Conecte con nosotros
[adrotate banner="3"]

Mundo

TLCAN: 27 discusiones después, Trump vuelve a amenazarnos

Publicado

Santiago I. Soriano Condado

Del 16 al 20 de agosto pasado, México, Canadá y Estados Unidos llevaron a cabo la primera ronda de renegociación del Tratado de Libre Comercio. En 27 mesas de trabajo discutieron temas como dumping, subsidios, agricultura, medio ambiente, compras de gobierno, salarios y más. La siguiente ronda se realizará en México, del 1 al 5 de septiembre; y se prevé que la tercera tenga sede en Canadá, durante la última semana de este mes.


Los equipos encabezados por Steve Verheul, de Canadá; John Melle, de Estados Unidos (EUA); y Kenneth Smith, del lado mexicano, finalizaron la primera ronda de renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) sin que se hayan dado grandes avances.

En estas primeras charlas, donde se establecieron 27 mesas de trabajo sobre diversos temas de interés para las tres naciones, los representantes se dedicaron al intercambio de visión sobre los puntos a modificar en el tratado, comenzando así con los primeros trabajos para los nuevos textos oficiales del mismo.

Así lo manifestaron México, Canadá y Estados Unidos en un comunicado conjunto tras finalizar sus pláticas, donde también dejaron claro que las próximas reuniones de trabajo serán en México y Canadá durante el mes de septiembre, para estar de vuelta en el país gobernado por Donald Trump en octubre, donde habrá rondas adicionales que ya se previeron para el resto de 2017.

La prioridad de los implicados es seguir con “un proceso amplio y acelerado de negociación que actualizará nuestro acuerdo y establecerá estándares del siglo XXI en beneficio de los ciudadanos”.

Sin embargo, como ya es una costumbre desde su campaña y posterior inauguración de su presidencia, Donald Trump volvió a su estilo: el de las amenazas y amagues que solo son interpretados desde México ¬–así lo manifestó el canciller Luis Videgaray– como una estrategia que busca intimidar a sus contrapartes. De igual forma fue recibido el nuevo dicho del magnate en Canadá.

“Personalmente, no creo que podamos llegar a un acuerdo… Creo que probablemente terminaremos retirándonos del TLCAN en algún momento”, declaró Trump ante un grupo de simpatizantes durante un mitin, olvidándose (o ignorando) que el TLCAN es la piedra angular de una cuarta parte del Producto Interno Bruto (PIB) de la economía mundial.

La posición del republicano es, además, contraria a voces dentro de la propia Casa Blanca, donde hay plena consciencia de la relevancia del tratado para su país y el mundo, lo cual suma una tensión más a la ya de por sí diluida administración del poder por parte del presidente estadounidense.

Más allá de este nuevo berrinche, ¿qué dejó en realidad la primera ronda de renegociación del TLCAN?

Las claves de la renegociación

De entrada, hay plena coincidencia en solamente un tema: que esta renegociación sea rápida. En otros puntos, los encargados de dirigir estas conversaciones presentaron desencuentros que pintan los intereses de cada país respecto a sus todavía socios comerciales.

Luego de que finalizaran las mesas de discusión quedaron entre seis y nueve reuniones más que deberán realizarse para obtener un nuevo marco que integre al comercio de México, Canadá y Estados Unidos.

Las claves tras la primera ronda son cinco: primero, EUA tiene como principal prioridad reducir su déficit comercial con México; segundo, los empresarios mexicanos no ven con buenos ojos la discusión salarial que los estadounidenses y canadienses han puesto sobre la mesa; de esto último, se desprende la tercera de las piezas clave: que tanto EUA como Canadá buscan cambios radicales en el TLCAN, mientras que México es mucho más conservador al respecto, argumentando principalmente que “nuestro primer reto es encontrar el punto medio entre intereses comunes para los tres países”, como declaró el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo.

La cuarta clave son las reglas de origen, mismas que han dado pie a un aumento de controversia entre las partes involucradas, pues estas funcionan para fijar criterios de política comercial trilateral. Trump exige que se fijen reglas de origen por país y no por región, lo cual se complica cuando un producto final está elaborado en distintas nacionales.

