Conecte con nosotros

Mundo

INSÓLITO: Perrita evitó que su dueño pasara 50 años en la cárcel por abuso sexual

Publicado

lucy_horner, perrita, 40 kb, abuso sexual
Foto: Especial.

OREGON.- Cuando escuchen que alguien dice que el perro es el mejor amigo del hombre, créanlo y la historia de Joshua Horner lo demuestra completamente.

En 2017, este hombre fue acusado en la ciudad de Oregon, Estados Unidos, por presuntamente haber abusado sexualmente de su propia hija, pero todo dio un giro drástico gracias a Lucy, una perra de raza labrador.

Vamos por partes: cuando se le acusó de abuso, en la declaración se dijo que Horner, quien tiene 42 años, supuestamente mató a tiros a Lucy frente a su víctima, con el fin de amedrentarla para que no lo denunciara con la policía.

Pero ¡oh, sorpresa! Lucy fue descubierta viviendo con una nueva familia, por lo que la suerte de Joshua cambió completamente.

Un caso sospechoso

Desde un prinicipio el caso en contra de Joshua había levantado dudas al grado que en el juicio en su contra no se había dado un veredicto unánime.

Además, la organización Oregon Innocence Projetc, advirtió que este caso había levantado “varias banderas rojas”.

Por todo esto, en abril pasado se externaron las preocupaciones en torno a la acusación con John Hummel, fiscal de distrito local, quien decidió trabajar junto a la organización sin fines de lucro.

¿Y cuál fue la principal sospecha del caso? Que Joshua Horner insistía en que Lucy seguía viva, lo cual podría demostrar que su supuesta víctima había mentido.

Así, tras una búsqueda a través de un investigador de Oregon Innocence Project, al igual que un elemento de la oficina de John Hummel, se pudo dar con el paradero de los nuevos amos de la perra.

¿Dónde estaba? Seguía en la ciudad de Oregon, pero en la costa. Ahora seguía corroborar que, en efecto, esa labrador era realmente Lucy, la supuesta mascota asesinada.

De acuerdo con Lisa Chrsiton, voluntaria de la organización que ayudó a Horner, Lucy “estaba bebiendo agua de un cuenco y se sentaba a la sombra debajo de un porche; jugamos con ella. La acaricié y fue maravilloso”.

La “víctima” ya no quiso volver a declarar

Finalmente la identidad se pudo confirmar a través de su apariencia física y evidencias sobre la custodia.

De este modo, la fiscalía decidió que “Lucy, la perra, no recibió el disparo. Lucy está viva y bien”, lo cual era una gran contradicción en la acusación inicial en contra de Joshua.

Tras esto, en agosto pasado se le liberó para posteriormente ordenarse un nuevo juicio en su contra.

La corte, de hecho, intentó que la persona que acusó a Joshua de haber abusado sexualmente de ella, se presentara de nuevo a dar su testimonio, pero no acudió a ningún llamado, además de haberse escapado del personal de la Fiscalía cuando se le intentó el contacto en persona.

De esta manera, Lucy, finalmente, salvó a Joshua de haber pasado 50 años en prisión, pues ya no fue necesario un segundo juicio.

Hoy, asegura estar listo junto a su esposa para retomar las riendas de su vida, luego de haber sido puesto en libertad.

ssc

Mundo

Chapo Guzmán enamorado: ignora al juez y solo tiene ojos para Emma, su esposa

Publicado

el

chapo_emma, Emma Coronel, 61 kb, Chapo
Foto: Especial.

NUEVA YORK.- En plena audiencia, Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo”, no quitaba la vista a su esposa Emma Coronel, por lo que le tuvo que llamar la atención el juez Brian Cogan.

“¡Señor Guzmán!”, dijo con un tono voz más alto el juez, cuando el líder del Cártel de Sinaloa sólo se concentraba en la madre de sus dos hijas y quien no ha dejado de asistir a ninguna de las vistas orales preparatorias del juicio que se celebra en la corte federal del distrito este de Nueva York desde 2017.

Versiones indican que, cuando entra a la sala escoltado por agentes federales, “El Chapo” siempre la saluda con la mano a Emma y la mira con frecuencia desde su silla de acusado.

View this post on Instagram

💆🏻‍♀️

A post shared by Emma Coronel Aispuro (@emmacoronela) on

Emma Coronel no tiene autorización para visitar en la cárcel de máxima seguridad de Manhattan a Guzmán, por lo que las citas ante el juez son el único momento en que la pareja puede verse.

El pasado jueves, “El Chapo” miró con insistencia a su esposa, quien vestía una blusa blanca larga y unos jeans ajustados. Tal fue la distracción, que el magistrado le llamó la atención cuando pretendía explicarle las consecuencias de la incorporación de un nuevo abogado, Jeffrey Lichtman, al equipo de su defensa.

ssc

Seguir leyendo

Revista Digital

Transición 2018

CDMX

Tienes que leer