Conecte con nosotros

Hemeroteca

El narco y los cárteles en México: cuentas pendientes

Publicado

el

NARCO_PENDIENTES, narco, 62 kb, México
Foto: Especial.

La transición está a nada de comenzar y esto ha opacado todos los reflectores, sin embargo hay un tema que está siendo dejado en segundo plano, pero que últimamente ha dado señales de ser un asunto pendiente que todavía urge atender: el narco y sus cárteles.

| Santiago I. Soriano Condado

Antes de que arrancara el Juicio del Año, como han nombrado al proceso en contra de Joaquín El Chapo Guzmán en Estados Unidos, el tema del narcotráfico y los cárteles en México había pasado a segundo plano. Pero hoy es necesario que hablemos de él.

Durante las últimas semanas, desde Estados Unidos han llegado señales que apuntan hacia el mismo rumbo: los cárteles de México siguen siendo poderosos y, en algunos casos, continúan expandiéndose a nivel internacional.

Luego vino otra bomba, cuyo estruendo fue solo eso y casi nada tras la ligera polvareda que levantó: el abogado de Guzmán Loera en EUA, Jeffrey Lichtman, aseguró que su defendido no era líder del Cártel de Sinaloa, sino Ismael El Mayo Zambada quien sería tan poderoso como para alcanzar a pagarle “millones de dólares” en sobornos “al actual presidente y su antecesor”.

Ambos, tanto Enrique Peña Nieto como Felipe Calderón, negaron el señalamiento. El abogado del Chapo en México, José Refugio Rodríguez, negó haber sabido alguna vez sobre estos supuestos sobornos, mientras que en EUA, la fiscalía que acusa al capo, pidió ignorar tal señalamiento.

Pero queda la duda legítima, especialmente con el Mayo. Pero equivocado sería pensar que el único cártel que debería preocupar a la autoridad mexicana es el de Sinaloa.

Este es un tema del que aún tenemos que hablar, aunque tocarlo para algunos todavía sea un tabú.

El informe de la DEA

La Agencia Antidrogas de Estados Unidos, la DEA por sus siglas en inglés, monitorea constantemente a los grupos delictivos de México, dada la vulnerabilidad de su país para la entrada de drogas consecuencia de la gran demanda que entre sus habitantes existe.

En su informe Evaluación sobre las amenazas del narcotráfico que se publicó a comienzos de noviembre, la agencia es contundente con un diagnóstico: el Cártel de Sinaloa sigue expandiéndose a nivel internacional pese a que el Chapo Guzmán está siendo juzgado en Nueva York.

Pero no solo eso, sino que los cárteles mexicanos siguen siendo “la principal amenaza narcotraficante criminal” para el país gobernado por Donald Trump, al grado que “ningún otro grupo está actualmente posicionado para desafiarles”.

Pero ¿cómo operan? Pese a que la violencia que provocan en México tiene “proporciones epidémicas”, en la Unión Americana lo sanguinario queda reducido a niveles casi imperceptibles que les ha valido evitar ser detectados e investigados en aquel país.

Para ser concretos, el informe de la DEA sigue la tendencia que ha mantenido durante años: son seis los cárteles que dominan en México.

Dichos grupos son amos y señores de los pasillos por donde se trafica la droga en la frontera con EUA, además de que su “continuo crecimiento” les ha permitido exportar grandes cantidades de narcóticos sin que su influencia y alianzas con otros grupos se vean disminuidas siquiera un poco.

¿Cuáles son esos grupos? El Cártel de Sinaloa, el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), el Cártel de Juárez, el Cártel del Golfo, el Cártel de los Beltrán Leyva y los Zetas.

Sobre los sinaloenses, la DEA apunta que a pesar de las disputas internas el grupo que, dice, dirige Iván Archivaldo y Jesús Alfredo Guzmán –hijos del Chapo– en alianza con el Mayo Zambada, el cártel domina gran parte del Pacífico, Durango, Sonora, Bajac California, Chihuahua y al menos otra decena de estados.

En estados Unidos, los de Sinaloa mandan droga al por mayor como mariguana, cocaína, metanfetamina, heroína y fentanilo a ciudades como Chicago, Phoenix, Los Ángeles y Denver a través de su red de trasiego en California, Arizona, Nuevo México y el oeste de Texas.

