Conecte con nosotros

Opinión

Inteligencia y espionaje: controvertidas, pero necesarias

Publicado

¿Qué implica desaparecer al Cisen? Poca cosa, el precandidato de Morena, palabras más, palabras menos, le notifica a la ciudadanía que el Estado mexicano va a prescindir de su principal firewall y de su más efectivo antivirus frente a amenazas y riesgos propios de un Estado moderno, como el mexicano

Inteligencia, ese extraño término no tan lejano de esa facultad mental que permite tomar decisiones y formarse una idea determinada de la realidad, es para efectos prácticos lo que define la acción del Estado para recolectar, procesar y utilizar información útil en la toma de decisiones para prácticamente casi cualquier materia o actividad humana.

Los órganos de inteligencia del Estado mexicano son varios y afortunadamente pasan por debajo del radar del ojo, legítimamente, crítico del ciudadano. Estos van desde algunas funciones y facultades de los cuerpos de protección civil, hasta algunas actividades propias de la diplomacia mexicana esparcida en el mundo o las ya muy conocidas intervenciones del Ejército mexicano o de la inteligencia civil representada por el multimencionado pero poco comprendido Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen).

Los órganos de inteligencia, civiles o militares, son conocidos más por sus fracasos (pocos afortunadamente), que por sus aciertos (que sin duda son más). No podría ser de otra forma. La inteligencia es más un arte que una ciencia exacta ejecutada por seres humanos. Por alguna extraña razón, pocos ciudadanos sienten apego por estos aparatos de Estado y, más que intentar entenderlos, fácilmente los reprueban.

En la precampaña del proceso electoral federal 2017-2018, uno de los precandidatos ha amenazado con borrar de la faz del mapa institucional al Cisen. Un artículo del periodista Raymundo Rivapalacio fue juzgado rápidamente por Andrés Manuel López Obrador como una “filtración” en contra de sus hijos, quienes, siendo profesionistas adultos, ocupan puestos de liderazgo y relevancia al interior del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), un partido político mexicano sectario de ultraderecha de interés público que por obvias razones lanza al escrutinio público a todo aquel que intenta dirigirlo, a todo aquel que milita o, incluso, que simpatiza. Es algo que sucede en todo instituto político nacional o extranjero. Las críticas o análisis de la ciudadanía o de la prensa son necesarios, incluso obligatorios, más cuando se vive en una democracia. ¿Qué le extraña o molesta a López Obrador?

¿Qué implica desaparecer al Cisen? Poca cosa, el precandidato de Morena, palabras más, palabras menos, le notifica a la ciudadanía que el Estado mexicano va a prescindir de su principal firewall y de su más efectivo antivirus frente a amenazas y riesgos propios de un Estado moderno, como el mexicano.

¿El Cisen nos espía? Seguramente sí, mal haría si no. Año con año, sexenio a sexenio, este y otros órganos de inteligencia preparan su agenda de riesgos: importante plan de acción que permite distinguir y focalizar el actuar institucional sobre problemas de seguridad nacional que por su naturaleza e implicaciones afectan y pueden desestabilizar o, incluso, destruir no al gobierno, sino al Estado mexicano en su conjunto. Para efectos prácticos, López Obrador nos propone inocularnos con una buena dosis de alguna enfermedad autoinmune y nunca más asistir a revisión médica.

… el Cisen carga con el mal nombre y cuestionables pero eficaces prácticas de la ya extinta Dirección Federal de Seguridad; sin embargo, los tiempos obligaron al Centro a cambiar, a rendir cuentas y, en algunas ocasiones, a transparentar su actuar (…) la libertad tiene un precio y ese es la existencia de la inteligencia, contrainteligencia, espionaje o como se le llame o define. Los espías son un bien público necesario

¿Es el Cisen una institución que funciona? Sin duda, funciona perfectamente. Los procesos y protocolos de selección y entrenamiento de analistas, operadores de campo y tomadores de decisiones hacen de este un instituto con los mismos estándares de calidad que el Banco de México, la Secretaría de Hacienda, el Instituto Nacional Electoral o la Secretaría de Relaciones Exteriores. Todos y cada uno de estos jugadores institucionales apuestan e invierten grandes cantidades de recursos públicos en sus propios servicios profesionales de carrera, lo cual abona a la continuidad y a la hiperprofesionalización.

Nada justifica que en el muy probable caso de que el Cisen esté “espiando” a López Obrador y su primer círculo, este, al sentirse agraviado en uno de sus muy particulares arrebatos, monte en cólera y por venganza personal pretenda vulnerar al Estado mexicano.

