Conecte con nosotros
[adrotate banner="3"]

Elecciones 2017

El candidato tricolor, obligado a ser el del cambio: Alfredo del Mazo

Publicado

| Santiago I. Soriano Condado

Alfredo del Mazo Maza es la apuesta para darle continuidad a la hegemonía que el PRI siempre ha ostentado en tierras mexiquenses. Sin embargo, la coyuntura actual le exige ser también el candidato que garantice cambio a una entidad azotada como pocas por la inseguridad, la corrupción y la pobreza.

Los conceptos “oficialismo” y “alternancia” parecen ser diametrales en exceso, pero en una entidad tan compleja en sus necesidades como los es el Estado de México pueden no serlo tanto… al menos para el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y su candidato a la gubernatura: Alfredo del Mazo Maza.

Miembro de una larga tradición de poder mexiquense, el abanderado tricolor lleva en el apellido una fuerte responsabilidad, pues carga con el antecedente de que su abuelo y su padre fueron mandatarios del Estado de México, así como también lo fuera el presidente Enrique Peña Nieto.

Además de coincidir en su origen, los del Mazo y Peña Nieto tienen una cosa más en común: a cada quien le tocó gobernar una entidad azotada por el crimen, la pobreza y la corrupción, todos ellos problemas cada vez más acentuados.

Justo por eso, el exalcalde de Huixquilucan y diputado federal con licencia, a diferencia de sus antecesores, tiene una encomienda que parece descomunal: garantizarle a millones de mexiquenses ser la opción que ofrezca un cambio de ruta en una realidad que los golpea por todos los frentes, todos los días.

Pero eso no es todo, pues el candidato priista se enfrenta a lo que ni su padre, ni su abuelo: un sinfín de factores sociales que obstaculizan su camino hacia la Casa de Gobierno en Toluca.

De acuerdo con una encuesta realizada por el periódico Reforma, ocho de cada 10 mexiquenses quieren que haya un cambio de color en la gubernatura, y muestra de ello es la réplica de lo que fue la campaña electoral de Peña Nieto en 2005, cuando tras haber sido designado candidato de unidad, la elección estaba prevista para ser una contienda de tres, junto a los entonces candidatos del PAN y el PRD, Rubén Mendoza y Yeidckol Polevsnky.

Al igual que hace 12 años, la elección de 2017 en el Estado de México se proyecta para una contienda de tres donde, a diferencia del presidente Peña quien comenzó abajo en las encuestas, se coloca a los tres punteros con escasos puntos de diferencia entre sí, pero con Del Mazo a la cabeza.

En ese mismo sentido, el abanderado del oficialismo tendrá que reinventarse sobre la marcha ante dos figuras que le pisan los talones y que ofrecen lo mismo que él debe, desde ya, ofrecer a 11 millones 258 mil 125 de mexiquenses, y eso es el marcar una diferencia real respecto a la gestión de Eruviel Ávila.

“México quiere democracia, no demagogia”

Durante su abanderamiento como candidato en el Tecnológico de Estudios Superiores de Ecatepec, el municipio donde según datos del Inegi el 93 por ciento de sus habitantes se sienten inseguros en las calles, Alfredo del Mazo recordó la frase dicha por Luis Donaldo Colosio cuando era aspirante presidencial.

Ahí, arropado por el priismo de base y dirigente, dijo que “México quiere democracia y no demagogia”, apuntando sus misiles hacia el que en este momento es el principal enemigo de su partido: la promesa fácil de campaña que la izquierda ha enarbolado y aprovechado para crecer meteóricamente en las proyecciones de los futurólogos electorales.

Pero sin olvidar el inevitable pasado priista del Estado de México, también aseguró que el de ahora “es momento de defender lo que hemos construido, por eso quiero ser gobernador, porque puedo resolver los problemas”. Pero, ¿cuáles son?

Transparencia: la urgencia

La Encuesta Nacional de Calidad de Impacto Gubernamental que realiza el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), pintó de cuerpo entero a la entidad mexiquense. De acuerdo con dicho análisis, en promedio, en México se realizan 30 mil 97 actos de corrupción por cada 100 mil habitantes; en el estado que pretende gobernar Del Mazo la cifra se duplica dramáticamente: 62 mil 160 hechos por cada 100 mil.

Justo ahí radica una de las necesidades que desde la campaña tendrán que ser saneadas por el candidato, desde ahí empezar con la restructuración de una entidad clave, por no decir que indispensable, para el siguiente capítulo electoral del país: el 2018.

Por otra parte, dijo estar dispuesto a sostener un debate con sus rivales: la profesora de Texcoco y la excandidata presidencial en 2012, Josefina Vázquez Mota del PAN.

La seguridad que a todos hace falta

Los índices de inseguridad en el Estado de México son los más altos del país entero, de acuerdo con el Instituto de Estudios Legislativos, el cual apoyó su investigación en la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE) que lleva a cabo el Inegi.