Y el último de los puntos fundamentales es la intención de eliminar el Capítulo 19 del TLCAN. Dicha sección establece la manera en que los diferendos comerciales entre productores y exportadores de los tres países deben de resolverse, garantizando también que cualquier diferencia se solucione en un panel binacional sin que sean las leyes de México, Canadá o EUA las que determinen el asunto.

Sobre esto último, el gobierno del magnate busca eliminar dicho capítulo por considerar que atenta contra la soberanía de su país; Canadá condicionó su permanencia en el TLCAN a que el 19 no sea tocado; mientras que México no definió una postura concisa al respecto.

“Todos los temas respecto al mecanismo del TLCAN para resolver controversias deben mejorar la certidumbre”, dijo Guajardo al respecto, sea lo que sea que esto signifique.

Empresarios de EUA defienden el TLCAN

Los dirigentes de la Mesa Redonda Empresarial, Joshua Bolten; de la Asociación Nacional de Manufactureros (NAM, en inglés), Jay Timmons; y de la Cámara de Comercio (USCC, en inglés), Thomas Donohue, advirtieron a la Casa Blanca que el deseo de modernizar el TLCAN está condicionado a que se mantenga el Capítulo 19.

En una carta dirigida al representante comercial de Washington, Robert Lighthizer, los empresarios dijeron que “los intentos por eliminar o debilitar el Mecanismo de Resolución de Disputas para Inversionistas (ISDS) perjudicará a los negocios y trabajadores estadunidenses¬”.

La misiva, que también fue enviada a los secretarios del Tesoro, Comercio y Estado, asegura que eliminar el Capítulo 19 “erosionaría el apoyo de la comunidad empresarial a las negociaciones para la modernización del TLCAN”.

Contrariando el argumento de que dicho fragmento del tratado va contra la soberanía estadounidense, la cúpula empresarial de este país aseguró que esto no es así, sino que en realidad “preserva las garantías de propiedad privada garantizadas bajo la Constitución, y obliga a otros países a preservarlas también”.

Como cereza en el pastel, los firmantes del mensaje recordaron que el ISDS se ha utilizado en pocos casos contra EUA, mismas veces en las que este país no ha perdido dichos diferendos.

Una vez más, la “verdad” de Trump fue fácilmente derribada.

Canadá quiere mejor salario… para México

Los sindicatos canadienses pidieron que los salarios en México, para fines de un mejor TLCAN, deben incrementarse como medida para paliar la pobreza del 52 por ciento de mexicanos que viven en tal condición.

El empresariado canadiense ve que no existe manera de competir con los mexicanos dados los bajos sueldos que reciben, lo que ven como una causa de que más de la mitad del país viva en pobreza.

Por esto, la medida que ven desde el país que gobierna Justin Trudeau es que el salario mínimo actual de México, que es de 0.90 dólares por hora, suba a cuatro.

Al respecto, México ha sido tajante a través de Ildefonso Guajardo asegurando que el tema no es parte de la renegociación, puesto que se trata de un asunto que le corresponde a cada país resolverlo en su interior y no como parte de un acuerdo comercial entre tres países.

Los empresarios mexicanos, por su parte, ya fijaron una postura ante esa posibilidad, y es clara: es un asunto que debe resolverse en casa y que no debe incluirse en el TLCAN.

Sin embargo, al menos en la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), existe la propuesta de elevar el salario de 80.04 pesos por día a 92 pesos, para que México llegue con esa decisión tomada a la próxima ronda de renegociaciones que se realizará del 1 al 5 de septiembre en nuestro país.

Otro acuerdo: todos callados

Aunque solo se ha trazado una ruta a seguir, sí existió un acuerdo que México, Canadá y Estados Unidos alcanzaron: el de evitar filtraciones durante las renegociaciones.

The Canadian Press dio a conocer que los tres países firmaron un acuerdo de confidencialidad, mismo que contiene una serie de reglas para evitar que detalles sobre las ofertas hechas por cada uno sean ventiladas.

