Conecte con nosotros

Economía

Enfriamiento económico dificultará agenda de infraestructura: Moody’s

Publicado

dinero_mx, Hacienda, 98 kb, economía

MÉXICO.- El enfriamiento de la economía y las limitaciones fiscales en México dificultarán la agenda de infraestructura del gobierno para impulsar el empleo y el crecimiento económico, considera Moody’s Investors Service.

La calificadora internacional de riesgo crediticio señala que el desarrollo de proyectos de infraestructura en América Latina se desacelerará en general en América Latina durante 2019-2020, y será lento.

En un nuevo informe, analiza los riesgos de negocios para mercados emergentes en Latinoamérica en varios sectores corporativos, y precisa que los mercados emergentes en 2019 afrontan un menor crecimiento global, cambios en las políticas comerciales y riesgos geopolíticos.

“El estrés de los negocios a partir de riesgos macroeconómicos variará de acuerdo a cada región, país e industria”, dice la analista de Mooy’s, Marianna Waltz.

En materia de infraestructura, apunta que los fundamentos de infraestructura de Brasil se mantendrán estables hasta mediados o finales de 2020, a medida que la economía se recupera gradualmente.

En tanto, el débil crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) y la menor actividad económica en Argentina tendrán incidencia sobre su demanda de electricidad y gasto público.

TE PODRÍA INTERESAR: ¡Gasolina Magna bajó de precio en abril… pero solo 20 centavos!

La evaluadora refiere que las regulaciones y los mandatos dificultarán el desarrollo de proyectos en el sector de petróleo y gas en Argentina y México, pero se han vuelto un poco más flexibles en Brasil, donde los fundamentos del sector de petróleo y gas son más positivos en 2019-2020.

Sin embargo, los fundamentos de la industria de energía de México son negativos, ya que la producción de petróleo y gas ha estado cayendo desde 2004, debido a inversiones insuficientes y una pesada carga tributaria.

En tanto, el sector siderúrgico de Brasil y la industria minera de México parecen presentar condiciones de negocios estables en 2019-2020.

Waltz comenta que en América Latina, las tendencias de consumo reflejarán las condiciones económicas de cada país, el desarrollo de proyectos de infraestructura será lento y la demanda de inmuebles reflejará en gran medida la salud económica local en 2019 y 2020.

Además, la producción industrial tendrá una leve recuperación en Brasil y continuará creciendo en México, estima.

La agencia calificadora indica que las tendencias de consumo en Latinoamérica reflejarán en gran medida las condiciones económicas de cada país.

El mercado de consumo en Brasil sigue en recuperación para el período 2019-2020 y los fundamentos de consumo de México seguirá siendo estables, pero crecerán más lentamente hasta mediados o finales de 2020.

En Argentina, el consumo privado seguirá cayendo en línea con una contracción del 1.5 por ciento de la economía y un nivel de inflación persistentemente alto.

Notimex

Economía

Kilo de pechuga de pollo, más caro que el aguacate: ya vale 131 pesos

Publicado

el

kilo_pechuga, Kilo, 41 kb, Pechuga
Foto: Cuartoscuro.

MÉXICO.- El kilo de pechuga de pollo llegó a 131 pesos en la Ciudad de México, rompiendo la barrera de precios que impuso en 2017 el aguacate que se vendía en 130 pesos por kilo.

De acuerdo con la plataforma de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), “Quién es quién en los Precios”, el precio máximo de kilo de pechuga de pollo sin hueso es de 131 pesos, el mínimo es de 74.90 pesos y el promedio es de 113.10 pesos.

Según Milenio, la sucursal de Superama en Río Churubusco vende el kilo de pechuga de pollo en 131 pesos; en el Soriana de la sucursal Center Plaza se vende a 74.90 pesos el kilo, mientras que en el Walmart de la sucursal Villa Coapa el kilo se compra a 89 pesos.

TE RECOMENDAMOS LEER: Aguacate ya se vende hasta 130 pesos el kilo; escasez y demanda, la causa

Ricardo Sheffield Padilla, titular de Profeco, explicó que los precios del pollo no muestran una tendencia a la baja porque aún no ingresa a México el producto de importación de Brasil.

En el resto de la República mexicana, el kilo de pechuga en Guadalajara, Jalisco, oscila entre los 89 y 122 pesos; en Monterrey, Nuevo León el precio ronda de los 69 a los 119, finalmente en Cancún, Quintana Roo va de los 109.90 a los 112 pesos.

El procurador detalló que se autorizó la importación de pollo completo o en pieza, pero de momento no ha tenido ningún efecto sobre el mercado mexicano, por lo que se reunirá con los responsables de la Secretaría de Economía y aduanas para saber si el cupo se está utilizando o no.

Sheffield detalló que la demanda de pechuga de pollo se incrementó, pero no así la oferta y mientras no se importe el pollo de Brasil, no podrá corregirse el precio del producto que es un básico de la canasta básica mexicana.

Seguir leyendo

Revista Digital

Anuncios
Anuncios

Política

Anuncios

CDMX

Anuncios

Tienes que leer