Conecte con nosotros

Cultura

La novela policiaca se fortalece en América Latina: Élmer Mendoza

Publicado

novela, novela policiaca, 94 KB, novela poliaca

MÉXICO.- La novela policiaca se fortalece en América Latina en donde crece un movimiento muy intenso con un gran interés en los lectores y en los nuevos narradores, aseguró el escritor mexicano Élmer Mendoza, quien presentó su obra “Asesinato en el parque de Sinaloa”, en la Feria Internacional del Libro de Cali.

Mendoza, a quien la crítica lo considera “el patriarca de la novela negra mexicana”, dijo en entrevista con Notimex que el género está muy fuerte en México y el resto de América Latina y sin pretenderlo “hemos creado un movimiento muy intenso”.

“Creo -señaló- que hemos despertado el interés en los novelistas jóvenes. Ahora mismo en todos los cursos que doy los novelistas van por la novela negra. Vengo de una gira por España y una de las preguntas fue a qué se debía la fuerza que ha tomado la novela negra en México y América Latina”.

El autor de “Besar al detective” y “Balas de plata” dijo que no tenía la respuesta al buen momento que tiene la novela negra en América Latina, pero cree que este fenómeno “ha ocurrido porque hemos tomado el género muy en serio, le hemos dado estatuto de literatura de calidad, antes se consideraba un género menor”.

Dicho tipo de novela, ya es catalogada como “literatura de calidad y se debe a que los autores utilizamos técnicas contemporáneas para crear nuestro personaje, las atmósferas narrativas para contar nuestras historia. Yo creo que la novela tiene un nivel muy distinto. Y eso se nota porque nuestras novelas difícilmente pueden ser best seller”.

TE PODRÍA INTERESAR: Declaran Monumento Artístico acervo personal de Octavio Paz

En su opinión, “siempre hay otros asuntos muy fuertes porque a los lectores de otras lenguas, de otras regiones se les dificulta. Literalmente tiene que ver con el estilo, el trabajo de algunos factores regionales que son muy poderosos en nuestras narrativas. Factores regionales puede ser el lenguaje”.

Por ejemplo “leer a Mario Mendoza implica cierta actitud de complicidad para comprender la forma como él maneja el lenguaje de la calle en Colombia. Y al final se convierte en un placer”.

Es algo que “realmente hacemos todos los escritores de Buenos Aires, Santiago de Chile, los peruanos, colombianos, nosotros los mexicanos. Ahora tenemos un poderoso aliado que es Sergio Ramírez en Nicaragua. Me encantan sus novelas y creo que son muy vivas”.

Sergio Ramírez es “un recuperador del corazón de Nicaragua, del corazón que sufre, el corazón que disfruta, del corazón que vive. Yo creo que el nivel que alcanzan sus novelas policiacas como ‘Detective’, ‘Los Dolores Morales’, hacen que estemos bien representados con la novela negra de este hombre tan maravilloso”.

En México el género “tiene una evolución muy fuerte. La amplitud de temas, la amplitud del momento que no solamente contamos el presente, sino también el pasado. Contar el presente requiere de otras habilidades porque el presente es realmente de los periodistas”.

Pero -agregó- “conseguir hacer ficción a partir del presente, se requiere de otras habilidades y de otras consideraciones técnicas que los autores tenemos y lo estamos consiguiendo para bien de nuestra literatura”.

El escritor mexicano también se refirió a la influencia del Nobel Gabriel García Márquez (Gabo) y aseguró que el autor de “Cien años de soledad” y El otoño del patriarca”, es “El Santo Mayor porque se venció a sí mismo. Vencerse así mismo fue como consiguió momentos originales en todas sus novelas y eso es lo que más me gusta de él”.

García Márquez -anotó Mendoza- “no tuvo miedo porque hay muchos novelistas de nuestro continente que cuando llegan a cierto nivel les da miedo y ahí se quedan y Gabo nos puso ese ejemplo: no hay que tener miedo”.

En Europa podrán decir que se alejan la literatura de América Latina, pero menos de García Márquez, Mario Vargas Llosa, Juan Rulfo, Fernando del Paso, Julio Cortázar, es decir a “nuestros autores mayores no los puede despreciar nadie porque su obra no es despreciable en ningún aspecto”.

