Conecte con nosotros

Ciencia y Tecnología

Nuevo estudio revela que remolinos lunares están relacionados con el pasado volcánico de la Luna

Publicado

remolinos, ciencia, 130 KB, remolinos

México.- Un nuevo estudio sugiere que los remolinos lunares, pueden ser generados por la interacción de hace unos tres mil millones de años entre la lava en erupción y el campo magnético de la Luna.

La investigación hecha por la Universidad de Rutgers y la Universidad de California en Berkeley, propone al dinamismo del pasado antiguo de la Luna como un lugar con actividad volcánica y un campo magnético generado en el interior.

Los remolinos lunares se asemejan a nubes brillantes y serpentinas pintadas en la superficie oscura de la luna. El más famoso, es Reiner Gamma, con cerca de 64 kilómetros de largo.

Gran parte de estas figuras en la superficie de la Luna, comparten su ubicación con potentes campos magnéticos localizados, destaca la Universidad de Rutgers en su página de Internet.

Los patrones brillantes y oscuros pueden aparecer cuando los campos magnéticos desvían las partículas del viento solar, esto genera que algunas partes de la superficie lunar caigan más lento.

“La causa de esos campos magnéticos y, por lo tanto, de los propios remolinos, había sido un misterio. Para resolverlo, tuvimos que descubrir qué tipo de característica geológica podría producir estos campos magnéticos, y por qué su magnetismo es tan poderoso”, dijo la coautora del estudio, Sonia Tikoo.

Mediante modelos matemáticos para los “imanes” geológicos, los científicos descubrieron que cada remolino debe estar sobre un objeto magnético que es estrecho y enterrado cerca de la superficie de la Luna.

TE PODRÍA INTERESAR:  Reciente investigación plantea que Plutón sí es un planeta

Una de las imágenes es consistente con tubos de lava, estructuras largas y estrechas formadas por lava (estructuras largas y estrechas formadas por lava que fluye durante las erupciones volcánicas) o con diques de lava, hojas verticales de magma inyectadas en la corteza lunar.

Sin embargo, este resultado planteó la interrogante de cómo los tubos de lava y diques podrían ser tan magnéticos, cuya respuesta radica en una reacción que puede ser única en el entorno de la Luna en el momento de las erupciones antiguas, hace más de tres mil millones de años.

Experimentos anteriores hallaron que varias rocas lunares se vuelven magnéticas cuando se calientan a más de 600 grados Celsius en un ambiente libre de oxígeno, esto porque ciertos minerales se descomponen a altas temperaturas y liberan hierro metálico.

Además, si hay cerca un campo magnético fuerte, el hierro recién formado se magnetizará en la dirección de ese campo, no obstante, esto no sucedería en la Luna, donde no hay un campo magnético global para magnetizar el hierro.

Un estudio reciente de Sonia Tikoo descubrió que el antiguo campo magnético de la Luna duró de mil millones a 2.5 mil millones de años más, contrario a lo pensado por los científicos.

Esto pudo favorecer con la creación de tubos de lava o diques, cuyo alto contenido de hierro se hubiera vuelto magnético.

“Nadie había pensado en esta reacción en términos de explicar las características magnéticas inusualmente fuertes en la Luna. Esta fue la última pieza en el rompecabezas de la comprensión del magnetismo, que subyace a estos remolinos lunares”, apuntó Tikoo.

Notimex

 

VMG

Ciencia y Tecnología

Crean sensor para identificar niveles de oxígeno en la sangre

Publicado

el

piel, oxígeno, 43 KB, oxígeno

MÉXICO.- Ingenieros de la Universidad de California (UC) en Berkeley desarrollaron un nuevo sensor flexible que puede mapear los niveles de oxígeno en la sangre en áreas de la piel, tejidos y diversos órganos, lo que ayudará a controlar las heridas.

Este desarrollo incluye fotodetectores y diodos emisores de luz impresos, los cuales pueden detectar niveles de oxígeno en la sangre. La base de este desarrollo fue considerar que las lesiones no pueden curarse sin una afluencia constante de oxígeno.

Yasser Khan, egresado de ingeniería eléctrica y ciencias de la computación, comentó que su propósito fue desarrollar equipos ligeros, delgados y flexibles, sún un comunicado de la institución.

El sensor se desarrolló bajo principios de electrónica orgánica impresa en plástico, que se adapta a los contornos del cuerpo. A diferencia de los oxímetros de punta de los dedos, el nuevo sistema puede detectar los niveles de oxígeno en la sangre en nueve puntos de una cuadrícula y puede colocarse en cualquier lugar de la piel.

TE PODRÍA INTERESAR: Prueban técnica que ayuda a regenerar células sanguíneas en ratones

Según los investigadores, podría usarse potencialmente para mapear la oxigenación de los injertos de piel, o para monitorear los niveles de oxígeno en los órganos trasplantados.

Ana Claudia Arias, profesora de ingeniería eléctrica y ciencias de la computación en la Universidad de California en Berkeley, destacó que todas las aplicaciones médicas que usan monitoreo de oxígeno podrían beneficiarse de un sensor portátil.

Los oxímetros existentes usan diodos emisores de luz (LED) para hacer brillar luz roja e infrarroja, a través de la piel para luego detectar la cantidad de luz que llega al otro lado.

La sangre rica en oxígeno absorbe más luz infrarroja, por lo que al observar la proporción de luz transmitida, los sensores pueden determinar la cantidad de oxígeno en la sangre.

Estos oxímetros sólo funcionan en áreas del cuerpo que son parcialmente transparentes, como las puntas de los dedos o las orejas.

Desde 2014, el grupo de científicos trabaja en el desarrollo de LED orgánicos impresos, que se puedan usar para crear oxímetros delgados y flexibles para las yemas de los dedos o de las orejas.

El equipo se puso a prueba el sistema con un voluntario que respiraba aire con concentraciones de oxígeno progresivamente más bajas, similar a la altura, y descubrió que se correspondía con los que usaban un oxímetro estándar.

Notimex/atj

Seguir leyendo

Revista Digital

Transición 2018

CDMX

Anuncios

Tienes que leer