, facilitarle sus operaciones y advertir sobre operativos antinarco estadounidenses.

Tras su captura, el presidente Andrés Manuel López Obrador, dijo el día siguiente que este no era investigado en el país por ningún cargo y que recibió la noticia el mismo día de su detención.

Pero poco más de un mes después, con las elecciones de EUA celebradas y en medio de la resistencia de Trump a reconocer el triunfo de Biden, sumado al rechazo de AMLO a hacer lo propio como Jefe de Estado, las autoridades desecharon la acusación contra el general y lo entregaron a México. El 19 de ese mes aterrizaba en territorio mexicano y 58 días después quedaría totalmente exonerado, totalmente libre de culpa.

Y la pregunta es inevitable: ¿Qué hace al “Padrino” intocable? ¿A qué intereses responden las autoridades para que un militar de tan alto rango acusado directamente por la todapoderosa DEA de ser comparsa, protector y colaborador del narco en México, sea exonerado?

Esas respuestas, lamentablemente, es muy probable que nunca las sepamos.

Continuar leyendo

Reporte Nivel Uno No. 115

Política

CDMX

Tienes que leer