Conecte con nosotros

Legislativo

Aprueban revocación de mandato y oposición llama a “no reelección”

Publicado

el

AMLO, 78 KB, AMLO, Revocacion de mandato
Foto: Cuartoscuro.

MÉXICO.- La Cámara de Diputados avaló con 328 votos en favor, 153 en contra y dos abstenciones el dictamen para que el Presidente de la República pueda someterse a una consulta de revocación de mandato.

La aprobación, con mayoría calificada, se dio en medio de un intercambio de señalamentos y pancartas con la leyenda “Sufragio efectivo, no reelección“ entre Morena y la oposición.

Durante el debate los legisladores de Morena exhibieron la figura del Presidente de la República para contrarrestar a los opositores del PAN y PRI, quienes subieron previamente a fijar postura arropados por sus compañeros y mostrando pancartas.

La oposición acusó que se estaba avalando una reforma que podría abrir la puerta a la reelección y que Morena quiere hacer historia como Venezuela y Bolivia. Morena y sus aliados les pidieron no temer ir a las urnas en 2021.

Al fundamentar el dictamen Miroslava Carrillo Martínez, de Morena, expresó que la consulta popular con carácter revocatorio será la herramienta del pueblo para evaluar y, en su caso, cambiar a gobernantes, aquellos que desde el poder del Estado no cumplieron con su mandato constitucional.

La consulta popular y la revocación de mandato tiene la finalidad de inhibir la tendencia abusiva, unilateral o arbitraria de quien ejerce el poder público. “Estos instrumentos son propios de democracias modernas en las que se contempla a la democracia representativa con instrumentos de participación ciudadana”, dijo.

Sergio Carlos Gutiérrez, de Morena, acusó a la oposición de tener miedo con el argumentó que Morena sería beneficiada en la elección intermedia si también se somete a consideración de los ciudadanos la revocación del mandato del Presidente, pero “es un argumento falso, que no se sostiene”.

Adelantó presentarían una reserva para bajar el umbral de participación para hacer válida la consulta popular, y advirtió que en el tema de la revocación del mandato apoyan la premisa que ha sostenido el Presidente de la República: “el pueblo pone y el pueblo quita y no tenemos miedo”.

María Muñoz, del PRI, criticó el dictamen al considerar que Morena está dando a México un instrumento para una ratificación de mandato y no una revocación, lo que es problema conceptual porque están confundiendo una consulta con una elección.

Arropada con la figura del expresidente Francisco I. Madero y la leyenda “Sufragio efectivo, no reelección” que exhibieron sus correligionarios encabezados por su coordinador René Juárez, dijo que el PRI está en favor de la revocación de mandato siempre y cuando sea convocada por los ciudadanos.

“No caigamos en simulaciones disfrazadas de democracia participativa”, demandó y planteó que de aprobarse la reforma debería entrar en vigor a partir de 2024 y aplicarse al Presidente que resulte electo a partir de ese año.

Hector Yunes, del PRI, sostuvo que esta reforma no trata de abrir canales de participación a la sociedad, sino de pervertir a la democracia, institucionalizar el culto a la personalidad y perpetuar a una persona en el mando de la nación.

El Partido Acción Nacional (PAN), a través de su legislador Marcos Aguilar, indicó que su bancada propondría reducir hasta 0.13 por ciento el porcentaje de los inscritos en la Lista Nominal de electores que se requieren para solicitar que se convoque a una consulta popular.

Desde la máxima tribuna, y acompañado por sus correligionarios que exhibieron también pancartas con la leyenda “Sufragio efectivo, no reelección”, advirtió sobre los términos del dictamen y la necesidad de hacerle modificaciones toda vez que persisten obstáculos para la realización de las consultas populares.

Propuso que sea la SCJN quien decida cuándo es vinculante una consulta popular así como decidir un día específico para su realización, alertó sobre los riesgos de aprobar la figura de revocación de mandato pronunciándose en contra de la intervención del Presidente de la República en las elecciones intermedias, y planteó que sea el INE quien convoque a tal mecanismo.

Por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), Monica Bautista Rodríguez señaló que la revocación de mandato del presidente, como se plantea, es un recurso político táctico para jalar la votación hacia los candidatos de su partido a puestos de elección popular.

En medio de pancartas con la leyenda “Revocación sí, consultas a modo no”, el PRD fijó su postura luego de que presentó una moción suspensiva a fin que el dictamen fuera llevado a Parlamento Abierto, misma que fue rechazada por Morena y sus aliados.

De la misma manera en medio de pancartas con la leyenda: “Revocación de mandato, prerrogativa ciudadana no de gobernantes”, la legisladora Adriana Gabriela Medina Ortíz, de Movimiento Ciudadano, pidió cambiar el dictamen para evitar que el autoritarismo se enmascare en la democracia.

La consulta popular o revocación de mandato no deben coincidir con elecciones y el cambio constitucional propuesto implica una ciega disciplina partidista, apuntó y advirtió también sobre los posibles excesos del presidente actual con la aprobación de dichos instrumentos de democracia directa.

Propuso que la fecha para la revocación del mandato del presidente sea el 1 de diciembre del tercer año de su periodo, a fin evitar su participación en los procesos electorales en turno, y advirtió que un mecanismo de democracia directa mal diseñado puede generar ingobernabilidad.

También de esa bancada Martha Tagle alertó que eso no es un mecanismo de participación ciudadana ni de revocación de mandato, sino de ratificación pues lo que se pondría a consulta es la permanencia del Presidente.

