Conecte con nosotros

Cultura

Agente de la Guardia Civil Española recuperaron 19 obras que se encontraban en el mercado ilícito

Publicado

obras, cultura, 169 KB, obras

Madrid.- Agentes de la Guardia Civil española recuperaron 19 obras de arte que se encontraban en el mercado ilícito, entre las que se encuentran dos cartas manuscritas autógrafas de Santa Teresa de Jesús (1515-1582).

Asimismo, pudieron recuperarse cinco piezas que el Arzobispado de Valladolid daba como en paradero desconocido.

De acuerdo con un comunicado de la Guardia Civil, por estos hechos se ha investigado a dos personas ( el titular de un anticuario y el administrador de la casa de subastas) a los que se les imputan los supuestos delitos de estafa, receptación y venta ilícita de siete obras de arte integrantes del Patrimonio Histórico.

La denominada operación “Camarín” se inició el pasado mes de marzo cuando los agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) descubrieron una compraventa de una pintura, llevada a cabo a través de una subasta en Madrid.

Detectaron que podría corresponderse con una que poseían las Carmelitas Descalzas del Convento de San José de Medina de Rioseco (Valladolid), incluida tanto en los catálogos “Clausuras. El Patrimonio de los conventos de la Provincia de Valladolid”, como en “Catálogo Monumental de la Provincia de Valladolid”.

Por tal motivo, la Guardia Civil, en colaboración con otras instancias, pudo descubrir los supuestos delitos penales o las infracciones administrativas, y la recuperación de las piezas de Patrimonio Histórico que se encontraban en peligro de desaparición.

Fruto de esta colaboración, se pudo comprobar que la obra subastada pertenecía a una colección compuesta por un total de 174 piezas, de la que 28 obras se encontraban en paradero desconocido desde el año 2005.

Continuando con las investigaciones, se pudo constatar que la obra fue puesta a la venta por un anticuario de Valladolid a través de una casa de subastas de Madrid, quien tasó y analizó la obra.

TE PODRÍA INTERESAR: Descubren un templo dentro de la pirámide de Teopanzolco

Este lienzo se localizó y recuperó en la localidad de Madrid y fue entregado voluntariamente por el comprador de buena fe. En la ficha del catálogo de la subasta se había ocultado la procedencia de la obra y se había cambiado la fecha de su creación.

Por tal motivo, los agentes procedieron a inspeccionar en la localidad de Valladolid, el establecimiento del vendedor del cuadro, poniéndose al descubierto que la obra subastada se había ocultado con otro nombre en el libro de policía.

Además, durante las inspecciones realizadas, los investigadores aprehendieron siete obras procedentes de la colección, así como otras siete obras catalogadas.

Por otro lado, del estudio pormenorizado de los informes recabados se localizaron cinco piezas pertenecientes a la misma colección, en instituciones de las localidades de Salamanca, Toledo, Viana de Cega y Medina de Rioseco (Valladolid). Estas obras, que se daban como “en paradero desconocido”, son de origen lícito.

Finalmente, otras cuatro piezas de la citada colección fueron entregadas voluntariamente por las monjas del Monasterio del Corazón de Jesús y San José de las Monjas Carmelitas Descalzas.

Además, durante la investigación se descubrió que el anticuario había vendido ilícitamente otras siete obras de la colección a personas desconocidas.

Las obras de arte recuperadas y las cedidas voluntariamente por las Monjas Carmelitas han sido depositadas en el Museo San Francisco de Medina de Rioseco. En este museo se encuentra la mayoría de la obras de la colección de la que forman parte.

La recuperación de estas obras, tiene un elevado valor cultural y patrimonial, al incluir obras como dos cartas manuscritas autógrafas de Santa Teresa de Jesús.

Las diligencias han sido remitidas al Juzgado de Instrucción de Guardia de Valladolid.

 

Notimex

 

 

VMG

Anuncios
Clic para comentar

Debes iniciar sesión para publicar un comentario Iniciar sesión

Dejar un Comentario

Cultura

Museo de la Cerveza, atractivo turístico en Orizaba, Veracruz

Publicado

el

museo, cerveza, 92 KB, cerveza

MÉXICO.- El proceso de elaboración de la cerveza, una amplia colección de envases utilizados a lo largo de los años y la historia de la empresa Cuauhtémoc Moctezuma es lo que el público puede admirar dentro del Museo de la Cerveza, ubicado en el Pueblo Mágico de Orizaba, Veracruz.

Durante un recorrido hecho por Notimex por estas instalaciones que se encuentran dentro del Palacio de Hierro de esta ciudad, el guía de turistas Giuseppe Rodríguez Carmona explicó que este sitio abarca dos salas.

