Conecte con nosotros

Hemeroteca

Trump a AMLO: “A terrific person”; ¿un sincero elogio o una estudiada estrategia?

Publicado

AMLO_trump_portada, EUA, 92 kb, Trump
Foto: Especial.

“El que acepta un halago empieza a ser dominado; el hombre le hace caricias al caballo para montarlo…”.

-Facundo Cabral.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo de manera espontánea, en un evento en la Casa Blanca, que en México “el nuevo presidente, es una persona fabulosa (terrific person)”.

Mientras esto sucedía, las alertas de la oposición se encendían para advertir a Andrés Manuel López Obrador (AMLO) que “no era un elogio sincero, sino una estudiada estrategia” del mandatario estadounidense.

El Partido Acción Nacional (PAN) fue el primero en advertir una posible maniobra y pidió al presidente electo “tener cuidado ante los elogios y asumir, frente al gobierno estadounidense, una política exterior absolutamente responsable, seria e integral, donde estén por delante los intereses de México”.

El secretario de Relaciones Internacionales del PAN, Marco Adame, dijo a un diario: “Cuidado con el canto de las sirenas, pues es muy pronto para definir si estas señales (elogios de Trump hacia López Obrador) son prometedoras de una buena relación, pues Donald Trump es voluble y su estrategia de negociación es encantar al adversario”.

TE PODRÍA INTERESAR: El gabinete de López Obrador: Ellos decidirán el futuro de México

Analistas y especialistas en negociación, como César Piqueras, advierten que Trump es un negociador agresivo que, si puede, no te dejará ni las migajas. “Según el universo de Trump, si yo gano, tú pierdes; no existe un escenario en el que los dos podemos ganar”, refiere Piqueras.

Este tipo de negociadores, según lo ha experimentado el propio gobierno mexicano, pueden mandar señales de amistad, aparentemente sinceras, y minutos después ataques muy agresivos.

De ahí que los panistas llamaran al actual gobierno y al de López Obrador a ratificar la posición de México en contra de muros que generan un aislamiento y crisis adicional en la frontera.

En el caso del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), el panista dijo que la renegociación debe darse en tiempo y forma, blindando los intereses del país; de otra manera sería un grave error precipitar un acuerdo.

TE PODRÍA INTERESAR: “No los traicionaré”: AMLO, Presidente 2018–2024

En diálogos indirectos, Donald Trump se ha expresado favorablemente de Andrés Manuel López Obrador. El primer elogio se dio cuando el presidente estadounidense dijo que espera que ambos gobiernos hagan “algo muy dramático y muy positivo” para los dos países.

“Conversé con él (con López Obrador) por bastante tiempo en una llamada telefónica”, dijo el presidente Trump. “Tienen mucha confianza en él en México, y eso es bueno. Dialogamos sobre hacer algo muy dramático, muy positivo para ambos países”.

Mientras que López Obrador López Obrador hizo una referencia a que el mandatario estadounidense y él se parecen en la manera de abordar las situaciones. “En cuanto a lo político, me anima el hecho de que ambos sabemos cumplir lo que decimos y hemos enfrentado la adversidad con éxito… Conseguimos poner a nuestros votantes y ciudadanos al centro y desplazar el establishment o régimen predominante”, se lee en una carta de siete cuartillas enviada por AMLO a Trump .

No obstante, hasta el momento ninguno de los dos se ha referido a los temas más controvertidos y sensibles, como la seguridad en la frontera y la construcción de un muro.

TE PODRÍA INTERESAR: Simulación o realidad: ¿Quién quiere fuero?

Tal parece que la estrategia de los elogios entre ambas partes es la constante en esta etapa de la relación. No obstante, diplomáticos sugieren que es una trampa.

Para Rubén Aguilar, vocero de la presidencia durante el gobierno de Vicente Fox y un experimentado especialista de la comunicación política, refiere que la carta enviada por AMLO a Trump, en la que enlista las cuatro prioridades que tendrá su administración con la Unión Americana, el presidente electo cometió un error.

“¿Quién recomendó a AMLO escribir esa carta a Trump? Es inexplicable. Parece escrita por un enemigo. Se entrega a Trump. Pienso es un gran error”, explica Rubén Aguilar.

En tanto, el exembajador mexicano en Estados Unidos Arturo Sarukhan indicó que la postura de AMLO no “caería bien al Partido Demócrata”, y afirmó que el próximo presidente olvida el peso de México en el Congreso estadounidense en asuntos comerciales y migratorios.

Para la diputada federal del PRD Cecilia Soto, la postura de López Obrador es “entreguista” hacia la Administración Trump y exhibe la falta de oficio de López Obrador.

