Conecte con nosotros

Opinión

Ahórrense su felicitaciones, por favor

Publicado

Mariana Otero, 69 KB, felicitaciones
Reporte Nivel Uno

… “La imagen muestra el perfil de una bella damita, su maquillaje es sutil y elegante, sostiene una rosa roja con la mano derecha y mira al horizonte mientras una romántica melodía da pie a que un mensaje se despliegue sobre la pantalla:

“A las mujeres no sólo hay que felicitarlas el 8 de marzo. Ellas son mujeres todo el año y dan lo mejor de sí mismas cada día, se esfuerzan por mantener unida a su familia, soportan dolores que ningún otro ser en la tierra puede soportar, sangran, y aún así tienen que hacer como si nada, usan tacones para verse lindas, cocinan, limpian, cuidan a sus hijos, pasan por diferentes cambios hormonales, partos. Ser mujer no es fácil… Sin embargo, ellas soportan todo, eso las convierte en seres extraordinarios y especiales, muy importantes y necesarias para todo. Gracias a las benditas mujeres, conocemos el verdadero amor: el amor de amiga, madre, hermana, tía, hija”… Y el mensaje cierra con un contundente: “Si estás de acuerdo, comparte este mensaje para que ninguna mujer se quede sin ser felicitada en su día”.

Lo anterior es el número uno en mi “Top Ten” de mensajes y felicitaciones absurdos e insultantes del Día Internacional de la Mujer (Como dijo el gran poeta de la política electoral, si todavía existe, palabras que resultan ONSOLTING AND UNACCEPTABOL)…

Rescato las palabras de de hace un año esta columna, cuando las “congratulaciones” por el ocho de marzo, Día Internacional de la Mujer, se limitaron a destacar el papel femenino en su cabal belleza, sometimiento, y abnegación, entre otras linduras.

Si bien, el Día Internacional busca visibilizar las grandes brechas de desigualdad económica, de acceso a la salud, educación, y otros muchos aspectos, entre hombres y mujeres, así como los enormes retos que como humanidad enfrentamos ante crecientes índoles de violencia de género, la tendencia viralizada a través de las redes sociales se limita a destacar el rol de sometimiento al que se confinó a la mujer durante… (duele escribirlo) toda su existencia.

En ese contexto y en el marco de este ocho de marzo, (duele todavía mas escribirlo) la respuesta de un gobierno federal indiferente a los magros avances en materia de equidad de género, es retirar los subsidios a los refugios para mujeres en situación de violencia… (¡Felicidades, damitas!).

“Cuando tu violador y verdugo vive en tu propia casa, lo más difícil es huir de ella, pues sabes que te va a encontrar y tendrás que enfrentar algo mucho peor a lo que te hizo escapar”, lamenta una mujer que tras años de recuperación se dedica a brindar apoyo a mujeres en la misma situación.

Según la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (ENDIREH) 2016 del INEGI, la violencia contra las mujeres se ubica principalmente en sus relaciones de mayor cercanía y familiaridad; sí, aquellos que deberían protegerlas, son los que más riesgos representan.

“Las relaciones de pareja, ya sea por unión, matrimonio o noviazgo, son las relaciones donde se ejercen con mayor frecuencia y severidad, agresiones de todo tipo en su contra”, destaca el sondeo realizado por la encuestadora gubernamental.

Se estima que por cada cien mujeres de 15 años y más que han tenido pareja o esposo, 42 de las casadas y 59 de las separadas, divorciadas y viudas han vivido situaciones de violencia emocional, económica, física o sexual durante su actual o última relación.

“Sin duda la violencia de pareja está más extendida entre las mujeres separadas, divorciadas o viudas, 59.4 por ciento de ellas declaró que a lo largo de su última unión o matrimonio fueron agredidas de diferentes formas. De ellas, el 15.7 por ciento reconoció haber sido abusada sexualmente por su expareja o exesposo”, destaca el INEGI y nos remite directamente a “cuando vives con tu violador y verdugo..”.

Ante cuestionamientos de reporteros sobre el futuro de los refugios, el presidente de México aseguró en una de sus conferencias mañaneras que “nada que signifique justicia va a ser hecho a un lado”, frase que deberíamos aplaudir y celebrar, si supiéramos a lo que se refiere.

Los refugios para mujeres víctimas de violencia son consecuencia de todo, menos de justicia, existen gracias a la falta de justicia de género, a la incapacidad que como sociedad tenemos para proteger a nuestras madres, hermanas o amigas, a la rampante impunidad cuando se trata de castigar violadores o abusadores. No se trata de justicia, se trata de supervivencia. Tener un lugar en dónde guarecerse de la violencia de su pareja, novio o padre, puede ser la diferencia entre la vida y la muerte de una mujer.