La primera habla acerca de la historia de la citada cervecera y la segunda, el proceso de elaboración de esta bebida.

Al entrar a este museo se puede ver: “Cervecería Moctezuma. Fundada en 1896”, tiempo después de su inauguración, cuando la esta empresa fue creciendo, la adquiere Cuauhtémoc y se convierte en la fusión de la Cervecería Cuauhtémoc Moctezuma.

TE PODRÍA INTERESAR: Declaran mujer ilustre a Sor Juana Inés de la Cruz

Con esto, se crean en Orizaba las marcas más importantes de todo México, como la cerveza Superior, Sol, Nochebuena, entre otras más nuevas como Heineken, Tecate (que se adquiriró en 1973), por mencionar algunas.

En un kiosco ubicado en este sitio se muestran las marcas, con la historia de cada una, desde la cerveza Superior, que tuvo por muchos años con el slogan “la rubia que todos quieren”, pasando por Bohemia y Heineken.

Por otro lado, se exhibe un collage de imágenes, que comienza con la litografía de la cervecería, cómo comenzó siendo muy pequeña y la manera de su crecimiento industrial.

Se ve el interior de la cerveza, desde lo que es el llenado de botellas, de barriles, el reposo de estos envases, las ollas de cocimiento, que es donde comienza el proceso de la cerveza.

“Esta foto llama la atención, porque se puede ver a niños dentro de la fábrica, hijos de trabajadores a quienes se les daba la oportunidad de poder laborar en la empresa”, mencionó.

En la otra pared del museo se enseña la publicidad antigua, fotografías contemporáneas y algunos reconocimientos que ha ganado la cervecería, especialmente en lo que es la ayuda al medio ambiente.

Ya que para no gastar el agua del río Orizaba “ellos reciclan el agua de lluvia para la cerveza”, señaló el guía de turistas, dentro de este espacio que está abierto de manera gratuita de las 9:00 a 19:00 horas.

En otro cuarto, dentro de esta sala, se pueden ver etiquetas antiguas y botellas antiguas de cerveza, por ejemplo, una edición especial navideña que ya no se ha vuelto a sacar con corcho.

Por otro lado, en la otra sala se dan detalles acerca del proceso de elaboración de la cerveza con fotografías de las destiladoras de la marca, las ollas de cocimiento, los ingredientes que se utilizan, el lavado de botellas y los tanques donde se limpia la cerveza.

“Ya que como a veces la malta se tritura, la cerveza queda con una consistencia de nata y se tiene que filtrar para que sea 100 por ciento líquido; cuando se empieza a cocer la malta huele como una avena muy dulce”, informó.

Para elaborar la cerveza, lo importante de la malta es el interior: “es como un granito de palomita, lo importante es lo de adentro, lo mismo pasa con la malta”.

En una vitrina se tienen una amplia gama de botellas de cervezas extranjeras que está haciendo la cervecería; la que tiene más alto nivel de alcohol es la Affligem, que tiene 9.6 grados.

Esta cerveza no puede tomarse desde la botella, sino que hay que hacer un pequeño ritual “en donde se vaya a vaciar la cerveza se tiene que poner a 90 grados y a una altura considerable para que la cerveza cuando salga, caiga y se fermente en el vaso. Porque si se la toman directo de la botella, van a ver estrellitas muy pronto”.

En el último bloque del museo se habla de la empresa Heineken México, que tiene una trayectoria superior a los 125 años en el país y en 2016 cumplió 120 años de promover el desarrollo económico y social en Orizaba.

Fue en esta región, donde se estableció un grupo de visionarios que se fijaron un objetivo claro, de producir las mejores cervezas.

“Cuando Heineken adquiere una empresa de cierto país, el nombre de la empresa desaparece y borran toda la imagen, pero aquí en México, por la historia y tradición de la cervecería es la única a la que le han permitido seguir con su emblema.

“Nada más que le cambiaron los colores, en un inicio sí era cervecería Cuauhtémoc Moctezuma Heineken, hoy ya es totalmente Heineken México”, señaló antes de mostrar fotografías de cómo se encuentra actualmente.

En temporada vacacional hay recorridos por el interior de la cervecería, que son especialmente en Semana Santa y Verano, en Invierno casi no se hacen debido a que están muy apurados con la elaboración de cerveza, entre otras cosas.

“Vale la pena el recorrido de la cervecería, eso sí, no se pueden tomar fotografías ni video al interior, por políticas de la empresa, en cambio al final del recorrido les dan una muestra gratis”, concluyó.

Notimex/atj

Seguir leyendo
Anuncios

Revista Digital

Transición 2018

CDMX

Anuncios

Tienes que leer