Conecte con nosotros

Seguridad y Justicia

Para proteger su familia, el Chapo hizo reunión de narcos antes de extradición

Publicado

el

chapo, 69 kb, extradición
Foto: Cuartoscuro.

MÉXICO.- De acuerdo con información revelada por Carlos Loret de Mola en su columna Historias de Reporteros, en El Universal, el Chapo Guzmán hizo una especie de cumbre de narcotraficantes antes de ser extraditado por el gobierno de Enrique Peña Nieto a Estados Unidos, donde fue declarado culpable por 10 cargos.

En su texto, Loret narra que tras su segunda recaptura, “un par de funcionarios de alto nivel” de la administración anterior contaban con una aplicación en sus celulares y monitores para vigilar al Chapo las 24 horas del día.

Cuenta que “una madrugada, el entonces secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, se asomó a la señal de las cámaras de vigilancia que veían al Chapo. Lo que se encontró lo dejó tan preocupado que llamó a sus colaboradores a una reunión de emergencia”.

El motivo de dicho llamado fue que Joaquín Guzmán entonaba un corrido dedicado al Mayo Zambada; pero eso no era todo pues junto a él cantaban los guardias así como otros narcotraficantes como el fundador de los Zetas, Miguel Ángel Treviño Morales. Esto encendió las alarmas, describe.

Esto hizo que Osorio tomara medidas tras el rompimiento del primer círculo de seguridad, por lo que los guardias fueron despedidos; pero luego el mismo Chapo dijo en un interrogatorio con las autoridades que Treviño Morales le había dicho que de haberse conocido antes se habrían evitado decenas de enfrentamientos y muertes. En pocas palabras: se estaban haciendo amigos dentro de una cárcel de máxima seguridad.

Fue tras ello que Guzmán Loera fue llevado del Altiplano a Ciudad Juárez el siguiente fin de semana, lo cual implicaba un riesgo para su propia seguridad, así como la de su familia y la ciudad misma pues estando ahí, “otros de su organización lo visitarían y posiblemente buscarían el control de la plaza”, explica el comunicador de Televisa.

Por esto fue que el Chapo pidió garantías de que su familia no sería atacada por el Cártel de Juárez, rival del de Sinaloa que él encabezaba, pero al capo no le bastaba con la palabra de las autoridades, por lo que pidió que lo dejaran negociar con otros capos de alto rango en la región.

De acuerdo con las fuentes federales citadas por Loret, esto dio pie a una reunión a donde mandos del narco llegaron, citados por el hombre fuerte del Cártel del Pacífico, quien mediante sus contactos hacia el exterior logró congregarlos.

“La junta tuvo lugar en Chihuahua. Estuvieron voceros del Chapo, representantes de Vicente Carrillo (ya preso en ese momento) y emisarios de los grupos criminales locales: La Línea, Los Artistas Asesinos y Los Aztecas. El compromiso quedó establecido para las partes: no tocarían a la familia del Chapo a cambio de que el cártel de Sinaloa no intentara quedarse con la codiciada plaza fronteriza“, escribe el periodista.

Sin embargo este acuerdo “duró unos meses”, hasta que se rompió previo a la extradición, el juicio y la condena del Chapo Guzmán.

ssc

Estados

El Mayo y el Marro unen fuerzas en Guanajuato para combatir al CJNG

Publicado

el

marro_mencho_mayo, Mencho, 52 kb, Mayo, CJNG

GUANAJUATO.- De acuerdo con POPLab desde hace tiempo en Guanajuato el Cártel de Sinaloa, a través del Mayo Zambada, trabaja junto a José Antonio Ortiz Yépez, alias el Marro para operar contra el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), que lidera Nemesio Oseguera Cervantes, el Mencho.

En un artículo recientemente publicado explican que el Cártel de Sinaloa lleva mucho tiempo operando en Guanajuato; de acuerdo con informes de la DEA de hace al menos una década reportaban que dicho grupo tenía presencia en varios municipios.

A su vez se cita un estudio de Lantia Consultores, donde se establece que el grupo del Mayo Zabada únicamente mantiene su presencia en la entidad mediante alianzas locales; dicha panorámica incluso identifica con nombres y apellidos a quienes comandan células sinaloenses en León, Irapuato y Salamanca.

De acuerdo con el texto, el Cártel de Sinaloa inició una “colonización” de Guanajuato, ya que no se estableció en la plaza, ni tampoco eliminó a los narcomenudistas de los rivales, ni tampoco se dedicó a financiar candidatos a cargos políticos, sino que se manejó con muy bajo perfil, aunque sí marcó su presencia en el cinturón industrial de la región a través de alianzas con mafias locales dedicadas al narcomenudeo.

TE RECOMENDAMOS LEER: Cártel de Sinaloa y CJNG intercambian armas por cocaína colombiana

“Durante muchos años lo único que les interesó a los capos sinaloenses fue vender su producto en León, Irapuato, Celaya y Salamanca. Por ello no había jefes de plaza como tales, no había una penetración e infiltración mayor en las policías municipales y cuerpos de seguridad. Tampoco emprendieron una contaminación de las estructuras políticas. No financiaron campañas electorales, ni compraron presidentes municipales“, dice el texto.

También se explica que el grupo del Mayo Zambada decidió combatir al CJNG cuando este grupo comenzó a expandirse.

“En varios estados del país el Cártel de Sinaloa empezó a financiar a los enemigos del CJNG para detener su avance. Incluso abrió un frente en el corazón del CJNG. la zona metropolitana de Guadalajara. Con el sobrino de Nacho Coronel al frente y con el apoyo del Gobierno del Estado de Jalisco, encabezado por Enrique Alfaro, el CDS lanzó una embestida de gran calado contra el Mencho. Este nuevo plan de batalla del Cártel de Sinaloa representó una excelente oportunidad para El Marro, líder del Cártel de Santa Rosa de Lima“, dice el artículo.

TE RECOMENDAMOS LEER: Exhiben autos de lujo decomisados al Marro; hasta una ambulancia tenía

Ante la persecución de la que ha sido presa durante el gobierno en turno, el Marro, “sabedor de que el Cártel de Sinaloa estaba apoyando y financiando a varios enemigos del CJNG a lo largo y ancho del país, estableció contacto con los sinaloenses para explorar la posibilidad de pactar una alianza con el mítico Ismael “El Mayo” Zambada”.

Más adelante explica que “en síntesis, la alianza ente el Cártel de Sinaloa y el Cártel de Santa Rosa de Lima no sería entre el “Chapo” y José Antonio Yépez. En su caso, sería entre la facción que comanda el Mayo Zambada y el Marro. No han llegado nuevos contingentes del Cártel de Sinaloa a Guanajuato. Siguen operando los viejos y desgastados cuadros de sinaloenses que se asentaron hace tiempo en la entidad. “El Marro” necesita el apoyo del Cártel de Sinaloa para aliviar la presión que los gobiernos federal, estatal y el CJNG ejercen sobre las zonas bajo su control. Pero el Cártel de Sinaloa puede escoger en dónde golpear al CJNG. Puede incrementar sus ataques en Jalisco, Michoacán, Guanajuato, Veracruz, etc. Tiene de dónde escoger. Apoyar al Marro no es una prioridad”.

Leer reportaje completo aquí.

ssc

Pedro Guerra Maccise

Seguir leyendo
Anuncios
Anuncios

Política

Anuncios

CDMX

Anuncios

Tienes que leer