Mientras los refugios no tengan la certeza de su continuidad, mientras no podamos darles garantías sobre su integridad a las jóvenes que todos los días salen a la calle, y mientras no podamos proteger a nuestras hijas: Ahórrese sus felicitaciones, por favor.

Opinión

El gobierno váucher

Publicado

el

Opinión, 54 KB, opinión
Reporte Nivel Uno

Es sumamente preocupante que un gobierno que se define de izquierda quiera resolver todos los problemas a través de la entrega de dinero en efectivo a las y los ciudadanos.

En lugar de crear instituciones que permitan garantizar los derechos constitucionales, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador está entregando los recursos del erario público en pedacitos, con claros tintes clientelares.

Eso pasó con las estancias infantiles de la Secretaría de Desarrollo Social y, lamentablemente, también ocurrirá con los recursos destinados a albergues para mujeres que sufren violencia de género.

El Plan de acciones emergentes para atender a las mujeres violentadas anunciado por el Gobierno Federal no tiene objetivos claros ni un plazo de cumplimiento. En tanto, los recursos etiquetados para los refugios en el Presupuesto 2019, no han sido aplicados.

El fondo del problema es la descalificación constante que hace López Obrador de las organizaciones de la sociedad civil. Como si se trataran de adversarias, el Presidente las acusa de corruptas y deshonestas sin investigación de por medio y pruebas fehacientes de sus dichos.

¿Por qué tomar la decisión de recortar todos los recursos que van a las organizaciones sociales? ¿Por qué no mejor realizar auditorías para saber qué organizaciones cumplen su función y cuáles no? ¿Por qué permitir que paguen justos por pecadores?

El Estado no lo puede hacer todo y el flujo de recursos es incluso riesgoso para las propias mujeres. Existen múltiples testimonios que ilustran cómo las mujeres, sobre todo las más necesitadas, son despojadas de recursos económicos que provienen de programas sociales. Sucede así, por ejemplo, con muchos de las y los beneficiarios de los apoyos en efectivo destinado a adultos mayores.

Por lo tanto, la transferencia de recursos económicos directos puede dejar a las mujeres en mayor vulnerabilidad. Esos efectos deben ser considerados. Desde la fracción parlamentaria del PRD en la Cámara de Diputados planteamos tres acciones en este asunto:

1. Qué se reconsidere el apoyo a los albergues y refugios contra la violencia de género. No sólo eso, sino que se incrementen los recursos. Recordemos que ha sido un inicio muy complicado en materia de feminicidios y que el 60% del territorio nacional tiene alertas de género. No debemos escatimar recursos en estos temas.

2. Una auditoría a fondo que muestre los casos de corrupción que sostiene Andrés Manuel López Obrador. Hace unos días, el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales le pidió al gobierno de López Obrador que demuestre sus dichos sobre la corrupción en el Nuevo Aeropuerto Internacional de México. Algo así es fundamental en el caso de los albergues.

3. Una estrategia integral de combate a la violencia contra las mujeres. No sólo aspirinitas o váucher que no resuelven nada de fondo. Un abordaje integral que sirva de protección a las mujeres.

En mi calidad de Coordinadora del Grupo Parlamentario del PRD, el 4 de marzo acompañé en conferencia de prensa a representantes de la Red Nacional de Refugios A.C., que entregaron un pliego petitorio a la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados en la que solicitan un espacio de diálogo; respetar y ejercer los subsidios para los refugios etiquetados en el presupuesto de este año e integrar una Mesa de Trabajo Interinstitucional para atender este asunto.

Si un grupo de la población ha sido vulnerado en los primeros cien días del actual gobierno, han sido las mujeres y las niñas; al grado que AMLO pretende poner a consultas los derechos de las mujeres.

Nos opondremos con firmeza a este abuso que pretende pasar por encima de la Constitución de la República y las convenciones internacionales en materia de derechos humanos. Si el Gobierno de la República decide realizar esta consulta, encontrará a las mujeres y hombres perredistas en todas las trincheras que se opongan a tan aberrante decisión. Sobre advertencia no hay engaño.

Dijimos y nos sostenemos que no permitiremos ninguna acción que vulnere los derechos y el bienestar de las y los mexicanos.

Seguir leyendo
Anuncios
Anuncios

Revista Digital

 width=

Política

CDMX

Anuncios

Tienes que leer