Conecte con nosotros

Legislativo

Fernández Noroña ataca de nuevo: llama “pedorra” a alcaldesa panista

Publicado

noroña_pedorra, Fernández Noroña, 44 kb, alcaldesa
Foto: Especial.

REYNOSA, TAMAULIPAS.- Primero llamó pendejo a Javier Lozano y ahora se refirió a la alcaldesa de Reynosa, Maki Ortiz, como “pedorra”. Es Gerardo Fernández Noroña, diputado federal por el Partido del Trabajo (PT).

Fue durante una visita a la ciudad fronteriza en que Fernández Noroña aseguró que “la alcaldesa pedorra de Reynosa es terrible, tiene a Reynosa hecha pedazos”.

El sábado pasado fue cuando el legislador petista dijo que se le “encoge el corazón” de ver cómo está Reynosa, “con calles mal hechas y sin limpieza“.

Alcaldesa Pedorra

"Alcaldesa pedorra" fue el calificativo que usó Gerardo Fernández Noroña al referirse a la presidenta municipal de Reynosa Ayuntamiento Maki Ortiz

Posted by Extremo Noticias on Saturday, February 2, 2019

“Me da una tristeza. Si yo fuera el alcalde de Reynosa no tendría cara con que salir a la calle”, externó.

Esta no es la primera vez en que Fernández Noroña protagoniza episodios de este tipo; también aseguró a los medios que los trabajadores no merecen esos gobernantes que “no sirven”.

Finalmente advirtió que “va a haber ley de revocación del mandato, alcalde, diputado local, diputado federal, senador, gobernador, presidente de la república, quien no funcione se va”.

ssc

Legislativo

Morena usó datos engañosos para defender creación de Guardia Nacional

Publicado

el

policia_guardia, Guardia Nacional, 57 kb, Morena

MÉXICO.- De acuerdo con El Sabueso, una iniciativa de Animal Político para detectar la veracidad o falsedad de afirmaciones hechas por políticos respecto a algún tema, Morena usó datos engañosos para defender la creación de la Guardia Nacional como insiste en que se haga el presidente Andrés Manuel López Obrador.

El Sabueso revisó el documento con el que Morena en el Senado respondió los supuestos mitos que hay en torno a la Guardia Nacional, mismo que circuló entre legisladores federales antes de que se discutiera el dictamen para crear dicha corporación de seguridad que se realizará este jueves.

El texto completo del grupo parlamentario que encabeza Ricardo Monreal se puede leer aquí.

De acuerdo con el texto redactado por Morena, “la Guardia Nacional es un cuerpo de seguridad pública de carácter civil”, lo cual está garantizado porque su jefe supremo, el presidente de la República, es civil y porque recluta a sus integrantes abiertamente entre la población en general, pero el proyecto de dictamen que discutirán los Senadores, elimina la adcripción y dirección de la Guardia Nacional a la Secretaría de Seguridad.

Además la dirección exclusivamente civil fue eliminada, pues en el nuevo dictamen se propone que la Guardia Nacional esté conformada por una Junta de Jefes de Estado Mayor, la cual integrarían ramos de Seguridad, Defensa Nacional y Marina, lo cual equivale a dos mandos militares y uno civil.

Referente a que “es un mito que como candidato, Andrés Manuel López Obrador ofreció retirar de las calles a los militares que, desde hace décadas, realizan labores policiales en varias ciudades de México”.

El documento de Morena cita un párrafo del libreo de López Obrador: “2018. La salida. Decadencia y renacimiento de México”, que se publicó en 2017; ahí dijo que el Ejército y la Marina serán “instituciones de protección de los mexicanos”, abriendo la posibilidad de que se creara una Guardia Nacional y aunque en 2018 no habló de una posible reducción de funciones del Ejército en labores de seguridad, sí lo dijo abiertamente en 2012, en su segunda candidatura presidencial.

Aquel año, cuando se enfrentaba a Enrique Peña Nieto, Josefina Vázquez Mota y Gabriel Quadri de la Torre por la presidencia, dijo en un video que publicó en internet que se tenía “que ir sacando al Ejército de las calles. El Ejército no está preparado para esta función, es otro su encargo, es defender la soberanía nacional  y no debe de seguirse exponiendo al Ejército, es una institución que debemos de cuidar todos, no socavar al Ejército”.

Ahí mismo, López Obrador dijo que el proceso de regresar al Ejército a sus cuarteles tomaría medio año mientras la policía se profesionalizaba para hacerse cargo de la seguridad pública.

El texto morenista también afirma “sobre el caso de los alumnos del ITESM asesinados por el Ejército, se debe recordar que en 2010 la entidad vivía en temor constante por salir a las calles. Ya no era seguro salir por las noches, y en cualquier momento un convoy armado del crimen organizado podía acribillar a cualquier fuerza judicial, sin importarle los daños colaterales. En ese estado de cosas, era más probable la comisión de errores, pero no se debe juzgar a todo el Ejército por ello”.

Tras el homicidio, la Sedena sostuvo en una primera versión que las dos personas ejecutadas eran “peligrosos narcotraficantes” que estaban armados, pero luego se comprobó que eran solamente estudiantes, lo cual orilló a la autoridad a aceptar que fueron confundidos con sicarios ya que los verdaderos criminales se refugiaron en el ITESM y lanzaron granadas desde el interior contra los uniformados. Una línea de investigación más manifestó que la muerte de los estudiantes fue causa de un fuego cruzado.

Ese mismo año, la CNDH afirmó que los estudiantes no portaban armas ni viajaban en la camioneta agresora, así como tampoco fueron miembros de la delincuencia organizada como en un principio dijo la Sedena.

Otra de las imprecisiones de Morena es que “los señalamientos, quejas y recomendaciones de presuntas violaciones a derechos humanos en contra integrantes del instituto armado han sido mucho menores a los acumulados por otras fuerzas de seguridad”.

Dicho argumento se tomó de un documento redactado por Morena mismo en la Cámara de Diputados para reunir sus argumentos a favor de la creación de la Guardia Nacional.

El grupo mayoritario en el Congreso usó los datos del INEGI en 2017 y 2018, así como el número de elementos de la Policía Federal, la Sedena y Marina que se reporta en el Sexto Informe de Gobierno de Enrique Peña Nieto. Todo esto, con una metodología engañosa para llegar a dicha cantidad.

Los morenistas calcularon el número de violaciones a los derechos humanos por cada mil elementos, pero sin tomar en cuenta cuántas detenciones hizo cada operación, pues no todos los federales, militares o marinos que existen llevan a cabo detenciones.

Datos de la Encuesta Nacional de Población Privada de la Libertad en 2016, del INEGI, afirman que la Marina fue la institución con mayor porcentaje de agresiones contra sus detenidos, ya fueran patadas, ataduras, ser desnudados, sofocados, quemados o violados.

Si se habla de la Policía Federal, las agresiones bajan respecto a las Fuerzas Armadas, pero en la mayoría de los casos esto fue mayor al 40 por ciento.

ssc

Seguir leyendo
Anuncios

Revista Digital

Política

CDMX

Anuncios

Tienes que leer