Conecte con nosotros

Política

Senado gasta 368 mdp en liquidación de más de 2 mil trabajadores

Publicado

Ricardo Monreal, 83 KB, Senado
Ricardo Monreal junto a Napoleón Gómez Urrutia en el Senado. FOTO: Cuartoscuro

MÉXICO.- Ricardo Monreal Ávila, presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), informó que desde el 1 de septiembre a la fecha, el Senado de la República ha liquidado a dos mil 40 trabajadores, con una inversión superior a los 368 millones de pesos.

El legislador advirtió que la mayor parte de esta cantidad proviene de los ahorros generados con el programa de austeridad aprobado por unanimidad de las bancadas legislativas y no significará, en modo alguno, sacrificar la eficiencia.

TE PUEDE INTERESAR:  Paso Exprés, responsabilidad de Comunicaciones y Transportes: CNDH

Asimismo, añadió que tras las liquidaciones, todas esas plazas quedarán congeladas hasta que se realice un rediseño administrativo que estará listo en el mes de enero.

Monreal Ávila explicó que estas liquidaciones están conformadas de la siguiente manera: mil 122 corresponden a personal de honorarios legislativos, directamente adscritos a senadores de la LXIII Legislatura, 486 de honorarios de comisiones, de las plazas que pueden contratar los presidentes y secretarios de comisiones.

También se liquidó a 56 trabajadores de las fracciones legislativas; 181 de honorarios administrativos; 33 de servicio civil de carrera; 155 de mandos medios y superiores, y siete operativos de confianza.

Explicó que en todo este proceso se han empleado más de 386 millones de pesos, de los cuales la legislatura anterior solo dejó 100 millones, mientras que los 286 restantes, provienen del programa de austeridad.

“Si no hubiéramos hecho el programa de austeridad, no habríamos podido liquidar a los trabajadores, funcionarios, asesores de senadores o quienes estaban en comisiones por honorarios”, aclaró.

Hemeroteca

Altos salarios no garantizan honestidad: Jesús Ramírez Cuevas, vocero de López Obrador

Publicado

el

ramirez_cuevas, Cuevas, 25 kb, López Obrador
Foto: Roberto Tetlalmatzin

Andrés Manuel López Obrador llegó a la Presidencia de la República con un gran capital político el cual, incluso antes de la toma de protesta oficial, le permitió iniciar la Cuarta Transformación de la vida pública de México. Las resistencias, por supuesto, no se hicieron esperar.

Jesús Ramírez Cuevas, vocero de la Presidencia de la República, abordó en exclusiva con esta casa editorial temas como la protección a periodistas, su visión del país de aquí a tres años y los retos que la Cuarta Transformación tiene por delante.

| Jorge Blancas

Los altos salarios de los jueces y magistrados “no se traducen en mejores niveles de eficiencia para la aplicación de la justicia o en la disminución de la impunidad”, sentenció Jesús Ramírez Cuevas, vocero de la Presidencia de la República.

En entrevista exclusiva con Reporte Nivel Uno, el responsable de la comunicación del Gobierno de México manifestó que, a pesar de los privilegios y prebendas de los altos funcionarios del Poder Judicial, en México persiste “un rezago jurídico muy alto”, al grado de tener “99 por ciento de impunidad”.

Refirió que lo funcionarios públicos, sobre todo aquellos que realizan acciones en materia de seguridad e impartición de justicia, “deben tener niveles salariales adecuados” asimismo, manifestó que los salarios demasiados altos no garantizan que incurran en actos de corrupción.

“Llevamos muchas décadas con un sistema político que fue envileciendo las instituciones, que fue convirtiendo a los funcionarios públicos en usufructuarios del presupuesto como si fuera patrimonio propio. Hemos visto un patrimonialismo de los gobernantes y de lo partidos en los gobiernos que usaron todos los recursos públicos, los inmuebles, y todo lo que significa el poder público, para beneficio de sus grupos”.