Sobre el Jalisco Nueva Generación (CJNG), hay que hablar en serio y la misma agencia antidrogas lo sabe. El grupo que encabeza el sanguinario Nemesio Oseguera Cervantes, alias El Mencho, es el de más reciente creación pero el que mayor capacidad de fuego tiene.

El CJNG ha crecido como espuma gracias a los insólitos niveles de violencia que son capaces de alcanzar, lo cual ha quedado patente en los enfrentamientos que sostienen con sus rivales en al menos 22 de los 32 estados del país. Todo esto también les ha permitido alcanzar presencia hasta ciudades de EUA como Los Ángeles, Nueva York, Chicago y Atlanta.

Los demás grupos, aunque no de tanto poder, siguen creciendo fuera de sus fronteras. Ese es el caso del Cártel de Juárez, que alguna vez encabezara el mítico Amado Carrillo, el Señor de los Cielos, el cual tiene presencia en Chihuahua, sobre todo en Ciudad Juárez.

De acuerdo con el informe, este cártel ha comenzado a traficar y distribuir cocaína y metanfetamina en Denver, Chicago y Oklahoma a través de sus canales en El Paso, Texas.

Los del Golfo, un histórico de la geografía del narco en México, tienen operaciones en Tamaulipas y Quintana Roo, además de que al igual que sus pares de Juárez, recién han emprendido en el negocio de la heroína y la metanfetamina en EUA.

La mayor parte de sus envíos son contrabandeados al sur de Texas, específicamente en la región entre el Río Bravo, Valle e Isla del Padre Sur, lo que les ha permitido mantener presencia en Atlanta y puntos clave de distribución en Houston y Detroit.

En el caso de los Beltrán Leyva, quienes operan primordialmente en Guerrero, Morelos, Nayarit y Sinaloa, llevan años perdiendo influencia y territorio, pero no por eso se les puede descartar. En este caso, ninguno de los hermanos que dan nombre al cártel lo dirige ya, pero varias de las células que aún sobreviven operando para los de Juárez, los Zetas o el mismo CJNG.

Sin embargo, aún tienen centros de distribución de mariguana, cocaína, heroína y metanfetamina en Phoenix, Los Ángeles, Chicago y Atlanta.

Finalmente los Zetas también son considerados un grupo cuya disminución se ha visto acentuada en los últimos años, aunque operan todavía en Campeche, Tabasco, Puebla, Quintana Roo, Coahuila y Tamaulipas.

De acuerdo con el informe de la DEA, los Zetas todavía trafican con cocaína, heroína, metanfetamina y mariguana en centros de distribución localizados en Laredo, Dallas y Nueva Orleans, aunque también se ha reportado presencia en Atlanta.

Zambada, el multimillonario diabético

A días del informe de la DEA, de acuerdo con el corresponsal de Bloomberg en México, Justin Villamil, quien realizó el reportaje “El socio multimillonario del preso Chapo consolida un imperio”, Ismael El Mayo Zambada, está enfermo de diabetes y posee una fortuna de 3 mil millones de dólares.

Villamil afirma que mientras su exsocio, el Chapo Guzmán, está enjuiciado en Nueva York y su hijo, Jesús Vicente Zambada Niebla, el Vicentillo, está por ser sentenciado por una Corte Federal de Chicago, el Mayo es un hombre multimillonario.

“A lo largo de varias décadas, El Mayo y el Cártel de Sinaloa construyeron un imperio sobre la cocaína, la heroína y el tráfico de personas, cambiaron las líneas de productos en respuesta a la demanda, arrinconaron mercados en los EE.UU. y expandieron los vínculos de exportación hasta Australia. El cartel presuntamente lavó dinero a través de algunos de los bancos más grandes del mundo, inyectándolo en compañías nacionales y cuentas en el extranjero”, escribe Bloomberg.

Este medio también aseguró que “vertieron efectivo en casi 250 compañías, muchas de las cuales aún están en funcionamiento, según la Administración de Control de Drogas (la DEA). La red de negocios se extiende desde Culiacán, la capital de Sinaloa, hasta Panamá, Honduras y Colombia”.

