Conecte con nosotros

Política

López Obrador nombra a comisionados de la CRE

Publicado

López Obrador, 64 KB, CRE
Cuartoscuro

MÉXICO.- El presidente Andrés Manuel López Obrador aseveró que es un buen signo de democracia que el Senado haya rechazado, por segunda ocasión, las ternas que envió para la Comisión Reguladora de Energía (CRE), porque demuestra que se está viviendo una etapa nueva en el país, donde hay discrepancias y pluralidad.

En conferencia de prensa informó que tras el rechazo a los aspirantes, la noche de este miércoles envió los cuatro nombramientos: Luis Linares Zapata, Norma Leticia Campos, José Alberto Celestino y Guadalupe Escalante, quienes alcanzaron mayoría, aunque no calificada, por lo que ahora lo que procede es que, ante el amparo que presentará la oposición, el Poder Judicial resolverá el tema.

TE PUEDE INTERESAR: Acusan que había más de 97 mil niños “fantasma” en estancias infantiles

“Es un timbre de orgullo lo que sucedió ayer, es algo inédito y qué bueno que actúan así los senadores, con independencia, autonomía, tienen todo nuestro respeto”, expresó.

El mandatario federal precisó que la oposición está en su derecho de ampararse, puesto que se trata de una etapa nueva donde el Ejecutivo ya no es el poder de los poderes, porque anteriormente predominaba la politiquería, el reparto de cargos.

Finalmente, López Obrador solicitó al Senado de la República resolver la propuesta de reforma para aplicar la revocación del mandato y preguntar a los mexicanos en 2021 si quieren que continúe en la Presidencia o que renuncie, para lo cual también se requieren de mayoría calificada.

Política

Monreal, Ebrard o Scherer Ibarra podrían ser nuevo secretario de Gobernación, reportan

Publicado

el

marcelo_cordero, Monreal, 50 kb, Ebrard, Gobernación
Foto: Especial.

MÉXICO.- De acuerdo con el periodista Salvador García Soto, en su columna Serpientes y escaleras en El Universal, el gabinete de Andrés Manuel López Obrador podría sufrir otro gran cambio en el corto plazo, pero esta vez tras decisión propia del presidente y no a causa de renuncias inesperadas como ha ocurrido en últimos meses. Ocurriría en una secretaria neurálgica: la de Gobernación que encabeza Olga Sánchez Cordero.

El autor hace referencia a hechos recientes en que ha sido el propio mandatario quien ha tenido que dar la cara para responder por situaciones como el caso de Baja California donde un gobernador electo ya está dando de qué hablar, o el de Ciudad Valles, en San Luis Potosí, donde un grupo de manifestantes se coló hasta su hotel para hacerle reclamos.

Dice García Soto que “no hay operación política en las áreas responsables, como la Secretaría de Gobernación y otras dependencias y secretarios que no atienden ni resuelven las problemáticas de sus sectores”.

Explica que los filtros históricos que antes protegían al presidente de la República no están funcionando y ahora todos los problemas llegan directamente a Palacio Nacional.

“Nadie habla, por ejemplo, con los gobernadores, que no están haciendo nada o casi nada en materia de seguridad pública y sólo esperando que les envíen a la Guardia Nacional para resolverles un problema que también es suyo; tampoco nadie opera con la oposición sobre temas críticos o importantes para este gobierno o ya no digamos con los líderes empresariales y los inversionistas, que siguen hablando de “incertidumbre” y cuestionan la política económica, mientras prometen inversiones millonarias sólo de saliva y que no fluyen por la desconfianza en el manejo de la economía y las decisiones radicales de un ala del gabinete”, afirma Salvador.

Todas estas “crisis recurrentes en las que siempre tiene que dar la cara López Obrador, lo mismo para calmar a ciudadanos enardecidos que lo sorprenden en su hotel, que para atender a campesinos que exigen”, han hecho que se plantee la posibilidad de un cambio en la Secretaría de Gobernación (Segob).

Dicho cambio sería “ante la realidad inocultable de que la secretaria Olga Sánchez Cordero y su equipo, han sido rebasados y desplazados incluso de varias de sus funciones constitucionales por decisión del propio presidente”.

TE RECOMENDAMOS LEER: Urzúa renunció por querer seguir con neoliberalismo, dice Ricardo Monreal

Sin embargo, el propio García Soto matiza la situación, asegurando que el tema “no está aún decidido” y es el propio AMLO quien analiza “opciones” para relevar a la ministra en retiro, donde estas son tres nombres.

De acuerdo con la columna, el cambio sería entre septiembre y diciembre de este mismo año, quizá en el marco de su primer informe de gobierno, tomando como argumento central que Sánchez Cordero se ha desgastado y necesita una “figura fuerte”, es decir “un operador que retome la parte política y de búsqueda de negociación y consensos con los distintos actores políticos y públicos que se ha dejado de hacer en Bucareli”.

Esas opciones son: Marcelo Ebrard, Ricardo Monreal y Julio Scherer Ibarra. El primero está muy ocupado atendiendo la política exterior y especialmente las relaciones con Estados Unidos; el coordinador de Morena en el Senado es un operador clave en el Congreso y además cuenta con la confianza de AMLO, mientras que Scherer Ibarra, aunque encargado más de asuntos jurídicos, también conoce la operación política para el mandatario, además de tener a su favor la confianza y, especialmente, cercanía.

Otro punto a tomar en cuenta es qué tanto quisieran estos perfiles ser titulares de Gobernación, una dependencia que “aunque sigue siendo la posición más importante del gabinete, sobre todo en materia de operación política, también es una dependencia a la que le quitaron demasiadas funciones y, en los hechos, la achicaron en este gobierno”.

Este movimiento, entonces, será para que durante su sexenio, López Obrador no tenga “que estar, un día sí y el otro también, dando la cara a cuanto problema e inconformidad surge en el país, porque tendría, ahora sí, a un “hombre fuerte” en Bucareli. ¿Cuándo? Eso sólo él lo decide“.

ssc

Seguir leyendo

Revista Digital

Anuncios
Anuncios

Política

Anuncios

CDMX

Anuncios

Tienes que leer