Conéctate con nosotros

Mundo

Enfermero alemán confiesa haber matado a cien pacientes

Niels Högel, 53 KB, enfermero
Un enfermero alemán durante su juicio por haber matado a cien pacientes. FOTO: Especial

BERLÍN.-  Como un cuento de horror resultó la historia de Niels Högel, un enfermero alemán, que reconoció durante el primer día de su juicio haber matado a cien pacientes, en un hecho sin precedentes desde la Segunda Guerra Mundial. 

Luego de escuchar atento la acusación y los nombres del centenar de personas fallecidas, el presunto criminal expresó: “lo que ha sido confesado, ocurrió en efecto”.

TE PUEDE INTERESAR: Juez pide a fiscalía que limite asesinatos que imputan a “El Chapo”

De acuerdo a la acusación, el enfermero inyectaba intencionalmente a pacientes medicamentos para provocar paros cardíacos antes de intentar reanimarlos, la mayoría de las veces sin éxito.

No obstante, los investigadores creen que el número de víctimas pudieran ser el doble, pero no pueden comprobarlo debido a que varios de los difuntos fueron incinerados.

De acuerdo con el juicio, Högel cometió 64 de los homicidios en la localidad de Delmenhorst, mientras que en Oldemburgo cometió otros 36.

Actualmente, el imputado cumple una cadena perpetua desde hace 10 años, por otros seis asesinatos similares.

Mundo

Condenan a violador a 146 azotes en Indonesia y se desmaya a medio castigo

Un violador se desmayó luego de que no aguantara la primera tanda de 146 azotes que le impusieron como pena por haber violado a una niña.

Los hechos ocurrieron en la provincia indonesia de Aceh, sitio que está envlavado en la única provincia en la que aún se aplica la ley islámica.

De acuerdo con reportes de medios internacionales, el hombre de 19 años pició al oficial enmascarado que le propinaba los bastonazos que detuviera el castigo, pero no le concedieron tregua por lo que cayó desmayado. Una vez que recupera la conciencia y ser atendido por médicos continuaron con la sentencia.

La provincia de Aceh, localizada al extremo norte de la isla de Sumatra, es la única región de Indonesia donde se aplica la ley islámica, en virtud de acuerdo de autonomía pactado con el Gobierno central para poner fin a sus movimientos separatistas.

Las flagelaciones públicas son corrientes en Aceh, aplicándose en delitos que van desde el adulterio hasta participar en juegos de azar, consumir alcohol o mantener relaciones homosexuales o prematrimoniales, y son blanco de críticas de las organizaciones de defensa de los derechos humanos. Así, en julio pasado, Usman Hamid, director ejecutivo de Amnistía Internacional en Indonesia, instó a las autoridades del país a prohibir de una vez para siempre este tipo de penas.

“Los azotes son una práctica cruel e infrahumana que causa traumas físicos al igual que mentales. Es un castigo que nunca debe ser normalizado, ni tolerado”, denunció Hamid.

AZOTES, INDONESIA, VIOLADOR, NIÑA

Continuar leyendo

Reporte Nivel Uno No. 115

Política

CDMX

Tienes que leer