TE PODRÍA INTERESAR: ¿Y si cancelamos la Reforma Educativa?: AMLO

En un texto titulado “AMLO a Trump: Todo lo hago por ti”, publicado por Cecilia Soto en su blog público, la legisladora refiere que el “párrafo final de la carta del próximo Presidente de México al presidente norteamericano contiene una felicitación explícita a Donald Trump por su empeño en cumplir su palabra”, aunque ello signifique “construir un muro en la frontera, cuyo costo de aproximadamente 25 mil millones de dólares salga de nuestros bolsillos”.

Además, apunta Cecilia Soto, AMLO manifiesta su prisa por que se firme la modernización del TLC y confiesa, de esta manera, que su futuro gobierno es vulnerable a los tiempos de la negociación.

En la carta enviada a Trump, el próximo presidente de México expone los temas principales en la relación bilateral: comercio, migración, desarrollo y seguridad. En la cuestión de comercio se pide retomar las negociaciones del TLCAN de manera inmediata pero no de manera bilateral como lo quiere Trump, sino que prefiere que estas se mantengan de forma trilateral, con Canadá en la misma conversación y llegando a los mismo acuerdos.

TE PODRÍA INTERESAR: Gane quien gane la Presidencia, habrá incertidumbre

Asimismo, en la misiva, López Obrador explica la importancia que tendrá en su gobierno el desarrollo del sureste mexicano y concretamente el corredor económico y comercial en el Istmo de Tehuantepec. Con ello deja en claro que el propósito concreto es el de facilitar el transporte de mercancías ente el Atlántico y el Pacífico, al tiempo que manda el mensaje de que México no será una economía cerrada ni tampoco tendrá como único socio comercial la frontera norte. López Obrador dice, de una manera directa, que se privilegiará un comercio con Asia. Evidentemente, esto incluye a China, Japón, Australia y todos los miembros del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TTP, por sus siglas en inglés).

López Obrador también hace referencia al tema de la migración. En este aspecto resalta el hecho de que, por cuestiones económicas y de seguridad, se requieren medidas para atender a los miles de migrantes centroamericanos que transitan por México hacia Estados Unidos y muchos deciden establecerse en nuestro país. El tabasqueño habla de cooperación para el desarrollo en la zona, donde Estados Unidos y México deben invertir dinero para que haya mayor estabilidad en la región y la migración se pueda reducir.

TE PODRÍA INTERESAR: Cárteles en la CDMX y por qué Mancera se niega a aceptarlo

A final de cuentas, el gobierno estadounidense dijo coincidir con los puntos planteados por López Obrador, aunque hace énfasis que la renegociación del TLCAN se debe dar con prontitud o se corre el riesgo de tomar otras rutas menos diplomáticas. Coincide que en el tema migratorio se deben explorar las vías de cooperación para el desarrollo, pero no quita el dedo del renglón de la seguridad y la legalidad.

El peor error que pudiera cometer Andrés Manuel López Obrador frente a la relación con el gobierno estadounidense es confiarse frente al elogio de Donald Trump y creer que lo que sale de la boca del magnate es una sincera felicitación y no una estudiada estrategia.

La política que practica Trump no es la misma que dice utilizar López Obrador. La de Trump insulta, atropella, acorrala; la de López es, por decirlo de algún modo conocido: “abrazos, no balazos”. Algo podría salir muy mal si estos dos estilos no encajan.

En Europa ven a AMLO como un contrapeso de Donald Trump. Es posible que la apreciación sea acertada; no obstante, el elogio puede echar a perder a cualquiera.

ssc

Anuncios
Clic para comentar

Debes iniciar sesión para publicar un comentario Iniciar sesión

Dejar un Comentario

Hemeroteca

López Obrador, 100 días ejerciendo el poder: el balance inevitable

Publicado

el

Foto: Cuartoscuro.

México vive un periodo de transformación y quien diga lo contrario, simplemente está cerrando los ojos ante lo evidente o es ciego. Se cumplió el centenar y con él, llega el primer corte de caja, el que marca rumbo y se toma como punto de referencia para cuestionar los qué, cómo y por qué, aunque para esta última pregunta siempre se obtendrá la misma respuesta: por el renacer de la República, claro, siempre y cuando se le pregunte al presidente o sus allegados. En Reporte Nivel Uno decidimos preguntarle a la oposición, la academia y a Morena para definir los primeros 100 de Andrés Manuel López Obrador como Presidente de México. La respuesta más importante, desde luego, la tiene el pueblo, ni bueno ni malo, sino el que se puede describir bajo un mismo adjetivo: el mexicano, si es que en esa totalidad hay un punto de equilibrio posible.

| Santiago I. Soriano Condado

Movimiento. Claroscuros. Mediático. Intenso. Un poco de todo. Exitosos. Estos y muchos calificativos más podrían utilizarse para describir los primeros 100 días de gobierno de Andrés Manuel López Obrador, siendo cada uno de ellos un reflejo inequívoco de la perspectiva de quien lo emite.

