Conecte con nosotros
[adrotate banner="3"]

Mundo

México en el G-20: Retos, acuerdos… y Trump

Publicado

| Santiago I. Soriano Condado

La expectativa era trascendental, aunque el resultado no fue más allá de lo que hemos escuchado desde que comenzaron las “nuevas” relaciones bilaterales entre México y EUA. En Hamburgo, la diplomacia nacional nuevamente estuvo a prueba ante un bully acostumbrado a dar espectáculos. Este es el saldo de la cumbre del G-20.

Del 7 a 9 de julio pasado, Hamburgo, Alemania, alojó a los jefes de Estado de las 20 economías más influyentes del mundo, grupo donde México se encuentra y por lo cual el presidente Enrique Peña Nieto viajó al país europeo donde, entre otras cosas, se dio el esperado primer encuentro con Donald Trump desde que este asumió el control de la Casa Blanca en enero.

En la cumbre, que dejó varios ecos y sabores de boca agridulces, se abordó frontalmente, quizá de forma implícita, una política internacional que sirve de contrapeso al proteccionismo que pretende encabezar el mandatario estadounidense, partiendo de su abandono del Acuerdo Transpacífico (TPP, en inglés) y el Acuerdo de París contra el Cambio Climático.

Las prioridades, sin embargo, siguen siendo el combate al terrorismo y el impulso de la economía mundial a través del libre comercio, lo cual también es opuesto a lo que el republicano ha promovido desde que era candidato a la presidencia estadounidense.

En ese sentido, Peña Nieto fijó la postura del país: abierto al libre comercio, así como darle respaldo al sistema multilateral de comercio sólido, transparente y basado en reglas fijadas por la Organización Mundial de Comercio (OMC).

Sobre el terrorismo, el mandatario mexicano aseguró que el país condena cada acto y cualquiera de sus expresiones, en lo que coincidieron sus 19 homólogos.

Pero nada de eso importaba mucho a los mexicanos, sino lo que pasaría durante su encuentro con Trump, mismo que desde días antes de su realización el propio canciller Luis Videgaray adelantaba que sería breve y sin “muchos acuerdos relevantes”.

El secretario de Relaciones Exteriores no contaba con la actitud pendenciera de Trump, quien regaló un momento que levantó gran polémica entre la opinión pública y que medios estadounidenses captaron tras la charla de unos 40 minutos con Peña Nieto.

A pregunta expresa de si EUA aún esperaba que México pagara la totalidad del muro fronterizo que pretende erigir, el magnate soltó un “absolutamente”, ante la presencia del presidente y su comitiva.

Las reacciones, desde luego, no tardaron. En redes sociales se generalizó la indignación, mientras que en las mesas de análisis se habló de diplomacia contra las “patadas bajo de la mesa” de un empresario jugando a ser político y que ya tiene suficientes problemas en su aún breve administración, como para considerársele alguien que merezca mayor preocupación que la del (gran) poder que ostenta.

Pero más allá del episodio y el antecedente que sienta la postura del presidente de Estados Unidos, México se sentó de nueva cuenta con sus aliados (Canadá y Justin Trudeau fue el más vistoso de todos). ¿Cuál es el balance entonces?

Trump, las patadas y los manotazos

De acuerdo con analistas, como Rafael Hernández de Castro, la actitud de Peña Nieto al dejar pasar el comentario de Trump sobre la construcción del muro fue la más acertada, sobre quien, consideró también, no hay nada que esperar, salvo mantener una distancia con él.

Pese a esto, poco después de que se divulgara la versión del “absolutamente” respondido, la cancillería y la dirección de Comunicación Social de la Presidencia de la República reiteraron que ellos no escucharon nada de esto durante la reunión, además de insistir en que el tema del muro no formó parte de la conversación entre ambos mandatarios.

Peña Nieto, por su parte, no fue ajeno al instante y fijó una posición al respecto apenas al día siguiente. Aseguró que “claramente nuestra relación bilateral no puede estar marcada por murmullos, como los que, eventualmente, ayer tuvieron lugar. Nuestra relación tiene que abocarse a buscar generar respeto mutuo, a generar confianza y a trabajar en una actitud positiva”.

Recalcó que “como en su momento lo conversamos el presidente Trump y su servidor, dejar de lado las marcadas diferencias que tenemos, particularmente en lo que tiene ver con quién paga el muro, que no debe prestar, no debe ocuparnos hoy nuestra atención, sino concentrarnos en los temas que verdaderamente hoy significan generar condiciones de bienestar para nuestras sociedades”.

El economista Luis de la Calle, mientras tanto, coincidió en que lo mejor fue dejar pasar el embate de Trump, puesto que México solo debe reaccionar enérgicamente hasta que exista un papel membretado y firmado, y no con tuits o mensajes de radio y televisión.

Pese al revuelo, el muro no fue el tema más relevante (pero sí el que más polémica causó). Ese lugar lo ocupó la inminente renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), la cual, de no hacerse “de forma completa”, Trump ya amenazó con abandonarlo “para siempre”.

Sobre esto, Peña Nieto dijo tras el encuentro con el estadounidense que la intención de ambos sobre estas nuevas jornadas de negociación es que “sea un acuerdo que dé mayores oportunidades a los agentes económicos de nuestros países, para generar empleos, para generar riqueza, para generar bienestar en los tres países miembros del Acuerdo de Libre Comercio”.

