Conecte con nosotros

Política

¡Ojo! Alerta de spoiler: Javier Duarte, culpable…

Publicado

| Redacción RN1


El primer encuentro de Javier Duarte con la justicia mexicana le abrió la posibilidad de salir libre. Un mal desempeño de los fiscales de la PGR durante la primer audiencia alimentó esa posibilidad no sólo en la imaginación del ex gobernador de Veracruz, sino también en la opinión pública.

Para la segunda audiencia las cosas cambiaron radicalmente y la Procuraduría logró hasta borrarle la altanera sonrisa al nuevo “innombrable”.


“Señor presentado yo no estoy concluyendo aquí que usted sea culpable o inocente. Pero sí me parece que los datos de prueba aportados por los fiscales son suficientes para concluir que en Veracruz se cometieron delitos por una organización criminal, y que probablemente usted la encabezaba”.

Esta frase, pronunciada por un juez federal al finalizar la segunda audiencia, desplomó la posibilidad del ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte, de enfrentar su proceso en libertad, una alternativa que se abrió ante el pobre desempeño de los fiscales de la Procuraduría General de la República en la primera audiencia.

Pero en la segunda audiencia las cosas cambiaron y la sonrisa y altanería que en Guatemala repartía a diestra y siniestra simplemente se borró, tanto que en las 12 horas que duró la audiencia, Javier Duarte no pronunció más de cuatro palabras, mientras que sus abogados reculaban, ahora sí, las acusaciones de los fiscales.

De esta forma, Javier Duarte escuchó, en sepulcral silencio y llevándose un vaso de agua a la boca cómo el juez decidía que había pruebas suficientes para comenzar un juicio en su contra por los delitos de lavado de dinero y delincuencia organizada.

El final feliz que prospectaban Javier Duarte y sus siete abogados no sucedió y ahora sí, va en serio.

Para la segunda audiencia la Procuraduría General de la República duplicó la fuerza. En la primera envió tres fiscales, pero en la segunda, el equipo constó de seis agentes del Ministerio Público, entre ellos el propio subprocurador de Delincuencia Organizada de la PGR, Israel Lira Salas.

Días antes, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, había sumado presión a la PGR y había pedido a la opinión pública “confiar” en la capacidad de enfrentar el caso de la Procuraduría, ante las suspicacias que se habían levantado sobre un posible contubernio entre el Gobierno Federal y Duarte para que éste enfrentara su proceso en libertad, tras el lamentable trabajo de los fiscales en la primera audiencia.
Es por ello que al equipo de los acusadores se sumó el re-presentante jurídico de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda, quien tampoco había estado en la primera audiencia.
Las reacciones de los abogados de Duarte no tardaron mu-cho. Uno de ellos, Marco Antonio del Toro acusó: “Nos quieren montonear. Esto no es legal”.
El peligro de que Javier Duarte saliera libre era latente. Los abogados defensores alegaron que la presencia del funcionario de Hacienda respondía a que los acusadores querían sacar ventaja y que, prácticamente, sobraba la presencia del mismo en la audiencia. El juez no tardó en desechar el reclamo al concluir que la Secretaría que dirige Antonio Meade, como denunciante, tenía el derecho de sumarse al equipo de la fiscalía.

Tras esta primera derrota, Del Toro pidió al juez no se considerara la declaración de Alfonso Ortega López, exabogado de Duarte y testigo clave de la PGR en la investigación, alegando que dicho testimonio presentaba varias inconsistencias, entre las que destacó, que dicha persona pudo haber sido “coaccionada” para que declarara contra el exgobernador a cambio de inmunidad y beneficios.

Alegó que el expediente que se le había entregado a la defensa no contenía el video de la declaración de Ortega López y que “con muchos trabajos” lograron de hacerse de él en Guatemala. Asimismo, subrayó que al comparar el video con la versión estenográfica de la declaración que sí les entregaron, fueron detectados algunas variaciones. Del Toro sentenció dos veces: “Es una prueba alterada”.