Pero la visión popular tiene uno que podría considerarse la voz de la mayoría (al menos según varias encuestas): positivo. El balance de los mexicanos respecto a la recta inicial del mandato del tabasqueño se refleja en el histórico respaldo que tiene: 8 de cada 10 (Encuesta El Universal, publicada el 11 de marzo de 2019) lo respaldan y están satisfechos, hasta ahora, con su labor en la máxima magistratura del país.

El bono democrático más que intacto, se ha fortalecido desde el 1 el primero de julio, en un comienzo, y luego el 1 de diciembre de 2018. López Obrador lo sabe y así lo demuestra el devenir diario cuya voz se escucha desde las primeras horas de cada día laboral en México.

LEER REVISTA DIGITAL COMPLETA AQUÍ

100 días, es cierto, son muy poco tiempo para evaluar o formar un criterio concreto respecto a un gobierno que recién se puso en marcha, pero dadas las expectativas del país (según el ejercicio de El Universal anteriormente citado, al menos un 62 por ciento de los mexicanos tiene gran confianza en que López Obrador cumplirá sus compromisos de campaña), cada día cuenta, especialmente cuando se prometió que en seis años se hará lo que en 12 podría hacerse.

La voluntad existe, al menos en las horas de trabajo que el mandatario invierte en su labor: de lunes a domingo con más de 12 horas por día. Entre semana, iniciando la jornada (según sus propias palabras) desde las 4:30 de la mañana para a las 6 estar en Palacio Nacional y reunirse con su gabinete; luego de ello debe salir a ofrecer una conferencia de prensa que en promedio dura de 80 a 90 minutos. Desde temprano el presidente está en la agenda mediática donde de por sí tiene un lugar garantizado desde hace ya casi dos décadas.

Pero más allá del balance de otros, el del propio López Obrador es aún mesurado y con reconocimiento de puntos flacos en el comienzo de su gestión.

Ante su esposa e hijos, el gabinete completo, los gobernadores del país y figuras del sector empresarial mexicano de la talla de Carlos Slim, Andrés Manuel López puso como mayor logro de su gestión los ahorros que se han logrado por la austeridad republicana, así como el combate a la corrupción que incluso antes de tomar posesión desde el Congreso se comenzaron a materializar. Esto le ha permitido emprender los programas sociales que ahora ya comenzaron a entregarse a millones de mexicanos.

Ante la seguidilla de reducciones de la expectativa de crecimiento económico durante su primer año, ya sea por parte de organizaciones como la OCDE o el propio Banco de México (Banxico), el presidente lanzó un dardo que seguramente también pretendía dar tranquilidad a los mercados internacionales: no hay “ni asomo” de una recesión en el país y, de paso, cuándo si no, también despachó a sus detractores, asegurando que se “quedarán con las ganas” de verlo fracasar en ese rubro.

La oferta de que el PIB nacional crecerá al 4 por ciento anual sigue en pie y además, reiteró que acepta el reto de que así sea a pesar de que en estos momentos, eso luce como algo lejano cuya complejidad va más allá de su incuestionable voluntad.

Sin embargo, López Obrador también identifica dos pendientes a los cuales ofreció solución sin dar un plazo exacto para ello: la violencia y el alza de los energéticos, especialmente las gasolinas y la electricidad.

Respecto a los altos índices de inseguridad que se han presentado durante el primer trimestre de su mandato, aceptó dicha realidad, pero ofreció la tan ansiada paz a través de la Guardia Nacional que prácticamente es ya una realidad a falta de su promulgación.

Sobre los combustibles y la energía eléctrica, también admitió su incremento y dijo que esto ha sido porque los mecanismos para controlar sus precios han tardado en implementarse.

Pero ¿qué dicen en Morena? ¿Cuál es la sensación de la oposición que encarnan el PAN, PRI y aliados? ¿Y la academia del país?

A continuación, una serie de entrevistas que dan luces sobre el balance de estos primeros

100 días, de un rumbo que ya ha comenzado a tomar forma y cuyo destino aún está escribiéndose.

Los PRIMEROS 100 DÍAS de López Obrador: ¿han sido BUENOS o MALOS?

Ya pasaron 100 días desde que Andrés Manuel López Obrador asumió LA PRESIDENCIA DE MÉXICO y por eso es necesario hacer un balance. La pregunta es la misma: ¿HAN SIDO BUENOS o MALOS estos primeros 100 días de AMLO?

Posted by Reporte Nivel Uno on Monday, March 11, 2019

ssc

 

Seguir leyendo
Anuncios
Anuncios

Revista Digital

 width=

Política

CDMX

Anuncios

Tienes que leer