Conecte con nosotros

Estados

Por homofobia, golpean brutalmente a un joven en Guadalajara

Publicado

Joven golpeado, 45 KB, Guadalajara

GUADALAJARA.- A través de su cuenta de Facebook, Donaldo Martínez denunció que el fin de semana fue víctima de una agresión por homofobia por parte de un grupo de hombres.

El hecho ocurrió la mañana del sábado en la avenida Chapultepec, Guadalajara, cuando él y sus amigos salieron de un bar y esperaban un Uber para irse a sus casas.

De la nada, sujetos que iban a bordo de un automóvil les gritaron “váyanse a la verga, pinches jotos”, a lo que Donaldo respondió “chinguen a su madre”.

TE PUEDE INTERESAR: Yucatán, a un pasito de aprobar el matrimonio entre homosexuales

Minutos más tarde, los individuos comenzaron a agredir físicamente a las víctimas, quienes no tuvieron más opción que defenderse de los golpes que recibían.

“Pinche joto te voy matar, no que muy chingón”, le gritaban a Donaldo al tiempo que lo golpeaban.

Gracias a que un grupo de desconocidos intercedió, los agredidos lograron escapar.

Donaldo Martínez compartió una foto en la misma red social, en la que se le puede ver severamente golpeado y en proceso de recuperación; tuvo que ser sometido a una cirugía reconstructiva de nariz y ojo en un hospital de la ciudad.

No obstante, adelantó que una vez que esté recuperado acudirá a las autoridades para denunciar el hecho, en espera de que se haga justicia.

 

Estados

Fingió buscarla, pero hombre secuestró a su sobrina para violarla

Publicado

el

abuso_sexual, Sobrina, 34 kb, Violó

GUERRERO.- Un hombre identificado como Osiris Aníbal ‘N’ fue acusado de abusar sexualmente de su sobrina y secuestrarla.

De acuerdo con La Letra Roja, fue un viernes cuando la sobrina salió de un entrenamiento y su tío Osiris le ofreció un Gatorade, el cual contenía una droga, por lo que la niña perdió el conocimiento.

La llevó a casa de sus abuelos maternos y abusó de ella. La mantuvo en cautiverio por un tiempo, fingió ayudar a la familia, simulando que la buscaba, pero todo el tiempo supo dónde estaba. 

Afortunadamente la niña logró escapar de la casa donde la tenían retenida, si no  hubiera despertado, probablemente la hubiera matado. Un taxista la ayudó y así fue como llegó a su casa. No podía hablar, tenía moretones, le costaba trabajo sostenerse y la tuvieron que internar en un hospital, estuvo un día.

El pasado miércoles 10 de abril, con todas las pruebas, aún existiendo un peritaje ginecológico que certifica que hubo violación, el juez decidió suspender el juicio y dijo que “solamente era tocamiento y tenía derecho a una segunda oportunidad“.

Seguir leyendo
Anuncios

Revista Digital

 width=

Anuncios

Política

Anuncios

CDMX

Anuncios

Tienes que leer