Villamil afirma que entre esas hay “un parque acuático y una guardería que supuestamente estaba a cargo de la hija de Zambada, María Teresa. El Departamento del Tesoro de los EE.UU. La designó como parte de la organización de su padre en 2007 por su papel en la propiedad de compañías de fachada para el cártel”.

Por su parte, Bloomberg, basándose en un análisis propio de las cifras de incautaciones y precios de la DEA, el Cártel de Sinaloa obtiene en ganancias 11 mil millones de dólares anuales por las ventas de la frontera entre México y Estados Unidos.

“La cifra es probablemente conservadora, ya que excluye los ingresos de los mercados no estadounidenses. El cálculo también supone que la mitad de todas las drogas destinadas a los Estados Unidos son incautadas”, afirma el medio.

“El análisis asume que el comando principal del Cártel, (el Mayo) se embolsó al menos el 5 por ciento de los ingresos brutos, basándose en estimaciones de personas con conocimiento del negocio del cártel que solicitaron no ser identificados. A esa tasa, Zambada habría recaudado 3 mil millones de dólares desde 2001”, asegura Bloomberg.

Sin embargo, dado que se encuentra escondido en las serranías de México y Estados Unidos ofreciendo hasta 5 millones de dólares de recompensa a cambio de información que permita su captura, “el último capo en pie puede estar perdiendo el control sobre el cártel de la droga más grande del mundo”.

“El Cártel de Sinaloa ha logrado sobrevivir durante tanto tiempo, en parte debido a su capacidad para actuar como un negocio, respondiendo a los cambios en la demanda, administrando cadenas de suministro internacionales y estableciendo redes en los mercados globales”, explica el amplio reportaje.

Bajo el liderazgo del Mayo Zambada, el cártel “extendió los enlaces de suministro de precursores químicos hasta China, importando las materias primas y enviando el producto terminado a los mercados estadounidenses y más allá”.

En mayo de 2016, la DEA describió a Ismael Zambada en su ficha de la lista de fugitivos más buscados, como un sujeto de 68 años (hoy de 70), de tez blanca y fugitivo de la justicia, quien está “armado y peligroso”, por lo que pedía a los ciudadanos no intentar detenerlo por sí mismos.

Dicha ficha afirma que el Mayo está siendo buscado a partir de un encausamiento de una corte de distrito occidental de Texas, donde se le acusa de conspiración para importar cocaína y mariguana hacia EUA.

¿La madre de todas las alianzas?

Todos los reflectores están puestos en el juicio del Chapo Guzmán en Nueva York, lo cual estaría siendo aprovechado por el Cártel de Sinaloa para realizar una “jugada maestra” en el tablero del narco en México: unirse a su más grande rival, el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Mientras los ojos del mundo están con la atención puesta en el proceso contra Guzmán Loera, el grupo que fundó podría estar aprovechando esto como una gran cortina de humo, donde podría alcanzar hasta cadena perpetua.

En una entrevista para AFP, el exjefe de operaciones internacionales de la DEA, Mike Vigil, aseguró que “la captura y extradición de Guzmán fue bueno para la justicia mexicana y de Estados Unidos, pero en realidad es más simbólico porque el Cártel de Sinaloa sigue siendo el más potente del mundo”.

Esto último ha sido posible gracias al liderazgo del Mayo Zambada, el último peso pesado del narco mexicano y quien siempre ha sido un prófugo de la justicia.

Por su parte, el investigador de la UNAM experto en temas de seguridad y defensa, Javier Oliva, considera que el juicio del Chapo “realmente parece más un espectáculo que algo de fondo”.

¿Y por qué? Asegura que mientras no se haga una “fiscalización de dinero, los juicios no tienen mucha utilidad. La esposa, los hijos, los cómplices podrán seguir usando las decenas de millones de dólares que dejó este delincuente”.

Es cierto que la extradición del Chapo Guzmán debilitó al Cártel de Sinaloa en un principio, pero la DEA afirma que hoy “mantiene el mayor dominio en Estados Unidos”, mientras que su más grande rival, el Cártel Jalisco Nueva Generación, “ha expandido significativamente su presencia en los últimos años”.

Por su parte, los hijos de Guzmán, Iván Archivaldo y Jesús Alfredo, son considerados “unos juniors que nunca trabajaron en su vida y no saben hacer ese negocio”, lo cual ha sido aprovechado pro Zambada para imponerse al frente del Cártel, considera Raúl Benítez Manaut, del Centro de Investigaciones sobre América del Norte, de la UNAM.

