Conecte con nosotros

Ciencia y Tecnología

Estudio revela que el veneno del pez león puede disminuir células cancerígenas

Publicado

pez león, ciencia, 142 KB, pez león

México.- El químico Ángel Ananda Pérez, de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), realizó un estudio y descubrió que el veneno del pez león contiene activos que pueden disminuir las células cancerígenas.

El especialista explicó que el extracto de veneno del pez león en células de cáncer de cérvix disminuyó la población celular en un 26 por ciento, en cáncer de colon en un 44 por ciento, en el de mama un 52 por ciento y en neuronas hipocampales existe efecto neurotóxico en el 59 por ciento de las células.

“Para determinar si había actividad cancerígena en los compuestos del veneno utilizamos células de cáncer de mama, de próstata y de colon, entre otras. Hallamos que la única línea celular que no se vio inhibida por el veneno fue la de próstata”, detalló.

Explicó que la recolección del veneno se obtuvo de la muestra de 25 peces vivos de la zona de Taganga, en Santa Marta, lugar ubicado en Colombia, donde esta especie es catalogada como invasora y por eso el gobierno promueve su aprovechamiento para la investigación médica y química o para el tratamiento de enfermedades a partir de las toxinas de su veneno.

TE PODRÍA INTERESAR: Profepa rescata y dará resguardo a hipopótamo capturado en Veracruz

Existen reportes de la identificación de los componentes activos en el veneno de esta especie, pero resultan escasos frente a investigaciones similares de animales terrestres, precisó el investigador en un comunicado difundido por la Universidad.

Indicó que algunos estudios realizados en otras especies de peces, como el escatófago manchado o el pez escorpión, evidenciaron efectos a nivel cardiovascular, neuromuscular antibacteriano, inflamatorio y citotóxico, entre otros.

“Quise corroborar diferencias proteicas de enzimas o de actividad biológica de este pez frente a otros estudios. Como resultado hallé lectinas, proteínas que generalmente se encuentran en venenos de serpientes.

“Algunas de estas tienen la capacidad de reconocer determinados antígenos en células cancerosas, que también sirven para identificar enfermedades, incluso algunas inhiben la proliferación de células cancerígenas”, afirmó.

Según su experiencia, especificó que el proceso para hallar esta especie en los arrecifes es muy complicado, debido a que pueden alcanzar una profundidad de hasta 20 metros y suelen ocultarse muy bien.

Añadió que el veneno de origen marino es termolábil, ya que puede degradarse con los cambios de temperatura.

Para extraer el veneno, expuso que los peces fueron sumergidos y sedados, y una vez anestesiados se mantuvieron a -20 °C durante 30 minutos, luego se les retiró la cabeza y el aparato venenoso, que implica las espinas dorsales, anales y pélvicas.

“Cuando ya tenemos el extracto cuantificamos la cantidad de proteína que tiene el veneno, porque en este caso lo que nos interesa son los compuestos de origen proteico”, reveló.

Luego realizaron varios ensayos de actividad cancerosa y hemolítica, es decir, que rompe los eritrocitos (glóbulos rojos) de diferentes tipos de animales; en esta etapa se separaron los componentes del veneno a través de cromatografía, que comprende el paso del veneno por columnas de resinas.

“Este es quizá el primer estudio preliminar de veneno en peces. Sin embargo se debe ahondar más en el estudio de los compuestos a partir de nuevos ensayos de inhibición”, puntualizó.

 

Notimex

 

VMG

Anuncios
Clic para comentar

Debes iniciar sesión para publicar un comentario Iniciar sesión

Dejar un Comentario

Ciencia y Tecnología

Hallan rastros de sustancia cancerígena en harina de Maseca

Publicado

el

tortilla_maseca, Tortilla, 47 kb, Maseca
Foto: Cuartoscuro.

MÉXICO.- Un estudio hecho por el laboratorio Health Reseach Institute, de los Estados Unidos, halló en tres de ocho muestras de harina Maseca rastos de glifosato, un compuesto que es considerado como un probable cancerígeno para los humanos.

El País reportó que el análisis encargado por la Asociación de Consumidores Orgánicos (ACO), mostró que en tres muestras aparece dicho compuesto entre 5.1 gramos y 17.6 gramos, lo cual se calificó como “preocupante”, de acuerdo con el científico John Fagan del Health Research Instituto, dada la cantidad de tortilla que los mexicanos consumimos.

Fagan indicño que el glifosato pudo haber sido importado desde EUA mediante alimento para ganado, el cual se usó para hacer la harina de Maseca.

“No se ha detectado presencia de esta sustancia en el maíz que procesamos para producir nuestras harinas… En el mundo contamos con los más altos estándares y normas de calidad para la elaboración de nuestros productos en beneficio de nuestros consumidores”, respondió Gruma, la empresa dueña de Maseca.

Mientras que en Europa el consumo de glifosato está regulado, en México no es así. La norma europea indica que un adulto de 70 kilos puede consumir máximo 21 microgramos, mientras que en Estados Unidos es de 122.5 gramos.

El científico aseguró que pese a que Maseca no rebasa dichos límites, en niveles bajos de consumo puede provocar síntomas prematuros de hígado graso no alcohólico.

Investigadores consultados tras saberse este resultado no consideraron que el hecho sea preocupante, aunque sí dijeron que se necesitan más estudios al respecto.

De acuerdo con Greenpeace, que cita a la Organización Mundial de la Salud (OMS), el glifosato puede ser cancerígeno porque se ha demostrado que en animales, además de que presuntamente actúa como un disruptor endocrino que afecta la reproducción.

ssc

Seguir leyendo

Revista Digital

Transición 2018

CDMX

Anuncios

Tienes que leer