La lectura de la presión que está dándose ahora desde Washington sobre esta renegociación es que estos van perdiendo, por lo que es complicado que haya un final exitoso, a consideración de Luis de la Calle.

“La única manera de que la negociación tenga éxito es que los tres, Canadá es un jugador importante por supuesto, tengamos un mismo objetivo y el objetivo debe ser cómo hacer a América del Norte competitiva con respecto al resto del mundo”, aseguró durante un debate tras el paso de Peña por Alemania.

Pese a esto, existen voces contrarias, pues de acuerdo con otros análisis, tras la reunión entre ambos está prácticamente disipado un rompimiento total del TLCAN, pues ahí se culminaron meses de negociaciones previas entre los gabinetes de ambos mandatarios.

Cabe recordar que desde abril pasado corrió el rumor de que Trump ya tenía lista una orden ejecutiva para abandonar el acuerdo comercial definitivamente, lo que de momento sacudió el tipo de cambio, tirando al peso y provocando pánico en Los Pinos.

Desde ese instante, los gobiernos de México y Canadá sostuvieron sondeos entre distintos sectores en EUA, al tiempo que las declaraciones de los funcionarios clave de este proceso fueron cada vez menos agresivas y más abiertas a esperar por la negociación.

Pero la amenaza del estadounidense ahí está, latente y posible, misma que puede ocurrir en cualquier instante como ya ha ocurrido con otras decisiones. Aunque así ocurriera, México tiene, al menos por ahora, a un aliado de peso: Canadá, en la figura de Justin Trudeau.

México–Canadá, en la misma sintonía

Apenas 24 horas después de haberse reunido con Trump, el presidente hizo lo propio con el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, lo cual ocurrió una semana después de que la Alianza del Pacífico, el bloque conformado por México, Colombia, Chile y Perú, eligiera a Canadá como un “Estado Asociado” para negociar juntos un acuerdo de libre comercio.

Ahí, ambos mandatarios tocaron el tema del TLCAN que se prevé comience sus renegociaciones formales a mediados de agosto.

En la charla, Peña y Trudeau coincidieron en que el nuevo acuerdo trilateral deberá garantizar el libre comercio, así como el libre flujo de inversiones entre los países; ahí mismo el mandatario nacional recalcó la relevancia de Canadá como socio, vecino y amigo.

De esta forma, se confirma que la figura de Justin Trudeau, de un político vanguardista, quien apuesta por la conciliación ante la confrontación, se está convirtiendo en la de quien respaldaría a México ante los embates del bully Trump.

Peña invitó formalmente a Trudeau para que visite pronto México con el fin de “continuar avanzando en la agenda entre los dos países”, de acuerdo con un comunicado de Presidencia.

De esta forma, Peña Nieto volvió a México con un fajo de pendientes cuyos primeros pasos fue a dar en Hamburgo. Faltará que se concreten durante los últimos meses de su administración.

Mundo

Estudiante sobreviviente de tiroteo exige a Trump mayor control de armas

Publicado

el

Florida,77kb,tiroteo
La joven de 19 años sobreviviente del tiroteo reprochó a los funcionarios del gobierno que reciban dinero de la Asociación Nacional del Rifle (NRA), que suele entregar donativos para campañas políticas.

EUA.- Emma González, una estudiante que sobrevivió al tiroteo del pasado miércoles en la escuela Marjorie Stoneman Douglas High School, donde murieron 17 personas, pronunció hoy un apasionado discurso en el que urgió al presidente Donald Trump a controlar la venta y posesión de armas.

En un mitin frente al edificio de la Corte Federal en Fort Lauderdale, en apoyo a las familias de las víctimas del tiroteo y para exigir una ley de armas seguras, la joven de 19 años reprochó a los funcionarios del gobierno que reciban dinero de la Asociación Nacional del Rifle (NRA), que suele entregar donativos para campañas políticas.

“Para cada político que está sacando dinero de la NRA, es una pena”, dijo Emma, limpiándose las lágrimas de la cara, mientras la muchedumbre a su alrededor gritaba: “Qué vergüenza”.

“Si el presidente quiere acercarse a mí, y decirme cara a cara que fue una tragedia terrible y que nunca debería haber sucedido (…) voy a estar feliz de preguntarle, ¿cuánto dinero recibió de la Asociación Nacional del Rifle?”, dijo González en el mitin.

En Florida, 17 estudiantes perdieron la vida a manos de un compañero

“No importa, porque yo ya sé, ¡30 millones de dólares!”, añadió la joven, quien se ha manifestado junto con sus compañeros de clase que sobrevivieron a la tragedia para exigir una legislación de armas más estricta.

“Los estudiantes de Marjory Stoneman estamos preparados para tomar medidas (…) seremos el último tiroteo masivo. Vamos a cambiar la ley, al igual que Tinker v. Des Moines, (la decisión de la Suprema Corte que definió los derechos constitucionales de los estudiantes en las escuelas públicas)”.

“Esa va a ser Marjory Stoneman Douglas (…) y todo se debe al esfuerzo incansable de la junta escolar, los miembros de la facultad, los miembros de la familia y, lo más importante, los estudiantes”, puntualizó González.

La joven criticó también a quienes dicen que el tema que debe preocupar es la salud mental y no el control de armas. “Tenemos que prestar atención al hecho de que esto no es solo un problema de salud mental (…) Él (el homicida) no hubiera podido matar a tantas personas con un cuchillo”, sostuvo.

MT

Seguir leyendo

Elecciones 2018

CDMX

Anuncios Enter ad code here

Tienes que leer