A diferencia de esto, Nemesio Oseguera, El Mencho, líder del CJNG, vive una lucha interna que ha debilitado el gran avance de su organización logrado a punta de violencia extrema y un arsenal capaz de incluso derrumbar helicópteros militares.

Vigil asegura que Carlos Enrique Sánchez, El Cholo, conspira en contra del Mencho para quitarle el mando del CJNG, lo cual ha impedido que continúe su gran avance.

El funcionario de la DEA asegura también que el Cholo “se ha aliado con el cártel de Sinaloa, que lo está apoyando con fondos y con sicarios para que pelee contra el Mencho y entonces, si logra obtener el liderazgo, se va a aliar con el Cártel de Sinaloa. Lo va a tener que hacer para poder sobrevivir”.

Esto, a su vez, es aprovechado por el grupo de Sinaloa para quitarle al CJNG su territorio. En suma, sea cual sea el resultado final de la disputa entre el Mencho y el Cholo, el mayor beneficiado es el cártel del Chapo y el Mayo Zambada.

Hemeroteca

Mitos y realidades de la economía con López Obrador: ¿vamos hacia la recesión?

Publicado

el

mitos_amlo, AMLO, 52 kb, Economía
Foto: Especial.

La economía del país está en medio de un estira y afloja. Por un lado, organismos internacionales, nacionales y autónomos coinciden en que México crecerá, incluso, por debajo de las expectativas menos optimistas; en contraparte, el presidente y su gobierno tienen “otros datos”. Un debate más, cortesía de la 4T.

| Santiago I. Soriano Condado

Entre renuncias y reacomodos, el primer año de gobierno de Andrés Manuel López Obrador ha sido de sacudidas en prácticamente todos los sectores del país y el económico no se ha quedado atrás.

Para el presidente no hay dudas: vamos bien, muy bien, de hecho y lo respalda con sus números.

En contraste, calificadoras internacionales, bancos, organizaciones patronales y hasta el Banco de México (Banxico) coinciden en que la de México es una economía que navega entre la incertidumbre por sus bajas expectativas de crecimiento y con miras hacia una posible recesión técnica.

Así un debate más está sobre la mesa aunque para algunos es un tema que debería ser analizado (y corregido) a la brevedad, dado el riesgo de las circunstancias en el corto, mediano y largo plazo.

Cuando ganó las elecciones presidenciales hace ya más de un año, AMLO aseguró que con su gobierno se acabaría la “larga noche del neoliberalismo” en México; pasados los meses, ya con los primeros pasos de su administración dados, su hoy ex secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, acusa conflicto de intereses, intromisiones y la presencia de personajes que poco o nada aportan a la política económica del país.

Este conflicto al interior de la Cuarta Transformación pone de manifiesto las disputas en el gabinete del mandatario, quien lejos de dar manotazos o imponer el orden, ha dejado que estos se desarrollen en un ejercicio del libre albedrío de sus colaboradores.

Sin embargo, la baja de Urzúa acentuó las voces desde la inconexa oposición política del país, quienes acusan que su dura carta de renuncia dirigida al presidente, sumada a la entrevista que concedió la misma semana en que esto ocurrió, son muestras de que México inevitablemente se dirige a la debacle económica.

¿Hay un punto medio? Difícil (si no es que imposible) encontrarlo. Lo más sensato es, quizá, contrastar ambas posturas y a partir de ello forjar un criterio propio.

La contracción económica

De acuerdo con información disponible, la economía mexicana presenta una desaceleración mayor a la prevista, así como tener señales de debilidad durante el segundo trimestre de 2019, de acuerdo con la Junta de Gobierno de Banxico.

Asimismo, el reporte indica que el Producto Interno Bruto (PIB) de México se contrajo 0.2 por ciento durante los primeros tres meses del año, lo cual dificulta aún más la promesa de crecimiento económico al 4 por ciento anual al cierre del sexenio lopezobradorista.

La minuta del banco central afirma que “la mayoría (de la Junta de Gobierno) señaló que el balance de riesgos para el crecimiento ha ampliado su sesgo a la baja, como resultado de factores externos e internos, y algunos mencionaron que se ha tornado más incierto”.