Añadió que la Cuarta Transformación y el Plan de Austeridad Republicana que propone el Gobierno de México genera resistencias, a pesar de que los salarios de los jueces y magistrados superan por un tercio los recibidos por sus similares en Estados Unidos.

“No le toca al Ejecutivo sancionar o perdonar a corruptos”

Ante las críticas que diversos actores han proferido en torno a una eventual “amnistía” a políticos corruptos de administraciones pasadas, Jesús Ramírez Cuevas, aseguró que el presidente López Obrador “nunca ha dicho que va a perdonar a un corrupto”. Lo que ha dicho y con todas las letras es “no vamos a perseguir a los corruptos”.

No obstante, refirió que si algún gobernante tiene cuentas pendientes con la justicia que el Congreso, la Fiscalía, la Secretaría de la Función Pública, la Auditoría Superior de la Federación, Comisiones Especiales del Congreso o ciudadanos mismos, realicen las denuncias correspondientes.

“No le toca al Ejecutivo sancionar o perdonar ningún delito patrimonial que dañe al presupuesto y a los mexicanos, ese es un tema del Poder Judicial”, aclaró.

Refirió que “la política del Poder Ejecutivo no se va centrar en venganzas o en perseguir a los políticos del pasado, porque hay que concentrarse en lo importante, que es transformar las circunstancias sociales, económicas y políticas de los mexicanos”.

Iniciarán a cumplir compromisos de campaña en 2019

A pesar de que se tiene ya etiquetados muchos recursos con el pago de deuda, fideicomisos y pensiones, el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador iniciará a cumplir sus compromisos de campaña en 2019.

De acuerdo con Jesús Ramírez, vocero del Gobierno de México, los mexicanos merecen un cambio profundo, de raíz y que implique el cumplimiento de las propuestas que se han hecho, no obstante, refirió que la ejecución de los compromisos electorales depende del presupuesto.

“Pero tal y como hemos hecho los cálculos de lo que existe en ingresos del estado, como de la posibilidad de gasto, porque ya hay muchos gastos etiquetados como la deuda, los fideicomisos y las pensiones, a pesar de eso sí puede alcanzar, al menos esas son las cuentas que tenemos, y que ya se presentarán en el presupuesto público.

Para el 2019 ahí vamos a empezar a cumplir los compromisos de campaña”.

“Las expectativas son grandes porque la gente quiere un cambio de fondo, y también hay que decirle a la gente que piensa que los cambios se dan del día para la noche, que los cambios llevan un tiempo y que también implican una responsabilidad social.

Los grandes rezagos que tiene México demandan una acción decidida del estado, del
gobierno, de los funcionarios públicos, pero también de la sociedad”, dijo.

Respeto irrestricto a la libertad de expresión

Jesús Ramírez dijo que la relación con los medios de comunicación será “franca, directa, abierta y de respeto” y aseguró que en el gobierno del mandatario López Obrador “no se va a utilizar el presupuesto público para inducir, presionar o cambiar las líneas editoriales”.

Refirió que “la publicidad gubernamental es un derecho de los ciudadanos y es una obligación del gobierno”, no obstante, ésta tiene que cumplir ciertas reglas.

Añadió que previo a un análisis, se elegirá qué medios son los más adecuados para difundir sus mensajes, y no serán las relaciones políticas, personales o informativas las que determinen el lugar donde se difundan los mensajes gubernamentales.

“Habrá respeto irrestricto a la libertad de expresión, habrá cero censura, y no se obligará a ningún periodista ni a ninguna redacción a cubrir con cierto enfoque cualquier tipo de información oficial. Y sobre todo estar abiertos a la crítica”.

Entrevista realizada por Jorge Blancas y Ángel Villanueva

Seguir leyendo
Anuncios

Revista Digital

Transición 2018

CDMX

Anuncios

Tienes que leer