Conecte con nosotros

Política

Las dos veces que Peña Nieto capturó al Chapo Guzmán

Publicado

chapo_epn, Chapo, 88 kb, Peña Nieto
Foto: Cuartoscuro.

MÉXICO.- Joaquín El Chapo Guzmán, jefe del Cártel de Sinaloa, está siendo enjuiciado en Nueva York, donde soltó una declaración que rápidamente causó polémica, de acuerdo con la agencia noticiosa AFP: asegura que sobornó a Peña Nieto y Felipe Calderón.

De acuerdo con su abogado, Jeffrey Lichtman, el capo declaró ante el jurado que entregó millones de dólares en sobornos al presidente, así como al expresidente.

Ambas partes rechazaron ya estas declaraciones, calificándolas de difamaciones e infundios, pero a propósito de este hecho resulta oportuno recordar las dos ocasiones en que el gobierno de Peña Nieto capturó a Guzmán Loera.

La primera ocasión en que el capo fue capturado fue el 9 de junio de 1993, cuando gobernaba Carlos Salinas de Gortari. La primera caída del Chapo ocurrió en el puente internacional del Talismán, en Guatemala, para luego ser enviado a México donde fue encarcelado durante ocho años, hasta 2001.

Ese año, ya con Vicente Fox instalado en Los Pinos, el líder del Cártel de Sinaloa se fugó de la prisión de alta seguridad de Puente Grande, en Jalisco, de una forma que hasta la fecha aún no ha sido del todo esclarecida.

La versión más conocida es que el delincuente se escondió en un carrito de lavandería de esta cárcel, para camuflarse entre la ropa sucia; con ayuda de un empleado del lugar huyó burlando seis controles internos de seguridad hasta que quedó en libertad.

Desde entonces, y hasta 2014, el Chapo Guzmán fue el hombre más buscado de todo México.

La segunda captura del Chapo

Pasaron más de 13 años para que Joaquín Guzmán Loera fuera capturado. Fue un 22 de febrero de 2014, cuando en un hotel de Mazatlán, Sinaloa, se dio la captura por parte de elementos de la Marina.

En aquella ocasión, tras ser detenido y presentado como un gran logro del gobierno de Peña Nieto, el narcotraficante más buscado fue internado en El Altiplano, en el Estado de México, otra cárcel de alta seguridad.

Sin embargo, 17 meses después, volvía a fugarse durante la madrugada del 11 de julio de 2015 a través de un túnel que daba desde su celda hasta una casa aledaña al penal, desde donde se escapó una vez más.

Desde ese momento, el gobierno de Peña Nieto hizo prioridad volver a capturar a quien, otra vez, era el hombre más buscado en nuestro país.

La tercera caída de Guzmán

Fue el 8 de enero de 2016, apenas medio año después de que escapara del Altiplano, cuando Guzmán fue recapturado en Los Mochis, Sinaloa, nuevamente por elementos de la Marina.

Al igual que la primera ocasión (durante el sexenio de Peña), el criminal fue detenido en Sinaloa, donde se sentía más seguro al estar rodeado de varios de sus conocidos y asociados.

El Chapo dio batalla aquella ocasión. En el lugar de su detención murieron cinco personas, todos sus cómplices, mientras que, junto a él, cinco más fueron detenidos.

Un poco más de un año después, el gobierno mexicano decidió extraditar al Chapo para que fueron los Estados Unidos quienes lo juzgaran, bajo la premisa de que no se le condenara a muerte.

Desde entonces, un largo proceso en Nueva York ha tenido como protagonista a un hombre que se declaró no culpable de ninguno de los 16 cargos que se le imputan en aquel país.

Este martes, finalmente, arrancó el que ya denominan muchos “el juicio del año”, el cual no decepcionó en su nombre, pues desde el primer día dio revelaciones que a todos han sorprendido y, de entrada, ha inmiscuido ya a dos figuras altamente influyentes en México.

ssc

Política

Reforma educativa provocó jubilación de cerca de 150 mil maestros: SEP

Publicado

el

reforma_jubilacion, Reforma, 54 kb, SEP, Jubilados
Foto: Cuartoscuro.

MÉXICO.- El coordinador nacional del Servicio Profesional Docente de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Francisco Cartas Cabrera, afirmó que la aplicación de la reforma educativa provocó que cerca de 150 mil maestros tramitaran su jubilación, a partir de las prácticas intimidatorias de las que fueron objeto para someterse a las evaluaciones.

Por eso, dijo, coincidimos con la opinión de los docentes, en el sentido de que la evaluación establecida afectaba su estabilidad laboral, toda vez que la autoridad cesó a muchos maestros sin ninguna responsabilidad, al aplicarles evaluaciones estandarizadas que no toman en consideración los contextos económicos, sociales y demográficos que inciden en los procesos educativos.

En tales circunstancias, señaló, el Ejecutivo federal ha propuesto abrogar la reforma educativa y detener las afectaciones laborales y administrativas de que es objeto el magisterio nacional.

Al participar en la mesa “Organismos educativos públicos. Autoridades educativas federales y estatales”, aseguró que con esta iniciativa se busca dotar de excelencia a la educación, a fin de que el proceso académico cumpla con la alta función que la sociedad demanda.

Asimismo, destacó que se realizaron más de 600 mil evaluaciones del desempeño a docentes y directivos, las cuales no tenían impacto en los programas de capacitación; a los maestros simplemente se les proporcionaba un listado de cursos para que seleccionaran el de su interés, sin tomar en cuenta si atendían las áreas de oportunidad que la evaluación había detectado.

Como todo gobierno democrático, aseveró, el nuestro busca que los niños y jóvenes reciban una educación de excelencia.

La iniciativa de reforma constitucional mantiene la estructura ideológica que ha inspirado el texto del Artículo 3° a lo largo de más de un siglo, ya que reafirma los valores fundamentales que deben orientar la educación.

Al mismo tiempo, incorpora elementos que hacen posible un desarrollo educativo acorde con las necesidades de esta nueva etapa que se inicia con el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, aseveró.

El Gobierno de México tiene la visión de que debe privilegiarse el diálogo ante cualquier otro mecanismo de imposición de estructuras normativas que no obtengan el impacto deseado ante la ciudadanía, agregó.

Por ello, sostuvo, se pretende reformar el sistema educativo a través de una consulta a sus actores centrales, buscando que, a partir de la misma, no se realicen modificaciones en materia educativa sin la participación de los maestros, pues son ellos quienes tienen el conocimiento y la experiencia que se refleja en su desempeño en el aula.

Afirmó que el titular del Ejecutivo considera un error aplicar criterios sancionadores y persecutorios que parten de la desconfianza hacia los docentes y que pretenden poner el énfasis de la mejora de la educación en la sujeción a procedimientos mecánicos de evaluación, alejados de las vivencias compartidas por profesores y alumnos, y de las necesidades específicas de diferentes culturas.

Estos aspectos, concluyó, deben ser tomados en consideración para impartir una educación de excelencia y la preparación de quienes la imparten.

Notimex/ssc

Seguir leyendo
Anuncios

Revista Digital

Política

CDMX

Anuncios

Tienes que leer