Esos riesgos que mencionan son, a su consideración posibles dificultades con la ratificación del Acuerdo Comercial México, Estados Unidos, Canadá (T-MEC) y nuevas presiones a través de amenazas arancelarias por parte del gobierno de Donald Trump.

Un punto a destacar es que Banxico consideró de suma importancia atender el deterioro de la calificación crediticia soberana y de Pemex, haciendo énfasis en la importancia de evitar más repercusiones en la nota de la deuda de la empresa productiva del Estado, especialmente tras la baja de su calificación por parte de Fitch en junio pasado.

Pero no se detiene todo ahí.  Analistas privados que Banxico consultó recortaron la expectativa de crecimiento económico para 2019 y 2020.

En la “Encuesta sobre las expectativas de los especialistas en economía del sector privado”, que corresponde a junio de 2019, el pronóstico de crecimiento para 2019 bajó hasta 1.13 por ciento desde el 1.32 por ciento en mayo, siendo este su noveno ajuste consecutivo.

Respecto a 2020, los consultados también bajaron de 1.66 por ciento desde el 1.72 por ciento luego de que dos meses este número no se moviera.

Dichos datos corresponden a una media de pronósticos de la encuesta recopilada por el Banco de México  entre 37 grupos de análisis y consultoría económica del sector privado nacional y extranjero.

El fantasma de la recesión económica

De acuerdo con Bank of America, el riesgo de que México entre a una recesión económica técnica se hace mayor ante el pronóstico a la baja de la economía mexicana para el segundo trimestre de 2019, adicional a la caída del 0.1 por ciento en los primeros tres meses del año calendario.

Según el augurio del banco estadounidense, si México entra oficialmente en recesión, el peso podría perder valor en caso de que haya una salida de capitales.

En contraste, el martes pasado, Arturo Herrera, nuevo secretario de Hacienda y Crédito Público, dijo que el país está “aún muy, muy lejos” de una crisis económica de este tipo.

“No veo una recesión en puerta”, dijo Herrera; si embargo, expuso su preocupación ante el contexto internacional, mismo que podría repercutir en la moneda nacional, como el bajo crecimiento de las divisas de países desarrollados”.

También dijo que durante su administración en SHCP se mantendrán las metas fiscales que se fijaron en el Paquete Económico 2019, tales como el Superávit primario del 1.0 por ciento respecto al Producto Interno Bruto (PIB).

También dijo que para el Paquete Económico de 202 se seguirán tres líneas principales: mantener un marco macroeconómico sólido, seguir con la meta del superávit primario, y la estabilidad de los ingresos presupuestarios.

Los otros datos

A pesar de este panorama, el presidente López Obrador insiste en su postura. Durante el festejo por el primer año de su contundente victoria electoral en el Zócalo de la Ciudad de México se refirió a múltiples datos que invitan a compartir su optimismo.

Con esto, López Obrador resumió que México tiene finanzas públicas sanas y destacó que respeta a pesar de las contradicciones al Banco de México.

“Aunque poco, la economía está creciendo, no hay recesión y además, ahora, esto es muy importante, es menos injusta la distribución del ingreso, es decir, hay más desarrollo y más bienestar”, dijo ante el Zócalo que aplaudió su positivismo.

Días después, durante una visita por Michoacán, el presidente aseguró que “hay dos problemas que estoy atendiendo de manera directa, lo demás no me preocupa tanto, la corrupción es papita, el que haya bienestar no me preocupa, va a salir, la economía esta creciendo a pesar de que dicen lo contrario”.

Finalmente sentencio que “mi preocupación y mi ocupación está en dos asuntos, la salud y garantizar la seguridad, que haya paz y que haya tranquilidad en el país”.

Lo bueno y lo malo, según Coparmex

De acuerdo con la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), “México sigue creciendo y eso es importante destacar, aunque sea menos de lo que estábamos creciendo”.

Así lo destacó el vicepresidente de Fortalecimiento Estructural de la confederación, José Medina Mora, quien afirmó que “al principio había dicho que la economía podía crecer 2.2% ahora se ajustó a 1.4%, la región de Centro Occidente y Bajío crecerá arriba de 4%, en el sureste hay estados con crecimiento negativo y este 1.4% es un promedio, entonces es importante ver que el país sigue creciendo aunque sea de forma disparejo”.

