Conecte con nosotros

Hemeroteca

Altos salarios no garantizan honestidad: Jesús Ramírez Cuevas, vocero de López Obrador

Publicado

ramirez_cuevas, Cuevas, 25 kb, López Obrador
Foto: Roberto Tetlalmatzin

Andrés Manuel López Obrador llegó a la Presidencia de la República con un gran capital político el cual, incluso antes de la toma de protesta oficial, le permitió iniciar la Cuarta Transformación de la vida pública de México. Las resistencias, por supuesto, no se hicieron esperar.

Jesús Ramírez Cuevas, vocero de la Presidencia de la República, abordó en exclusiva con esta casa editorial temas como la protección a periodistas, su visión del país de aquí a tres años y los retos que la Cuarta Transformación tiene por delante.

| Jorge Blancas

Los altos salarios de los jueces y magistrados “no se traducen en mejores niveles de eficiencia para la aplicación de la justicia o en la disminución de la impunidad”, sentenció Jesús Ramírez Cuevas, vocero de la Presidencia de la República.

En entrevista exclusiva con Reporte Nivel Uno, el responsable de la comunicación del Gobierno de México manifestó que, a pesar de los privilegios y prebendas de los altos funcionarios del Poder Judicial, en México persiste “un rezago jurídico muy alto”, al grado de tener “99 por ciento de impunidad”.

Refirió que lo funcionarios públicos, sobre todo aquellos que realizan acciones en materia de seguridad e impartición de justicia, “deben tener niveles salariales adecuados” asimismo, manifestó que los salarios demasiados altos no garantizan que incurran en actos de corrupción.

“Llevamos muchas décadas con un sistema político que fue envileciendo las instituciones, que fue convirtiendo a los funcionarios públicos en usufructuarios del presupuesto como si fuera patrimonio propio. Hemos visto un patrimonialismo de los gobernantes y de lo partidos en los gobiernos que usaron todos los recursos públicos, los inmuebles, y todo lo que significa el poder público, para beneficio de sus grupos”.

Añadió que la Cuarta Transformación y el Plan de Austeridad Republicana que propone el Gobierno de México genera resistencias, a pesar de que los salarios de los jueces y magistrados superan por un tercio los recibidos por sus similares en Estados Unidos.

“No le toca al Ejecutivo sancionar o perdonar a corruptos”

Ante las críticas que diversos actores han proferido en torno a una eventual “amnistía” a políticos corruptos de administraciones pasadas, Jesús Ramírez Cuevas, aseguró que el presidente López Obrador “nunca ha dicho que va a perdonar a un corrupto”. Lo que ha dicho y con todas las letras es “no vamos a perseguir a los corruptos”.

No obstante, refirió que si algún gobernante tiene cuentas pendientes con la justicia que el Congreso, la Fiscalía, la Secretaría de la Función Pública, la Auditoría Superior de la Federación, Comisiones Especiales del Congreso o ciudadanos mismos, realicen las denuncias correspondientes.

“No le toca al Ejecutivo sancionar o perdonar ningún delito patrimonial que dañe al presupuesto y a los mexicanos, ese es un tema del Poder Judicial”, aclaró.

Refirió que “la política del Poder Ejecutivo no se va centrar en venganzas o en perseguir a los políticos del pasado, porque hay que concentrarse en lo importante, que es transformar las circunstancias sociales, económicas y políticas de los mexicanos”.

Iniciarán a cumplir compromisos de campaña en 2019

A pesar de que se tiene ya etiquetados muchos recursos con el pago de deuda, fideicomisos y pensiones, el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador iniciará a cumplir sus compromisos de campaña en 2019.

De acuerdo con Jesús Ramírez, vocero del Gobierno de México, los mexicanos merecen un cambio profundo, de raíz y que implique el cumplimiento de las propuestas que se han hecho, no obstante, refirió que la ejecución de los compromisos electorales depende del presupuesto.

“Pero tal y como hemos hecho los cálculos de lo que existe en ingresos del estado, como de la posibilidad de gasto, porque ya hay muchos gastos etiquetados como la deuda, los fideicomisos y las pensiones, a pesar de eso sí puede alcanzar, al menos esas son las cuentas que tenemos, y que ya se presentarán en el presupuesto público.

Para el 2019 ahí vamos a empezar a cumplir los compromisos de campaña”.

“Las expectativas son grandes porque la gente quiere un cambio de fondo, y también hay que decirle a la gente que piensa que los cambios se dan del día para la noche, que los cambios llevan un tiempo y que también implican una responsabilidad social.

Los grandes rezagos que tiene México demandan una acción decidida del estado, del
gobierno, de los funcionarios públicos, pero también de la sociedad”, dijo.