No obstante, el juez federal desestimó la petición argumentando que la PGR todavía no presentaba sus elementos; y en cuanto al video y la transcripción el juez determinó que aun cuando las pruebas pudieran presentar errores estas sólo eran un “dato de prueba” válido para el caso.

¿Testimonio irrefutable

La declaración de Alfonso Ortega López, acusado de ser el cerebro, tanto financiero como jurídico, de la presunta organización criminal liderada por Javier Duarte, fue la punta de lanza de los fiscales de la PGR para demostrar que en Veracruz se cometieron delitos por una organización criminal.

En la segunda audiencia la PGR decidió leer la declaración de Ortega López en la que, de forma detallada y por un lapso de 50 minutos, acusa al ex gobernador veracruzano de liderar diversas operaciones ilegales para enriquecerse prácticamente desde el primer día de su gestión.

Los defensores de Duarte trataron sin éxito detenerla, pues el juez les increpó: “¿Y usted cómo pretende entonces que yo y todos los que estamos aquí en esta audiencia sepamos qué dijo esta persona? Porque yo decido en base a lo que aquí escucho”.

De este modo se relataron diversos hechos como la adquisición de propiedades que van de Veracruz a Nueva York, has-ta la compra de unos aretes en Polanco por 40 mil dólares o un anillo de 160 mil dólares para Karime Macías. Incluso Ortega habla sobre pagos millonarios que tuvo que hacer en efectivo, como el de 70 millones de pesos al “periódico Reporte Índigo”.

Revelaciones incómodas

Durante la segunda audiencia la PGR puso en la mesa 82 da-tos de prueba que la dependencia consideraba esenciales para comprobar que Duarte era la cabeza de una “organización criminal” que despojó recursos públicos de Veracruz y, que a través de prestanombres obtuvo propiedades y bienes con dinero que éstos se encargaron de “lavar”, es decir, de ocultar su origen.

Pero una revelación fue la que acabó por hundir más a Javier Duarte. El titular de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) Israel Lira Salas explicó, con una presentación electrónica, el entramado de empresas fantasma que habían triangulado recursos para “fondear” a dos empresas: Brades y Terra, las cuales “simula-ron la compra de terrenos ejidales en Campeche a prestanombres de Duarte que se hicieron pasar como ejidatarios, y con un sobreprecio de más de 16,000%.

“Estas personas compraron a verdaderos campesinos un metro cuadrado de tierra a un peso, y un año después lo vendieron en 253 pesos”, dijo Lira. El subprocurador aclaró que todo fue simulado pues las empresas en realidad eran parte de la misma red que compró los terrenos por casi nada, pero se trataba de dar una apariencia legal al dinero.

“Para colmo el campesino Mansur ni siquiera pagó un peso de impuestos por estas transacciones”, abonó, al tiempo en que dijo que lo importante del caso no era a cuánto ascendían los recursos desviados y de qué dependencias habían salido.

“No es el tema del caso ni lo relevante porque el lavado de dinero se puede cometer con un solo peso, si tanto nos interesa hacer matemáticas aquí les dejamos esta información” dijo el subprocurador. La lámina mostrada en pantalla revelaba múltiples salidas de cinco dependencias de Veracruz por más de mil 600 millones de pesos, presuntamente a empresas fantasma.

La PGR siguió con la descripción de otras pruebas y declaraciones, entre las que destacó la de Juan Janeiro Rodríguez, otro exabogado de Duarte que ahora colabora con la PGR. El testigo narró varias operaciones irregulares con recursos públicos que le ordenó el exgobernador.

“Esto llegó al punto que una vez, el 28 de febrero de 2014, me llegó un mensaje urgente para comprar una camioneta Land Rover y un departamento en la Ciudad de México. Cuan-do pregunté me dijeron que era para Xochitl 3, la novia del exgobernador. Eso fue con dinero público”, reveló Janeiro.

Ni siquiera metieron las manos

La defensa de Javier Duarte, encabezada por Marco Antonio del Toro, hicieron lo propio pero con menos contundencia que los fiscales, pues con cuatro cartulinas se intentó mostrar supuestas “inconsistencias” en los 38 millones que en la audiencia inicial los fiscales solo pudieron detectar. Pero el caso había quedado prácticamente rebasado ya con la exposición previa de múltiples datos de la PGR.

