Conecte con nosotros

Economía

Atún sin calidad no será proveedor del gobierno federal: Sader

Publicado

MÉXICO.- El secretario de Agricultura y Desarrollo Rural, Víctor Manuel Villalobos Arámbula, aseveró que el atún que no cumpla con la calidad y el precio que se requiere no será proveedor de la canasta básica de Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex).

Y es que el actual gobierno a través de Segalmex, creado recientemente con la fusión de Diconsa y Liconsa, se encargará de abastecer y comercializar una nueva canasta básica con 40 productos, entre ellos el atún.

TE PODRÍA INTERESAR:

“Se van a revisar los proveedores y aquellos que no cumplan con las normatividad de lo que nosotros queremos, no van a ser parte de la proveeduría”, destacó el funcionario federal luego participar en la ceremonia del Día de la Ganadería.

Explicó que lo que se busca es “ofertar proteína barata y de calidad; y para eso hemos ampliado la canasta básica a través de Segalmex en donde se incluya el atún y la sardina”.

“Quien no cumpla con los requisitos que nosotros hemos establecido de calidad y precio, no van a ser proveedores de nosotros (…) vamos a ser estrictos en función de las características que necesitamos de los productos”, apuntó.

Villalobos Arámbula dijo también que el gobierno federal promoverá la producción de atún de calidad y que se distribuya de acuerdo con lo que anuncia en el etiquetado.

Hace algunos días, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) informó que a través del Laboratorio Nacional de Protección realizó un estudio de calidad a diversas marcas de atún envasado que se encuentran en el mercado, y encontró que 18 de las 57 presentaciones analizadas contienen soya, sin que se precise al consumidor la cantidad de la misma.

En una de las presentaciones analizadas -atún aleta amarilla con proteína de soya en agua y aceite, Aurrera, con contenido neto 140 gramos y masa drenada 100 gramos- se encontró hasta 62 por ciento de soya en masa drenada, por lo que se establece que el consumidor no atún, sino soya con atún.

En el estudio, realizado del 5 de octubre al 14 de diciembre de 2018 se aplicaron tres mil 21 pruebas a 57 presentaciones de distintas marcas de atún envasado, de las cuales 17 son de presentación compacto o sólido, 15 en trozo, 14 en hojuela, 10 desmenuzados y una marca no indica la presentación.

Entre los resultados obtenidos, resalta que en 18 presentaciones se encontró que contienen soya, en un porcentaje que va de 1.0 a 62 por ciento, sin que se precise al consumidor qué cantidad tiene el producto que compra.

Notimex/atj

Economía

Kilo de pechuga de pollo, más caro que el aguacate: ya vale 131 pesos

Publicado

el

kilo_pechuga, Kilo, 41 kb, Pechuga
Foto: Cuartoscuro.

MÉXICO.- El kilo de pechuga de pollo llegó a 131 pesos en la Ciudad de México, rompiendo la barrera de precios que impuso en 2017 el aguacate que se vendía en 130 pesos por kilo.

De acuerdo con la plataforma de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), “Quién es quién en los Precios”, el precio máximo de kilo de pechuga de pollo sin hueso es de 131 pesos, el mínimo es de 74.90 pesos y el promedio es de 113.10 pesos.

Según Milenio, la sucursal de Superama en Río Churubusco vende el kilo de pechuga de pollo en 131 pesos; en el Soriana de la sucursal Center Plaza se vende a 74.90 pesos el kilo, mientras que en el Walmart de la sucursal Villa Coapa el kilo se compra a 89 pesos.

TE RECOMENDAMOS LEER: Aguacate ya se vende hasta 130 pesos el kilo; escasez y demanda, la causa

Ricardo Sheffield Padilla, titular de Profeco, explicó que los precios del pollo no muestran una tendencia a la baja porque aún no ingresa a México el producto de importación de Brasil.

En el resto de la República mexicana, el kilo de pechuga en Guadalajara, Jalisco, oscila entre los 89 y 122 pesos; en Monterrey, Nuevo León el precio ronda de los 69 a los 119, finalmente en Cancún, Quintana Roo va de los 109.90 a los 112 pesos.

El procurador detalló que se autorizó la importación de pollo completo o en pieza, pero de momento no ha tenido ningún efecto sobre el mercado mexicano, por lo que se reunirá con los responsables de la Secretaría de Economía y aduanas para saber si el cupo se está utilizando o no.

Sheffield detalló que la demanda de pechuga de pollo se incrementó, pero no así la oferta y mientras no se importe el pollo de Brasil, no podrá corregirse el precio del producto que es un básico de la canasta básica mexicana.

Seguir leyendo

Revista Digital

Anuncios
Anuncios

Política

Anuncios

CDMX

Anuncios

Tienes que leer