López y todos y cada uno de los precandidatos que luchan por aparecer en la boleta electoral no solo son personajes políticamente expuestos, también son posibles blancos de agresiones en este México en el que algunos grupos apuestan más a la resolución de conflictos por la fuerza que por la vía institucional. Aunado a ello, las propuestas de cualquier candidato implican posibles cambios al entramado institucional, por eso deben ser observados por quienes al final inciden en la toma de decisiones de un gobierno que se erige como garante del pacto federal y a su vez único baluarte de la seguridad estatal, dada la inacción de algunos gobernadores que prefieren reclamarle a la federación lo que ellos renuncian a hacer en sus estados: cuidar del ciudadano.

Es necesario ejemplificar con la realidad. ¿La ciudadanía merece prevención y protección ante la propuesta de amnistía a los grupos criminales, asesinos y narcotraficantes que han vulnerado la seguridad y paz del Estado mexicano? Claro que sí, pero, paradójicamente, quien la hizo ahora propone la desaparición de esta pieza clave en la seguridad nacional en nuestro país. Es por demás extraño.

Desafortunadamente, el Cisen carga con el mal nombre y cuestionables pero eficaces prácticas de la ya extinta Dirección Federal de Seguridad; sin embargo, los tiempos obligaron al Centro a cambiar, a rendir cuentas y, en algunas ocasiones, a transparentar su actuar. Es obvio que al ciudadano y a un gran número de analistas la existencia de este les genere urticaria, por decir lo menos, pero la libertad tiene un precio y ese es la existencia de la inteligencia, contrainteligencia, espionaje o como se le llame o define. Los espías son un bien público necesario.

¿Estaría usted de acuerdo con desactivar su propio sistema inmunológico o el de sus hijos a sabiendas que no podría combatir ni un triste resfriado?

Anuncios
Clic para comentar

Debes iniciar sesión para publicar un comentario Iniciar sesión

Dejar un Comentario

Deportes

Comité Olímpico Mexicano ya no dará hospedaje ni comida a deportistas

Publicado

el

comite_olimpico, Comité Olímpico Mexicano, 56 kb, deportistas
Foto: Cuartoscuro.

MÉXICO.- Debido a la falta de presupuesto, el Comité Olímpico Mexicano (COM) anunció que dejará de proveer hospedaje, alimentación y atención médica a los deportistas que integran sus distintas federaciones.

A través de una circular difundida de manera interna y que filtró el semanario Proceso, el presidente del COM, Carlos Padilla Becerra, informó que el Centro Deportivo Olímpico Mexicano (CDOM) cerrará de manera parcial a partir del 31 de julio de este año, por ende, los citados servicios quedarán suspendidos de manera infefinida .

Ya es imposible mantener los servicios de hospedaje, alimentación y atención médica que se ofrecen. Dado lo anterior se ha tomado la difícil decisión de suspender por completo y en forma indefinida dichos servicios a partir del 31 de julio, agradeciendo sean tan amables en cancelar, suspender y/o retirar todas sus reservaciones a partir de esta fecha”.
Comité Olímpico Mexicano

De 2012 a la fecha, el Comité Olímpico Mexicano ha subsistido gracias a los recursos que el titular de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade) en turno le ha asignado. Por ejemplo, en el cuatrienio que comenzó en 2008 la asociación civil recibió 80 millones a través de la Secretaría de Educación Pública (SEP).

TE RECOMENDAMOS LEER: Conade no tiene ni para pagar la luz, asegura Ana Gabriela Guevara

Sin embargo, los actuales ajustes presupuestales derivaron en que la dirigente de la Conade, Ana Gabriela Guevara, todavía no haya asignado una partida presupuesta al COM; cabe señalar que la citada Comisión sufrió un recorte de 70 millones de pesos en el presente año.

Es por ello que Guevara reveló este martes que pediría una ampliación presupuestal por 500 millones de pesos en aras de concluir satisfactoriamente el 2019, toda vez que, según la funcionaria, no existe el suficiente dinero para operar el organismo.

Inclusive y como se dice en el documento referido en un inicio, Padilla Becerra ha sostenido negociaciones con la SEP y la Secretaría de Hacienda en aras de obtener los recursos necesarios, pero hasta ahora no ha existido ningún arreglo.

“Mantenemos la firme intención de encontrar soluciones para que esta situación pueda revertirse rápidamente y evitar así que afecte el desempeño de los atletas que nos representarán en diversas lides deportivas durante 2020, incluyendo los Juegos Olímpicos de Tokio”, dijo el Comité Olímpico Mexicano.

Seguir leyendo

Revista Digital

Anuncios
Anuncios

Política

Anuncios

CDMX

Anuncios

Tienes que leer