Al final de la audiencia, Javier Duarte no tuvo más opción que decir por tercera ocasión: “me apego a lo dicho por mi defensa su señoría”.

Del Toro, desbordado por la cruenta batalla, solicitó al juez copia detallada de todo el expediente, pues advirtió que apelará la resolución para que la revise un tribunal.

Mientras que a los fiscales les dijo: “Colegas, han dado una pelea férrea esta vez y se les reconoce su esfuerzo. Sin duda nos seguiremos viendo”.

Seguir leyendo
Clic para comentar

Debes iniciar sesión para publicar un comentario Iniciar sesión

Dejar un Comentario

Política

Rosario Robles se presenta ante PGR por presunto desvío

Publicado

el

robles_sedatu, Rosario Robles, 87 kb, Robles
Foto: Cuartoscuro

MÉXICO.- Rosario Robles Berlanga, titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano (Sedatu), indicó que “es absolutamente falso” el señalamiento sobre presuntas irregularidades en el manejo de recursos públicos.

La funcionaria federal se presentó en la delegación de la Procuraduría General de la República (PGR), en la Ciudad de México, para responder a los señalamientos en su contra, hechos en un medio de comunicación, ante los cuales pidió que se presenten pruebas.

TE PODRÍA INTERESAR: Empresa francesa anuncia a Peña Nieto inversión de entre 25 y 30 mdd

Robles Berlanga sostuvo que la Auditoría Superior de la Federación (ASF), en el ámbito de sus facultades, analiza las cuentas públicas y establece observaciones que se desahogan en tiempo y forma por las áreas correspondientes.

En ese sentido abundó que ella, en su carácter de titular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), en su momento, y a hora de la Sedatu, giró instrucciones para que las áreas observadas respondieran de manera puntual.

TE PODRÍA INTERESAR: Dan prisión a Javier Nava, operador de desvíos de Javier Duarte

“El patrimonio es público y mi única propiedad sigue siendo la casa que tengo desde hace 22 años en el Barrio de Los Reyes Coyoacán”, expresó Rosario Robles quien subrayó que su situación financiera, es absolutamente coherente con los ingresos que ha recibido.

Refirió que acudió a la PGR porque el día de ayer un periódico publicó que la Auditoría Superior de la Federación había documentado un supuesto desvío de recursos públicos hacia su persona, por lo que pidió a dicho medio que presente documentos sobre el particular.

TE PODRÍA INTERESAR: Ricardo Anaya tiene más escándalos que experiencia: Ochoa Reza

Aclaró que, “dado que no existe este documental y no hay absolutamente ninguna prueba que a mí en lo personal me vincule en un esquema de triangulación de recursos solicité derecho de réplica, que hasta el momento no ha sido atendido conforme a la ley”.

La titular de Sedatu dijo que se presentó ante la PGR “porque siempre he dado la cara ante este tipo de situaciones, porque siempre he sostenido que la que nada debe, nada teme” y sostuvo que a quienes piden que se le investigue, ella ya lo ha solicitado por escrito tanto de su situación financiera como de su evaluación patrimonial “porque no tengo nada que ocultar”.

TE PODRÍA INTERESAR: Madero impugna candidatura plurinominal de Miguel Ángel Mancera

Robles Berlanga reiteró su absoluto compromiso con la libertad de expresión, al mismo tiempo que defiende otros principios fundamentales como el derecho a la honra y a la reputación, así como el principio de presunción de inocencia.

“Mi situación financiera es absolutamente coherente con los ingresos que he recibido y añado el hecho de que yo uso mi auto personal, mis celulares, pago mi gasolina, y todos los gastos derivados de comidas, aunque sean de trabajo, por mis propios medios”, subrayó.

Notimex/ssc

Seguir leyendo
Anuncios

Elecciones 2018

CDMX

Anuncios

Tienes que leer