Los gobiernos tienen prohibido, según el acuerdo, distribuir toda clase de texto, correo electrónico, propuesta y presentación que se integre a las ofertas de las otras partes negociadoras.

Sin embargo, en ese punto, existen dos excepciones: sí pueden compartir información internamente entre funcionarios y, esta vez de manera externa, con líderes sectoriales que consulten la negociación. Cuando no se utilicen, los archivos deberán archivarse bajo la marca “Confidencial”.

Este acuerdo, además, expirará hasta dentro de cuatro años a partir de que finalicen formalmente las negociaciones, el cual se firmó con el fin de “mantener la confidencialidad de los documentos, y al mismo tiempo permitir a las partes negociadoras desarrollar sus posiciones, comunicarse internamente y entre sí, y comprometerse con su público como lo consideren apropiado según el desarrollo y la comunicación de sus posiciones”.

La base de este documento firmado por los países miembro del TLCAN son tres: que cada gobierno está restringido para compartir información, misma que está limitada a los documentos de otras partes negociadoras; el acuerdo se publicó la semana en que finalizó la primera ronda de conversaciones por el representante comercial de EUA, tras ser firmado el mes pasado por los líderes de las mismas; y, finalmente, los acuerdos para proteger información son calificados como “estándar” en las negociaciones comerciales.

Así las cosas en la primera ronda en que midieron fuerzas los tres países de América del Norte. Nada para nadie… todavía.

Mundo

Estudiante sobreviviente de tiroteo exige a Trump mayor control de armas

Publicado

el

Florida,77kb,tiroteo
La joven de 19 años sobreviviente del tiroteo reprochó a los funcionarios del gobierno que reciban dinero de la Asociación Nacional del Rifle (NRA), que suele entregar donativos para campañas políticas.

EUA.- Emma González, una estudiante que sobrevivió al tiroteo del pasado miércoles en la escuela Marjorie Stoneman Douglas High School, donde murieron 17 personas, pronunció hoy un apasionado discurso en el que urgió al presidente Donald Trump a controlar la venta y posesión de armas.

En un mitin frente al edificio de la Corte Federal en Fort Lauderdale, en apoyo a las familias de las víctimas del tiroteo y para exigir una ley de armas seguras, la joven de 19 años reprochó a los funcionarios del gobierno que reciban dinero de la Asociación Nacional del Rifle (NRA), que suele entregar donativos para campañas políticas.

“Para cada político que está sacando dinero de la NRA, es una pena”, dijo Emma, limpiándose las lágrimas de la cara, mientras la muchedumbre a su alrededor gritaba: “Qué vergüenza”.

“Si el presidente quiere acercarse a mí, y decirme cara a cara que fue una tragedia terrible y que nunca debería haber sucedido (…) voy a estar feliz de preguntarle, ¿cuánto dinero recibió de la Asociación Nacional del Rifle?”, dijo González en el mitin.

En Florida, 17 estudiantes perdieron la vida a manos de un compañero

“No importa, porque yo ya sé, ¡30 millones de dólares!”, añadió la joven, quien se ha manifestado junto con sus compañeros de clase que sobrevivieron a la tragedia para exigir una legislación de armas más estricta.

“Los estudiantes de Marjory Stoneman estamos preparados para tomar medidas (…) seremos el último tiroteo masivo. Vamos a cambiar la ley, al igual que Tinker v. Des Moines, (la decisión de la Suprema Corte que definió los derechos constitucionales de los estudiantes en las escuelas públicas)”.

“Esa va a ser Marjory Stoneman Douglas (…) y todo se debe al esfuerzo incansable de la junta escolar, los miembros de la facultad, los miembros de la familia y, lo más importante, los estudiantes”, puntualizó González.

La joven criticó también a quienes dicen que el tema que debe preocupar es la salud mental y no el control de armas. “Tenemos que prestar atención al hecho de que esto no es solo un problema de salud mental (…) Él (el homicida) no hubiera podido matar a tantas personas con un cuchillo”, sostuvo.

MT

Seguir leyendo

Elecciones 2018

CDMX

Anuncios Enter ad code here

Tienes que leer