“Lo curioso es que nosotros nos hemos convertido en sus herederos porque desde luego mi novela favorita de Gabo es ‘El amor en los tiempos del cólera’ y tiene mucho que ver con los aspectos de la novela policiaca”, indicó.

El compás de espera del personaje “Florentino Ariza, el recurso de los telegramas, la forma de enviar mensajes. Eso es muy útil en dicho género pero sobre todo el compás de espera y la forma de solucionar la novela”.

Señaló que la otra novela de García Márquez, a la que le aprendió es “El otoño del patriarca”. “Cuando apareció esa novela era considerada muy difícil, pero digamos: es una novela que tiene un ritmo narrativo arrollador que es lo que nosotros utilizamos. También tiene una utilización de aspectos lingüísticamente catológicos que a veces son muy necesarios en la novela negra”.

Explicó que la violencia verbal para que tenga un efecto dentro de la literatura tiene que ser bien expresada en el momento preciso, y esto es lo que logra García Márquez en su obra y en particular en “El otoño del patriarca”.

Esta fue una de las enseñanzas que Mendoza aprendió del Premio Nobel colombiano y subrayó: “yo me quedé asombrado cuando leí esa novela (‘El otoño del patriarca’), pero fue una cosa muy extraña. Recuerdo que esa edición en la portada tenía la foto de él”.

Otra cosa es “Cien años de soledad”, “es como la relación del mundo real pero también mezclado, entregado con el mundo mágico. El tema de las mariposas, pero sobre todo cuando Mauricio Babilonia entra por el techo de la casa de la chica. Eso solo lo puede lograr un genio. Gabo es un gran maestro”.

“Cada vez me entero de más cosas de él (Gabo), de sus hábitos personales. Hace poco conocí a su taxista y él me contó cosas bien lindas. No lo digo ahora porque voy a escribir un artículo sobre eso. Pero es un hombre fascinante aparte de un escritor”, enfatizó Mendoza.

Notimex/atj

Cultura

Muere Armando Ramírez, escritor, periodista y colaborador de Foro TV

Publicado

el

ramirez_muerte, Muerte, 39 kb, Armando Ramírez
Foto: Especial.

MÉXICO.- El escritor, cronista y periodista mexicano Armando Ramírez falleció este miércoles a los 67 años; además era colaborador de Foro TV.

Mediante un comunicado, los hijos de Armando Ramírez informaron sobre la muerte de su padre, aunque no revelaron más detalles, como la causa de su deceso.

Hoy la familia Ramírez comunica… Que nuestro padre acaba de fallecer… Queremos recordar lo como lo que fue… Un enamorado de la vida, su ciudad y sus barrios… Pero sobre todo de el papá más chingon, amoroso, comprensivo y alentador a lograr lo que quisiera hace en tu vida… El se ha ido pero siempre rodeado de sus hijos… No hablaremos de como falleció si no de cómo fue un guerrero de vida… Más tarde diremos donde se llevará acabo su funeral, detalla.

La fue firmada por su hijos Marcela, Jimena y Armando Ramírez Sánchez.

TE RECOMENDAMOS LEER: Murió Enrique Muñoz, el “Reporteronte” de Foro TV

En enero de este año, el diputado local Jorge Gaviño Ambriz propuso durante la segunda sesión ordinaria de la Comisión de Protección a Periodistas del Congreso de la Ciudad de México que el órgano legislativo solicite auxilio para Armando Ramírez Rodríguez, autor de Chin Chin el Teporocho, en virtud de estar desempleado y gravemente afectado de salud.

Subrayó el también coordinador de los diputados del PRD que Ramírez Rodríguez fue internado de urgencia en el Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía por una afección en la columna vertebral y al decir de sus familiares, no cuenta con los recursos para la operación que podría alcanzar los 250 mil pesos, además del costo de internamiento.

Armando Ramírez recibió la medalla al Mérito Ciudadano en la propia Asamblea Legislativa del Distrito Federal en 2011 y es autor de múltiples libros, entre los que destaca “Chin Chin el Teporocho”.

ssc

Seguir leyendo

Revista Digital

Anuncios
Anuncios

Política

Anuncios

CDMX

Anuncios

Tienes que leer