Conecte con nosotros

Salud

¡Aguas con los murciélagos! Descubren que propagan un nuevo tipo de ébola

Publicado

MÉXICO.- Investigadores descubrieron en Sierra Leona una nueva cepa del virus del Ébola en murciélagos, la cual aseguran que tendría el potencial de infectar a las células humanas, aunque hasta ahora no se han detectado personas enfermas.

Una investigación realizada por científicos de Estados Unidos identificó una nueva especie del virus, llamada Bombali, cuyo hallazgo es el primero de este tipo, y aunque puede infectar a las células humanas, aún se desconoce si resultaría dañino para la salud de las personas.

Tracey Goldstein, director asociado del One Health Institute at the University of California y autor principal del estudio, considera que si se quieren prevenir los brotes de ébola “es importante saber qué especies son huéspedes y pueden contribuir a eliminar el virus”.

Este hallazgo “ayudará a dirigir los esfuerzos para proteger a las personas”, sostiene Goldstein en un artículo publicado este miércoles en la revista sudafricana Health24.

TE PODRÍA INTERESAR: ¿Cuántas veces a la semana es recomendable bañarse?

Simon Anthony, profesor de epidemiología en la University of Columbia en la ciudad de Nueva York y coautor de la investigación, afirma que el objetivo es descubrir los virus que tienen los prerrequisitos genéticos para la infección humana y luego priorizarlos para un mayor estudio e intervención.

Los resultados preliminares del estudio fueron anunciados previamente por el gobierno de Sierra Leona y posteriormente publicados en la revista especializada Nature Microbiology.

Hasta ahora se tenía registro de cinco especies conocidas del ébola, por lo que el descubrimiento del Bombali amplía los conocimientos sobre el virus y confirma la creciente evidencia de que los murciélagos son los posibles huéspedes, destacan los investigadores

Los murciélagos infectados no muestran signos de enfermedad, pero pueden arrojar el virus del Ébola en la saliva y las heces, sin embargo otros animales y personas también pueden contraerlo si tocan a estos mamíferos vivos o muertos, o si consumen alimentos o agua de los que los murciélagos se han alimentado.

El ébola es una fiebre severa que a menudo es fatal y sus síntomas incluyen sangrado interno y externo, fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares, vómitos y diarrea.

Los investigadores enfatizan que este descubrimiento no significa que las personas deberían intentar matar o erradicar a los murciélagos, y advierten que, de hecho, hacerlo puede aumentar el riesgo de transmisión del virus.

También destacan que los murciélagos juegan un papel crucial en el control de insectos que pueden transmitir enfermedades y dañar cultivos.

Notimex/atj

Salud

Clima frío y menos luz solar aumenta consumo de alcohol

Publicado

el

alcohol, alcohol, 77 KB, alcohol

MÉXICO.- Las personas que viven en regiones más frías, con menos luz solar, consumen más alcohol, lo que se asocia a un incremento de cirrosis, según una nueva investigación desarrollada por un equipo de Estados Unidos, México y España.

El objetivo del estudio, publicado en la revista especializada “Hepatology”, fue investigar si el clima tiene un efecto causal en el consumo de alcohol y su peso en la cirrosis.

“Este es el primer estudio que demuestra sistemáticamente que en todo el mundo y en Estados Unidos, en áreas más frías y en áreas con menos sol, tiene más alcohol y más cirrosis alcohólica”, señaló el autor principal Ramon Bataller, del Centro Médico de la Universidad de Pittsburgh (UPMC).

TE PODRÍA INTERESAR: Exhortan a hombres a vacunarse contra el virus del papiloma humano

Utilizando datos de la Organización Mundial de la Salud , la Organización Meteorológica Mundial y otras bases de información, el grupo encontró una correlación negativa entre los factores climáticos (temperatura media y horas de luz solar) y el consumo de alcohol.

La UPMC destacó en un comunicado que el alcohol es un vasodilatador: aumenta el flujo de sangre caliente a la piel, que está llena de sensores de temperatura, por lo que beber puede aumentar la sensación de calor.

Los investigadores analizaron datos de 193 países y 50 estados de Estados Unidos, entre ellos registros de consumo de alcohol, patrón de consumo e indicadores de salud.

Los parámetros climáticos comprendieron la clasificación de Koppen-Geiger, el promedio anual de horas de sol y la temperatura promedio anual.

Los investigadores también encontraron evidencia de que el clima contribuyó a una mayor carga de enfermedad hepática alcohólica.

Entre los autores que participaron en esta investigación figura Mónica Cruz-Lemini, de la Universidad Nacional Autónoma de México en Juriquilla, Querétaro, así como José Altamirano, del Hospital Quirónsalud en Barcelona, España.

Notimex/atj

Seguir leyendo

Revista Digital

Transición 2018

CDMX

Anuncios

Tienes que leer