Conecte con nosotros

CDMX

Banda secuestradora de alumnos de escuelas privadas opera desde 2015

secuestro_cdmx, Banda, 43 kb, escuelas privadas
Foto: Especial.

CIUDAD DE MÉXICO.- De acuerdo con la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJ-CDMX), desde 2015 una banda de secuestradores conocida como Las Pelonas, opera en las alcaldías del sur de la capital.

Este grupo delictivo se centra principalmente en estudiantes de preparatoria y universitarios de escuelas privadas en Tlalpan, Coyoacán y Xochimilco.

A cambio de devolver a sus víctimas, piden entre 4 y 5 millones de pesos, pero pese a recibir los rescates asesinan a los secuestrados durante las primeras 48 horas del plagio.

El modus operandi de esta banda es muy similar al caso de Norberto Ronquillo, estudiante de la Universidad del Pedregal, por lo cual es una línea de investigación que se sigue, pero la PGJ-CDMX no ha podido encontrar rastros sólidos de este plagio.

TE RECOMENDAMOS: Secuestran universitario, pagan rescate… y aparece muerto en Xochimilco

Una característica más de Las Pelonas es que matan a sus víctimas en un lapso de 48 horas y abandonan sus cuerpos en la zonas boscosas de Xochimilco, Tlalpan y Milpa Alta. Su líder está identificado solamente con el alias de El Barbas.

De acuerdo con El Universal, existe un audio que da cuenta de la negociación entre un secuestrador y el padre de una joven universitaria en hechos ocurridos en 2017.

TE RECOMENDAMOS LEER:  Destapan transferencia de 195 mdp entre Cruz Azul y Peña Nieto

En dicha grabación, el plagiario exige 4 millones de pesos y advierte que no aceptará 100 mil, 400 mil o ni siquiera un millón a cambio de respetar la vida de su hija; finalmente se supo que en ese caso la familia pagó 500 mil pesos, pero días más tarde hallaron el cuerpo de la joven en las inmediaciones del pueblo de Topilejo, en la entonces delegación Tlalpan.

La PGJ-CDMX también cuenta con cinco expedientes de 2015 a 2018 sobre esta banda; en tres de ellos las víctimas murieron y dos más fueron entregados con vida tras el pago del millonario rescate.

TE RECOMENDAMOS: Norberto estuvo secuestrado cerca de su casa, revelan investigaciones

La primera víctima asesinada fue en 2015, un joven universitario que fue secuestrado de una universidad sobre la avenida Insurgentes Sur, en Tlalpan; por él pidieron 5 millones de pesos, pero la familia consiguió en 12 horas 800 mil pesos y pagó el rescate. Su cuerpo fue hallado en la zona del Ajusco. Tenía 22 años.

TE RECOMENDAMOS LEER:  "Justicieros" matan a ladrones y los abandonan esposados en la CDMX

Para 2017 se repitió el mismo modus operandi de esta banda. Esta vez su víctima era una joven de 18 años a quien secuestraron saliendo de su universidad ubicada sobre Viaducto Tlalpan, en Coyoacán. Su familia juntó 500 mil pesos y entregó el dinero, pero ella no volvió con vida. Aquí, la negociación se concretó en solamente 12 horas y cerca del centro educativo donde se cometió el plagio.

A principios de 2018 se registró el caso más reciente de Las Pelonas; un estudiante de Morelos tuvo la misma mala fortuna, pero en ese caso su familia pidió a las autoridades su intervención y se negaron a pagar el rescate. Los secuestradores lo mataron y abandonaron su cuerpo en Xochimilco.

TE RECOMENDAMOS: “No podemos dejar todo al gobierno”: madre de Norberto tras su asesinato

TE RECOMENDAMOS LEER:  Indígenes mueren de hambre tras perder trabajos por pandemia

Se tiene conocimiento de que la banda tiene su centro de operaciones en Milpa Alta, sin embargo, a pesar de que se sabe que cometen un secuestro importante al año, la autoridad no los tiene identificados. Su líder, el Barbas, solamente está ubicado por su voz, ya que es la misma que se escucha en las grabaciones que tienen en su poder.