El territorio mexiquense es el que mayor incidencia delictiva tiene: con más de 25 mil hechos entre extorsión; secuestro; homicidios; robo de vehículo, a transeúntes y casa habitación. Durante la primera mitad de 2016, los crímenes más comunes fueron el robo de vehículos y el robo a transeúnte.

En caso de ganar el próximo 4 de junio, del Mazo recibirá un Estado de México como el número uno de todo el país en la comisión de secuestros, robos de vehículos y a casa habitación.

Todo esto se traduce en que, de acuerdo con la ENVIPE, más del 90 por ciento de los mexiquenses mayores de edad están convencidos de que su entidad es insegura, lo cual les hace vivir con miedo.

De tal forma que el reto del candidato del partido en el poder estatal es mayúsculo. Incluso más que el promedio nacional, donde la prevalencia delictiva por cada 100 mil habitantes mayores de 18 años es de 28 mil 200 delitos.

En el Estado de México se cometen 45 mil 139 delitos de toda índole por cada 100 mil mayores de edad. Por esto mismo, el propio Alfredo del Mazo aseguró estar consciente de que los habitantes de la entidad exigen mayor seguridad. Por ello aseguró que su administración creará una estrategia conjunta con las policías municipales, el Mando Único y la Comisión Estatal de Seguridad. Dicha estrategia contempla la implementación de operativos que “resguarden la integridad de los mexiquenses”.

El priista recordó, en ese sentido, su periodo al frente de la presidencia municipal de Huixquilucan, donde el índice delictivo general se redujo un 39 por ciento, destacando una baja en delitos como el robo a transeúntes, de vehículos, al transporte público y casa habitación.

Abanderado de unidad

Durante su toma de protesta oficial como el candidato priista a la gubernatura, del Mazo demostró una cosa: que su partido le respalda más allá de haber sido designado o no desde la Presidencia de la República.

“Seré el candidato que más camine, que más escuche, que más puertas toque y que más propuestas tenga en una campaña. Sé que estamos decidiendo mucho más que los próximos seis años en el Estado de México”, dijo.

En tales palabras, el político de una dinastía de gobernadores aceptaba el reto de enfilar a su partido hacia la última gran apuesta que les queda en 2018, la cita con su historia misma y la de su futuro en la vida política de México.

El mensaje cobra relevancia al haber sido pronunciado ante el dirigente nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza, y frente los gobernadores de Colima, José Ignacio Peralta; Guerrero, Héctor Astudillo; Jalisco, Aristóteles Sandoval; Sonora, Claudia Pavlovich; y Oaxaca, Alejandro Murat.

Su punto medular fue al admitir que “los mexiquenses quieren un cambio y yo también, un cambio que pueda cuidar lo que tenemos y mejorar lo que está pendiente. Para gobernar nuestro estado se necesita carácter, para enfrentar los retos se necesita capacidad, pero sobre todo se necesita escuchar la gente”.

Sobre el proyecto que pretende, Alfredo del Mazo aseguró que busca uno que dé prioridad al apoyo social “a millones de familias mexiquenses, que nos permita cuidar la salud de las mujeres mexiquenses”.

No es casualidad que sean ellas quienes cobren relevancia en su mensaje, pues el Estado de México atraviesa graves problemas de violencia de género, donde las alertas y medidas adoptadas hasta la fecha no han podido evitar más de medio centenar de homicidios contra mujeres, de acuerdo con reportes periodísticos.

“Nada nos lastima más que las injusticias que sufren las mujeres todos los días. Para mí, cada mujer es un sueño, una historia y una causa, y sus causas son mis causas”, finalizó el candidato.

Así pues, arranca el candidato. Obligado por historia, herencia familiar y, por si fuera poco, por la necesidad de paliar los estragos de la no alternancia.

Elecciones 2017

Tribunal Electoral valida triunfo de Alfredo Del Mazo en Edomex

Publicado

el

MÉXICO.- El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) validó el triunfo del priista Alfredo Del Mazo Masa en la elección al gobierno por el Estado de México. La autoridad federal aseguró que aun cuando los computos finales cambiaron, se sostiene el triunfo de Del Mazo sobre los demás candidatos al gobierno de esa entidad federativa.

“La diferencia entre el primer y el segundo lugar no fue relevante, a partir de agravio y pruebas aportadas no es posible acreditar irregularidades que lleven a declarar la nulidad,por lo que se propone confirmar la decisión del Tribunal del Estado de México y declarar la validez de la elección” sostuvo la magistrada presidenta, Jannie Ptálora Malassis.

en esta resolución la candidata de Morena, Delfiina Gómez deberá pagar 745 mil 112 pesos como resultado de actos anticipados de campaña.

Redacción RN1
Seguir leyendo

Elecciones 2018

CDMX

Anuncios Enter ad code here

Tienes que leer