Respeto irrestricto a la libertad de expresión

Jesús Ramírez dijo que la relación con los medios de comunicación será “franca, directa, abierta y de respeto” y aseguró que en el gobierno del mandatario López Obrador “no se va a utilizar el presupuesto público para inducir, presionar o cambiar las líneas editoriales”.

Refirió que “la publicidad gubernamental es un derecho de los ciudadanos y es una obligación del gobierno”, no obstante, ésta tiene que cumplir ciertas reglas.

Añadió que previo a un análisis, se elegirá qué medios son los más adecuados para difundir sus mensajes, y no serán las relaciones políticas, personales o informativas las que determinen el lugar donde se difundan los mensajes gubernamentales.

“Habrá respeto irrestricto a la libertad de expresión, habrá cero censura, y no se obligará a ningún periodista ni a ninguna redacción a cubrir con cierto enfoque cualquier tipo de información oficial. Y sobre todo estar abiertos a la crítica”.

Entrevista realizada por Jorge Blancas y Ángel Villanueva

Hemeroteca

Gobierno de AMLO dice adiós al efectivo para erradicar corrupción

Publicado

el

amlo_efectivo, López Obraor, 43 kb, efectivo
Foto: Especial.

El presidente AMLO puso en la mesa la eliminación del efectivo ejerciendo como una estrategia para combatir la corrupción. La idea es simple: sin una persona como intermediaria en la entrega de los apoyos sociales, la posibilidad de un acto de corrupción se reduce radicalmente. De igual modo, la banca en México ha volteado a esta posibilidad y el proceso para disminuir el uso del dinero convencional parece estar más adelantado. ¿Será este el fin del efectivo en México?

A partir del 1 de abril arrancó el programa piloto del sistema de Cobro Digital (CoDi), el cual fue desarrollado por el Banco de México en asociación con la banca privada y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público con miras a jubilar, de una vez por todas, el uso del efectivo.
Este sistema, el cual debe ser adoptado por to- dos los bancos operantes en el país con más de 3 mil cuentas en septiembre, contempla el uso del teléfono móvil para poder hacer cobros y pagos. Éste sistema no solo tiene como objetivo reducir el uso del efectivo, sino también llevar los servicios financieros a los mexicanos que históricamente han sido relegados de estos productos.

En un inicio, se pondrá en operación tres programas piloto con una duración entre tres y cuatro meses; en uno de ellos la Secretaría de Hacienda distribuirá por medio de la banca digital y el CoDi los apoyos de un programa social dirigido a jóvenes.

En la segunda etapa, impulsará el uso de esta plataforma en una ciudad con una población menor a 150 mil habitantes. En dicha urbe se buscará modificar la cultura financiera y se tomará como ejemplo para replicar el modelo en otros lugares, sobre todo aquellas localidades que tienen difícil acceso a los servicios financieros.

El periodo de prueba concluirá en una población muy pequeña en donde no exista sucursal bancaria. Ahí será la prueba final de esta tecnología de servicios financieros.

LEER REVISTA COMPLETA AQUÍ.

¿Por qué AMLO impulsa no usar efectivo?

Siendo Andrés Manuel López Obrador presidente electo, dio a conocer cinco temas prioritarios a de- finir antes de iniciar su mandato y uno de ellos tenía que ver con los sistemas de pago “para dispersar los recursos económicos para los beneficiados de los programas sociales, donde no hay inclusión financiera o sucursales bancarias”.

Según datos oficiales, los programas sociales atendieron en el último año de Enrique Peña Nieto a más de 15 millones de personas con apoyos mensuales y bimensuales, para un total de 90.9 millones de transferencias que deben dispersarse en al menos 200 mil localidades.

En el gobierno del presidente López Obrador, la base de beneficiarios aumentará aproximadamente 25% con la adhesión de nuevos programas como “Jóvenes construyendo el futuro”, “Apoyo universal a adultos mayores y discapacitados” y “Un millón de hectáreas”.

En la administración pasada los apoyos se pagaban a través de 15 mil puntos de pago, de los cuales 5 mil son fijos y semifijos y 10,000 en puntos de pago en efectivo.

Son justo los puntos de pago en efectivo donde el presidente López Obrador puso su interés, dado que es en estos puntos donde se gestaba la mayor parte de la corrupción en la entrega de los apoyos a grupos vulnerables.

La entrega de apoyos de manera directa y electrónica contribuiría, en primer lugar, a combatir la corrupción; en segundo lugar, para reducir la evasión fiscal, así como los mercados informales y, finalmente, les permitiría combatir al crimen organizado en la medida en que podrían cerrarles el margen de acción con dinero en efectivo.

LEER REVISTA COMPLETA AQUÍ.

Seguir leyendo
Anuncios
Anuncios

Política

Anuncios

CDMX

Anuncios

Tienes que leer