Conecte con nosotros

Mundo

Los Zetas, el día que intentaron un ataque terrorista en Estados Unidos

Publicado

el

zetas_terrorismo, Zetas, 46 kb, Terrorismo
Foto: Especial.

ESTADOS UNIDOS.- En 2011, los Zetas eran considerados el más cruel y sanguinario de los cárteles, así como una de las mayores presencias en todo el país.

Era tal su poder, que el entonces presidente de Estados Unidos, Barack Obama, los señaló como uno de los principales objetivos en el combate al narcotráfico, llamándolos “una inusual y extraordinaria amenaza a la estabilidad de los sistemas políticos y económicos internacionales”.

Asimismo, la SEIDO en México tenía detectada la presencia de los Zetas en 16 estados: San Luis Potosí, Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas, Durango, Zacatecas, Aguascalientes, Colima, Veracruz, Oaxaca, Chiapas, Campeche, Tabasco, Yucatán, Quintana Roo y Morelos.

Por esto, ese mismo año, cuando cometieron la masacre de Allende y el atentado al Casino Royal, los Zetas fueron catalogados como los indicados para realizar un atentado terrorista contra Estados Unidos.

Su misión consistía en asesinar al embajador de Arabia Saudita en EUA, Adel al-Jubei, a cambio de millón y medio de dólares.

TE RECOMENDAMOS: Sicarios del CJNG se pelean entre sí en hotel de Coyoacán; uno muere

Asimismo, debían colocar bombas en las embajadas de Arabia Saudita e Israel en Washington.

Se sabe que el gobierno de Irán estaba detrás del intento de atentado perpetrado por los Zetas, mismo que siempre ha tenido diferencias con Estados Unidos.

Quien iba a orquestar el atentado contra el embajador era Manssor Arbabsiar, un vendedor de autos cuyo origen era iraní, pero naturalizado estadounidense.

Las autoridades de EUA descubrieron esta conspiración mediante al DEA, los cuales recibieron la información de un contacto en México.

TE RECOMENDAMOS: Conozcan a “La China”, sanguinaria sicaria que retó al Cártel de Sinaloa

Y fue la DEA porque Arbabsiar pretendía que uno de los sicarios de los Zetas asesinara al embajador, mientras que su organización perpetra los otros dos ataques terroristas.

La DEA, entonces llamó al Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) para que juntos indagaran en la sospecha de un ataque terrorista.

En un principio, el FBI sospechó de la veracidad del ataque, dudó que un vendedor de autos estuviera detrás de un atentado terrorista de tal magnitud. Sin embargo, siguieron investigando.

La DEA se lo tomó más en serio. Infiltraron a sus agentes en el crimen organizado, los hicieron pasar como miembros de “Los Zetas” y se reunieron con Manssor Arbabsiar.

En encuentro fue en territorio mexicano, en Reynosa, Tamaulipas, uno de los bastiones de “Los Zetas“, de los pocos que le quedan en la actualidad.

Los agentes de la DEA encubiertos aceptaron el encargo, pero le pidieron primero al vendedor de autos un adelanto del pago, 100 mil dólares, para iniciar los preparativos.

TE RECOMENDAMOS: Capturan a “El Chucky”, jefe de plaza del CJNG en el Estado de México

Manssor Arbabsiar entregó el dinero a una cuenta secreta del FBI entregada por los agentes de la DEA, el monto fue en dos pagos de 50 mil dólares provenientes de Irán.

El pago realizado por Manssor Arbabsiar era importante para las autoridades estadounidenses, primero, porque sabían que se trataba de un intento terrorista real; y segundo, porque el dinero proveniente de Irán significaba que el atentado provenía de dicho país o por lo menos era financiado desde tal.

Luego, el FBI detectó el nexo de Manssor Arbabsiar con el régimen iraní. Su primo un importante oficial de Quds, la unidad de operaciones especiales de la Guardia Revolucionaria Islámica.

Sabiendo esto, las autoridades estadounidenses tenían que actuar, pero no lo hicieron solos, el gobierno de México fue importante en la frustración.

El vendedor de autos fue a su tierra natal, aparentemente para solicitar y que se concretaran los pagos a los falsos “zetas”.

Tras realizar la transferencia, Manssor Arbabsiar viajó a México para cerrar el trato, pero las autoridades mexicanas no lo dejaron entrar, así que lo mandaron en un vuelo a Nueva York, Estados Unidos, donde fue arrestado.

TE RECOMENDAMOS: Sicarios del CJNG se pelean entre sí en hotel de Coyoacán; uno muere

Medios estadounidenses dudaron de la versión de las autoridades, su sospecha fue la misma que mantuvo el FBI cuando la DEA le informó del caso: cómo un régimen como Irán dejaba en manos de un vendedor de autos un atentado tan relevante.

Las sospechas aumentaron cuando The Washington Post y The New York Times publicaron entrevistas con amigos y conocidos de Manssor Arbabsiar, quienes lo calificaron como un “perdedor”, quien no podía organizar ni su vida, menos un ataque terrorista.

Analistas e investigadores estadounidenses también sospecharon del complot del iraní, pues esta no ingresaba en los patrones habituales de Irán en actividades terroristas. El escepticismo aumentó cuando Manssor Arbabsiar fue diagnosticado de trastorno bipolar.

Tras ser detenido, Manssor Arbabsiar se declaró inocente, sin embargo, y de forma repentina, cambio su declaración como culpable. Dos años después fue sentenciado a 25 años de prisión.

ssc

Mundo

Prenden fuego a un toro vivo para espectáculo por “tradición” española (VIDEO)

Publicado

el

fuego_toro, Toro, 62 kb, Toro
Foto: Especial.

ESPAÑA.- Una celebración en España se convirtió en críticas después de que el video de un toro prendido en llamas para que diera un espectáculo se diera a conocer.

Los hechos ocurrieron el pasado sábado mientras se llevaba a cabo la celebración de Toro Jubilo, una fiesta tradicional que consiste en obligar a un toro llevar dos bolas de fuego en sus cuernos.

Así mismo, un grupo de personas de la localidad de Mednaceli en la provincia española de Soria, adhirieron dos bolas de paja en llamas en los cuernos del animal.

TE RECOMENDAMOS LEER: Detienen a hombre por portar arma de fuego en el interior de su vehículo

Sin embargo en dicho video se vio como sacaron al toro y lo sometían entre un grupo de personas mismas que lo maltrataban ya que no se dejaba colocar las bolas de fuego.

En su defensa, quienes prendieron fuego dijeron que es una tradición española y que además para evitar que el toro se quemara, untaron barro en su cabeza y cuerpo para lograr una imagen humectante.

Finalmente, la ONG señaló que desde comienzos de la Edad Media esta práctica no se ha regulado nunca y no ha habido cambios en la forma de proceder.

Seguir leyendo
Anuncios
Anuncios

Política

Anuncios

CDMX

Anuncios

Tienes que leer