En ese sentido, destaca claroscuros en las decisiones de AMLO, siendo algo positivo que el gobierno federal ha mantenido un “sano equilibrio fiscal y financiero”, lo que permite que la economía siga hacia delante”.

Un punto más a favor es la serie de pactos entre la iniciativa privada y gobiernos locales en Querétaro, Guanajuato, San Luis, Aguascalientes y Jalisco para el impulso del desarrollo en bloque, lo cual permitirá que dicha región crezca el 4.5 por ciento.

Pese a todo, hay preocupaciones. “Algunos indicadores que dicen que hay que hacer correcciones, el hecho de que tanto Fitch Ratings,  Moody’s y otras agencias internacionales hayan rebajado la calificación de la CFE y Pemex esto no había sucedido en 10 años, pues es alarmante. Porque es algo de cómo se ve Petróleos Mexicanos y la Comisión Federal desde afuera”, dijo la Coparmex.

AMLO mete incertidumbre a economía: EUA

Mientras tanto, desde el gobierno de Estados Unidos ven que las políticas “contradictorias” de López Obrador han inyectado incertidumbre a la economía mexicana , especialmente las que se relacionan con las finanzas de Pemex y el sector energético.

Así lo indica el Reporte sobre Cima de Inversión en México, realizado por el Departamento de Estado de EUA, donde también se menciona que el gobierno del tabasqueño socava “las reglas del juego” para los inversionistas.

Se dice también que “las perspectivas de ratificación del Tratado Comercial entre Estados Unidos, México y Canadá para 2019 y un cambio histórico en el Gobierno mexicano el 1 de diciembre de 2018 siguen siendo fuentes clave de incertidumbre para las inversiones”.

Asimismo asegura que “la administración perspectivas de ratificación del Tratado Comercial entre Estados Unidos, México y Canadá para 2019 y un cambio histórico en el Gobierno mexicano el 1 de diciembre de 2018 siguen siendo fuentes clave de incertidumbre para las inversiones”.

Otro punto que destaca es que los inversionistas ven con preocupación el debilitamiento de la Comisión Federal de Competencia Económica y la Comisión Nacional de Hidrocarburos y la Comisión Reguladora de Energía (CRE).

Afirma que el gobierno de AMLO “nombró a cuatro de los siete comisionados de la CRE pasando por encima de las objeciones del Senado, que votó dos veces para rechazar a los nominados, en parte debido a la preocupación que… erosionarían la autonomía política de la CRE”.

Piden que AMLO escuche

En medio de este debate, el diario especializado en temas económicos, el Financial Times, aseguró que tras la renuncia de Carlos Urzúa a la Hacienda mexicana, el presidente López Obrador deberá escuchar a Arturo Herrera, quien lo relevó en el cargo.

La editorial del medio estadounidense asegura que el tabasqueño “debe aceptar noticias desagradables, no seguir confiando en sus propios datos (diferentes)”.

Además destaca que “la carta de renuncia del señor Urzúa no dejó dudas sobre los motivos de su partida después de solo siete meses. Acusó al gobierno de tomar decisiones sin una justificación sólida y de imponer a funcionarios no calificados en puestos clave con claros conflictos de interés”.

López Obrador, en respuesta, aseguró que el diario debería perdirle una disculpa a México ya que “se quedó callado mientras se imponía la corrupción en México, nunca dijo nada, al contrario, aplaudía”.

¿Y qué dicen los mexicanos?

A un año de que AMLO ganó la presidencia de la República, un 54 por ciento de los mexicanos cree que la situación actual mejoró, según la encuesta México, un año después del tsunami, realizada por Consulta Mitofsky.

En esa misma encuesta, un 41.5 por ciento de los consultados cree que la situación ha empeorado, mientras que el resto no quiso responder.

Sin embargo, a pesar de la percepción de mejora, casi la mitad de los ciudadanos, un 48 por ciento, cree que la economía ha empeorado, mientras que un 37 por ciento cree que sigue igual. Un 14 por ciento cree que mejoró.

Seguir leyendo
Anuncios
Anuncios

Política

Anuncios

CDMX

Anuncios

Tienes que leer