Conecte con nosotros

Mundo

Arrestan a mujer por ataque contra anciano mexicano en California

Publicado

California, mexicano, 80 KB, una mujer de 30 años fue detenida por agredir a mexicano
Una mujer agredió a un anciano mexicano con un ladrillo. FOTO: Internet

ESTADOS UNIDOS.- Autoridades de Los Ángeles, California, detuvieron a un mujer que estaría involucrada en el violento ataque contra un anciano mexicano, de 91 años, ocurrido la semana pasada en el suburbio de Willowbrook.

El Departamento del Sheriff del Condado de Los Ángeles señaló que Laquisha Jones, de 30 años, fue detenida la noche del martes y fichada en una cárcel local por asalto con un arma mortal.

Jones habría usado un bloque de cemento para golpear a Rodolfo Rodríguez en la cara, provocándole fractura de pómulo, así como heridas en la cabeza y el cuello. La mujer permanece detenida con una fianza de 200 mil dólares.

TE PUEDE INTERESAR: Niños rescatados en cueva de Tailandia gozan de buena salud

Rodríguez, originario del estado mexicano de Michoacán y quien viajó a Los Ángeles para visitar a sus familiares, salió el pasado 4 de julio de la casa de sus parientes en Willowbrook para caminar, cuando habría sido atacado por Jones y otras cuatro personas más, de acuerdo con testigos.

“La oí decir: ‘vuelve a tu país, vuelve a México‘. Fue racista. Cuando traté de grabarla en video con mi teléfono celular, ella arrojó el mismo bloque de concreto e intentó golpear mi automóvil”, dijo una mujer que presenció lo ocurrido.

El Departamento del Sheriff informó que los agentes todavía están determinando si hay más personas involucradas. La investigación está en curso y un motivo para el asalto “se desconoce en este momento”, afirmó la corporación.

Rodríguez fue dado de alta de un hospital y se ha estado recuperando en la casa de su familia. En los últimos días, ha estado despierto y caminando.

Anuncios
Clic para comentar

Debes iniciar sesión para publicar un comentario Iniciar sesión

Dejar un Comentario

Mundo

Hermano del Mayo Zambada declara en juicio del Chapo Guzmán

Publicado

el

Rey Zambada, 89 KB, Chapo Guzmán

NUEVA YORK.- Jesús Zambada García, hermano del Mayo Zambada, testificó este miércoles en el juicio contra Joaquín «Chapo» Guzmán y ofreció detalles sobre las operaciones del Cártel de Sinaloa.

El narcotraficante, detenido en México en 2008 y extraditado en 2012 a Estados Unidos, identificó a Guzmán Loera como uno de los capos “más importantes” en la historia de México y como uno de los líderes máximos del grupo criminal.

TE PUEDE INTERESAR: Apelan a Suprema Corte de EE.UU. para frenar ejecución de mexicano

De acuerdo con su testimonio, Zambada García fue ‘jefe de plaza’ de Ciudad de México entre 2001 y 2008, lo que significó que recibía cargamentos de cocaína en el Aeropuerto Internacional Benito Juárez.

Ahí, “controlaba a las autoridades” a fin de garantizar la seguridad de la cocaína que arribaba desde Colombia.

Asimismo, detalló que en la capital mexicana administraba, recibía y enviaba droga a Ciudad Juárez o Culiacán, Sinaloa, a fin de que se introdujera este producto a Estados Unidos.

En ese periodo, el Cártel de Sinaloa logró exportar entre 80 y 100 toneladas al año de cocaína a Estados Unidos, destino del 100 por ciento de sus exportaciones. Gracias a eso, la organización generó “miles de millones” en ganancias.

Antes de su papel en Ciudad de México, el rey Zambada explicó que se encargó entre 1992 y principios de 1995 de recibir la cocaína desde Colombia en la ciudad de Cancún, Quintana Roo.

Aseguró que “los comandantes” de la Procuraduría General de la República (PGR) y de la Policía Federal encargados de todo el estado, dirigían las escoltas de los cargamentos que llegaban a ese puerto en su camino a Ciudad de México.

TE PUEDE INTERESAR: Fiscalía de EUA pide ignorar versión sobre supuestos sobornos a EPN y FCH

La intención de esas escoltas era que los cargamentos de cocaína, que promediaban 18 toneladas cada tres o cuatro semanas, no fueran interceptados por ninguna otra autoridad.

Apuntó que unos cinco líderes y sublíderes del Cártel de Sinaloa invertían en cargamentos de 30 toneladas de cocaína desde Colombia, donde cada kilo tenía un costo de tres mil dólares.

Las utilidades podrían ir desde los 13 mil dólares por kilo (si la importación iba a Los Angeles, en California, donde su costo sería de 20 mil dólares) hasta unos 16 mil dólares de utilidad (si la droga se colocaba en Nueva York, con un precio de 35 mil dólares por kilo).

El juicio proseguirá este jueves con el testimonio de Jesús Zambada, quien será cuestionado nuevamente por fiscales y por la defensa, que intentará socavar su credibilidad ante el jurado.

Seguir leyendo

Revista Digital

Transición 2018

CDMX

Anuncios

Tienes que leer