Conecte con nosotros

Opinión

Derechos humanos, reto principal en la frontera sur

Publicado

el

Luz Maria Beristain, derechos humanos, 81 kb, derechos humanos

En mi trayectoria como servidora pública siempre he considerado que la forma como la sociedad trate a los grupos vulnerables y las minorías es un reflejo directo del tejido social que hemos construido. En este mismo sentido, la lucha por el reconocimiento de las necesidades y carencias de los migrantes que usan a México como país de trasiego o residencia deben ser, claramente, una prioridad para el gobierno y las instituciones que dentro de sus facultades y atribuciones trabajan estos temas, así como los ciudadanos que ofrecen una mano amiga a extranjeros en su búsqueda por una vida mejor.

Cuando México habla del trato a los migrantes en su territorio debe ser firme, puesto que es ahí donde se vislumbra, ante la mirada de la comunidad internacional, su compromiso con los tratados en derechos humanos que ratifica, y, más aún, nos da o quita la calidad moral para defender a nuestros connacionales en otros países ante las agresiones de la xenofobia o el racismo.

Hay que recordar que el migrante no es un criminal, indiferentemente de si su condición es documentada o no, si acaso se plantean sanciones administrativas para la falta de papeles; pero más allá de la terminología legal que se encuentra en la Ley de Migración, aquellos que transitan nuestro país para llegar, generalmente, a Estados Unidos o Canadá y a veces para buscar protección dentro de territorio nacional son seres humanos en condición de vulnerabilidad y por tanto se les debe un respeto irrestricto a sus derechos y garantías individuales, como lo fundamentan los artículos primero, onceavo y trigésimo tercero de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Mi trabajo como legisladora busca no dejar al margen de la ley o la incertidumbre jurídica a hermanos mexicanos, sobre todo por los embates del actual inquilino de la Casa Blanca. Por ejemplo, el año pasado presenté una iniciativa que proporciona estímulos fiscales en forma de reducción de impuestos para empleadores y empresarios que den empleos a migrantes deportados, así como diversos puntos de acuerdo para la protección de dreamers, y que las instancias correspondientes, como la Secretaría de Educación Pública, la Secretaría de Relaciones Exteriores y las universidades públicas del país generen espacios para que puedan seguir preparándose y beneficien a México en caso de ser expulsados de Estados Unidos.

Pero también he trabajado por la protección de extranjeros que llegan a México en su travesía a la frontera norte e hice un llamado al Instituto Nacional de Migración, la Secretaría de Gobernación, la Comisión Nacional de Derechos Humanos y otras instancias para la creación de un esquema de cooperación consular con las naciones centroamericanas, a fin de proteger a los migrantes en el tránsito por nuestro país.

En el caso de Quintana Roo, somos la entidad federativa con la más amplia población migrante. Casi la mitad de aquellos que llaman hogar a esta región de la península yucateca vienen de fuera del estado: la mayoría, mexicanos de otras partes de la República; pero 42 por ciento de estos son extranjeros, principalmente guatemaltecos, cubanos, argentinos, beliceños y españoles, según cifras de BBVA Research en coordinación con el Consejo Nacional de Población (Conapo).

Esto lo menciono porque, a pesar de que existen algunas formas de apoyo a migrantes en el estado, son claramente insuficientes. La orientación jurídica, ayuda alimentaria o de residencia temporal o permanente para aquellos que buscan mejores condiciones de vida en México o en alguno de los otros países de Norteamérica no son las adecuadas y por tanto ha sido prioridad de mi trabajo como senadora y ciudadana construir puentes entre la ciudadanía, las instituciones de gobierno y los migrantes mismos para buscar soluciones integrales y adecuadas a este problema de derechos humanos.

En este mismo sentido es que me uní al evento Una Luz de Esperanza para Migrantes en Quintana Roo, organizado por el incansable defensor de derechos humanos, líder en causas a favor de los migrantes latinoamericanos y nominado al Premio Nobel de la Paz, el padre Alejandro Solalinde, con quien en dos eventos, uno en Playa del Carmen y otro en Cancún, se invitó a diversos actores de la sociedad para crear una agenda en torno a la necesidad por abrir casas de apoyo a migrantes, tal como la que el padre Solalinde dirige en Oaxaca: Hermanos en el Camino. Pocas personas en México tienen la calidad moral para hablar y dirigir el tema como él, quien con su labor humanitaria es ejemplo de que la voluntad y el trabajo duro se convierten en el poder de cambiar las vidas de aquellos cuya situación se encuentre en condición de vulnerabilidad por su estatus migratorio.