Las investigaciones han descubierto que la familia de El Barbas se hace pasar por empresarios restauranteros, ya que al menos tienen cuatro negocios y un antro que organiza tardeadas. Ahí mismo reclutan a jóvenes que son los encargados de seleccionar a sus víctimas.

Todos los “elegidos” son universitarios o preparatorianos de escuelas privadas; a partir de estos indicios es que las autoridades locales creen probable que Las Pelonas y El Barbas estén involucrados en el secuestro y asesinato de Norberto Ronquillo, un joven chihuahuense que fue hallado sin vida en un lugar despoblado de Xochimilco la madrugada del pasado lunes.

ssc

CDMX

Indígenes mueren de hambre tras perder trabajos por pandemia

indigenas_mueren, indígenas, 25 kb, CDMX
Foto: Especial.

MÉXICO.- El hambre se ha recrudecido entre las comunidades indígenas de la Ciudad de México; tras el brote de covid-19 las condiciones para estas se han vuelto complejas ya que muchos de sus integrantes se quedaron sin empleo ante la Jornada Nacional de Sana Distancia.

Desde hace aproximadamente un mes y medio otomíes, mazahuas, zapotecas y triquis no tienen qué llevar a sus mesas.

“No tienen dinero para alimentar a sus familias”, dijo Pascual de Jesús González, Coordinador General del Movimiento de Pueblos, Comunidades y Organizaciones Indígenas, Movimiento Nacional, México (MPCOI-MN).

El dirigente señaló que hace tres semanas comenzaron una campaña de donación de alimentos no perecederos para apoyarlos.

TE RECOMENDAMOS LEER:  Mujer devolvió a niño autista que había adoptado

Todos los días, refirió, el movimiento de pueblos se instala en el Centro Histórico para recibir las donaciones de la gente, de allí el llamado para que se acerque y aporte a la campaña de acopio de los alimentos; hasta el momento se han entregado más de 100 paquetes con producto diversos: arroz, frijol, lenteja, aceite, entre lo más básico.

“La ayuda se ha distribuido en Iztacalco, Agrícola Oriental, Buenos Aires y Capultitlán, principalmente. Son en estas colonias en donde más se ha detectado la presencia de comunidades indígenas totonacas, mazahuas y triquis que llevan más de 30, incluso 40 años viviendo en la ciudad.

TE RECOMENDAMOS LEER:  Con palos y piedras, talamontes golpean de gravedad a policías de la CDMX

Ellos vienen mayoritariamente de Puebla, Veracruz, Oaxaca, Jalisco y aquí han hecho una vida. Se ha dedicado gran parte de las mujeres a los trabajos del hogar y en el caso de los hombres sus actividades se han enfocado al comercio. Ambas actividades no son prioritarias, por lo que dejaron de percibir ingresos”, agregó.

Y es que la población indígena es una de las más vulnerables, y su situación se agravó ante la pandemia de covid-19: de acuerdo a la Secretaría de Salud, 643 personas provenientes de comunidades indígenas han sido diagnosticadas con el virus.

TE RECOMENDAMOS LEER:  Indígenes mueren de hambre tras perder trabajos por pandemia

Representa 1.4 por ciento de los poco más de 45 mil casos confirmados al 15 de mayo y su tasa de mortalidad es de 20.2 por ciento, casi el doble de lo que registra la población en general, con 10.4 por ciento.

Las donaciones de alimentos no perecederos se realizan de lunes a domingo de 10:00 a 19:00 horas en López 23, colonia Centro de la Ciudad de México, alcaldía Cuauhtémoc.

Seguir leyendo

Reporte Nivel Uno No. 110

Anuncios

Política

Anuncios

CDMX

Anuncios

Tienes que leer