Por el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), Marco Antonio Gómez Alcantar externó su apoyo al dictamen en materia de consulta popular y revocación de mandato por constituir una herramienta para la gobernabilidad y facilitar la consulta pública, toda vez que se disminuye el porcentaje para que sea vinculante.

Por el Partido del Trabajo (PT), Mary Carmen Bernal Martínez se pronunció a favor del dictamen sobre consulta popular y revocación de mandato. Dijo que su partido es un firme impulsor de la democracia participativa.

Tatiana Clouthier, por su parte, señaló que con este dictamen sobre revocación de mandato y consulta popular se amplían los derechos políticos de los mexicanos y no se habla de reelección como acusan PRI y PAN.

Notimex/ssc

Legislativo

Morena sepultó la reforma educativa de Peña Nieto por completo

Publicado

el

morena_cnte, CNTE, 75 kb, Morena
Foto: Cuartoscuro.

MÉXICO.- El pleno de la Cámara de Diputados avaló, con la mayoría de Morena y sus aliados, las tres leyes secundarias de la reforma educativa, con las que se concede a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) decisión sobre las plazas docentes y pase automático a éstas para los normalistas, con lo que aseguraron que “no quedó ni una coma” de la reforma de Enrique Peña Nieto.

Hasta la medianoche, los diputados federales habían aprobado la Ley General de Educación, que incluye la desaparición del Instituto Nacional de Infraestructura Educativa (Inifed), y estaban por avalar la Ley de Mejora Continua de la Educación y del Sistema para la Carrera de las Maestras y los Maestros, que se irían al Senado de la República para su análisis.

Las tres leyes secundarias recibieron el respaldo de la Cuarta Transformación legislativa, integrada por Morena, PT y PES; sin embargo, los partidos de oposición —PAN, PRI, MC y PRD— trataron de impedir su aprobación a toda costa, incluso con la toma de tribuna y la presentación de mociones suspensivas, pero todo fue inútil, debido a la mayoría del partido en el gobierno.

La oposición argumentó que era ilegal la aprobación de estos dictámenes, pues no se les dio el tiempo necesario para su análisis y se dio avaló vía fast-track.

En la presentación de las leyes, la presidenta de la Comisión de Educación, Adela Piña Bernal (Morena), aseguró que con estas aprobaciones caería “de manera completa y plena, la reforma educativa de 2013 [de Enrique Peña Nieto]”, la que calificó de “impuesta y violenta”.

Ayer, la Asociación de Gobernadores de Acción Nacional (Goan) rechazó que Morena en la Cámara de Diputados apruebe en las leyes secundarias de la reforma educativa otorgar plazas automáticas y que sean financiadas por los gobiernos estatales: “La CNTE no debe dictar la política educativa del país”, dijeron y señalaron que es “preocupante” que el dictamen plantee que egresados de las normales, la Universidad Pedagógica Nacional y los Centros de Actualización tengan en automático una plaza.

TE RECOMENDAMOS LEER: PAN acusa a Morena de no haber donado dinero a damnificados por sismo

Las plazas y el pase automático. La Ley General del Sistema para la Carrera de las Maestras y los Maestros establece que la Secretaría de Educación Pública (SEP) instalará una mesa de diálogo entre las autoridades educativas locales y los sindicatos de profesores para asignar las plazas docentes.

En esta misma ley se eliminan los exámenes de diagnóstico para acceder a una plaza y mantenerse en ella, y se le dará preferencia a los egresados de escuelas normales, la Universidad Pedagógica Nacional y de los Centros de Actualización del Magisterio para tener una plaza en el Servicio Público Educativo.

También se elimina la evaluación diagnóstica para obtener becas para estudiar una maestría o doctorado en instituciones de educación superior y ahora podrán solicitarlas con sólo tener tres años de servicio.

La nueva legislación. La Ley General de Educación busca establecer los principios rectores de la educación en México, así como la doctrina de la nueva escuela mexicana, y que los planes de estudio, aunque serán dictados por la SEP, ésta deberá tomar en cuenta las recomendaciones de la autoridad educativa local, de la Comisión Nacional para la Mejora Continua de la Educación; y las observaciones de maestros y alumnos. Con la aprobación de esa ley también desapareció el Inifed, órgano encargado de construir y rehabilitar las escuelas en todo el país. La nueva legislación establece que la SEP operará el Sistema Nacional de Información de la Infraestructura.

Los que estarán a cargo de la construcción, equipamiento, mantenimiento y rehabilitación de escuelas serán autoridades educativas locales y comités escolares, integrados por padres de familia y maestros.

Sin embargo, la norma no establece un criterio para otorgar los recursos para que los padres de familia y maestros construyan en las escuelas, y tampoco detalla si deben ser asesorados por algún especialista.

El órgano de evaluación. Con la ley regulatoria del artículo tercero constitucional, se crea la Comisión Nacional para la Mejora Continua de la Educación, que sustituirá al ya extinto Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE).

La comisión coordinará el Sistema Nacional de Mejora Continua de la Educación, que a su vez tendrá un comité integrado por el titular de la SEP y una junta que tendrá representación de otras secretarías de Estado, como de la Función Pública, Hacienda y de las comisiones de educación de ambas cámaras del Congreso. La norma incluye que las evaluaciones diagnósticas “en ningún caso tendrán efecto sobre la permanencia en la plaza de las maestras y los maestros”.

Seguir leyendo
Anuncios
Anuncios

Política

Anuncios

CDMX

Anuncios

Tienes que leer