A partir de estas reuniones, con participación del público en general, se creó una agenda de protección a migrantes que incluye la construcción de dos casas migrantes en las ciudades ya mencionadas; sin embargo, para garantizar la debida implementación de estos proyectos en tiempo y forma, mi hermana, Laura Beristain, actual precandidata para el municipio de Solidaridad por el partido de Morena, tiene a su favor una gran calidad humana, ya que es una aliada incondicional de las causas por los derechos y las garantías de todas las personas, tengan o no documentos.

Algo que nos relaciona, aparte de la lucha por los migrantes, a mi hermana Laura, el padre Alejandro Solalinde y a mí, una servidora pública, es que juntos haremos historia, porque formamos parte del gran pacto nacional y la coalición de amor y trabajo duro  que encabeza Andrés Manuel López Obrador, quien se ha comprometido con los migrantes no solamente en palabras y discursos sino también en acciones concretas, como ir a visitar a los líderes de nuestros connacionales en el extranjero, escuchar sus peticiones y garantizar que su gobierno será escudo y espada en la defensa de sus derechos más allá del río Bravo, porque en donde quiera que se encuentren ahí está México.

Anuncios
Clic para comentar

Debes iniciar sesión para publicar un comentario Iniciar sesión

Dejar un Comentario

Deportes

Comité Olímpico Mexicano ya no dará hospedaje ni comida a deportistas

Publicado

el

comite_olimpico, Comité Olímpico Mexicano, 56 kb, deportistas
Foto: Cuartoscuro.

MÉXICO.- Debido a la falta de presupuesto, el Comité Olímpico Mexicano (COM) anunció que dejará de proveer hospedaje, alimentación y atención médica a los deportistas que integran sus distintas federaciones.

A través de una circular difundida de manera interna y que filtró el semanario Proceso, el presidente del COM, Carlos Padilla Becerra, informó que el Centro Deportivo Olímpico Mexicano (CDOM) cerrará de manera parcial a partir del 31 de julio de este año, por ende, los citados servicios quedarán suspendidos de manera infefinida .

Ya es imposible mantener los servicios de hospedaje, alimentación y atención médica que se ofrecen. Dado lo anterior se ha tomado la difícil decisión de suspender por completo y en forma indefinida dichos servicios a partir del 31 de julio, agradeciendo sean tan amables en cancelar, suspender y/o retirar todas sus reservaciones a partir de esta fecha”.
Comité Olímpico Mexicano

De 2012 a la fecha, el Comité Olímpico Mexicano ha subsistido gracias a los recursos que el titular de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade) en turno le ha asignado. Por ejemplo, en el cuatrienio que comenzó en 2008 la asociación civil recibió 80 millones a través de la Secretaría de Educación Pública (SEP).

TE RECOMENDAMOS LEER: Conade no tiene ni para pagar la luz, asegura Ana Gabriela Guevara

Sin embargo, los actuales ajustes presupuestales derivaron en que la dirigente de la Conade, Ana Gabriela Guevara, todavía no haya asignado una partida presupuesta al COM; cabe señalar que la citada Comisión sufrió un recorte de 70 millones de pesos en el presente año.

Es por ello que Guevara reveló este martes que pediría una ampliación presupuestal por 500 millones de pesos en aras de concluir satisfactoriamente el 2019, toda vez que, según la funcionaria, no existe el suficiente dinero para operar el organismo.

Inclusive y como se dice en el documento referido en un inicio, Padilla Becerra ha sostenido negociaciones con la SEP y la Secretaría de Hacienda en aras de obtener los recursos necesarios, pero hasta ahora no ha existido ningún arreglo.

“Mantenemos la firme intención de encontrar soluciones para que esta situación pueda revertirse rápidamente y evitar así que afecte el desempeño de los atletas que nos representarán en diversas lides deportivas durante 2020, incluyendo los Juegos Olímpicos de Tokio”, dijo el Comité Olímpico Mexicano.

Seguir leyendo
Anuncios
Anuncios

Política

Anuncios

CDMX

Anuncios

Tienes que leer