Conecte con nosotros

Legislativo

Rechazan otra vez dos propuestas del Ejecutivo para CFE y Pemex

Publicado

el

Senado, 85 KB, matrimonio infantil
Foto: Cuartoscuro.
MÉXICO.- El Pleno del Senado rechazó nuevamente a dos de las cuatro propuestas que el Ejecutivo federal envió para ocupar cargos como consejeros independientes en los consejos de Administración de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y de Petróleos Mexicanos (Pemex).

En la sesión de este segundo periodo extraordinario se discutieron los dictámenes de ideoneidad para ocupar esos cargos que debe avalar el Senado por mayoría calificada.

Las propuestas fueron de Héctor Sánchez López como consejero independiente para el Consejo de Administración de la CFE, que recibió 84 votos en favor y 28 en contra. También fue avalado Francisco José Garaicochea y Petrirena con 112 votos, es decir por unanimidad.

A ambos se les tomó la protesta de ley para que a partir de esta fecha ejerzan los cargos correspondientes, que en el caso de Sánchez López es hasta el 17 septiembre de 2023, en tanto que Garaicochea y Petrirena ocupará el asiento en el consejo hasta el 28 de febrero de 2022.

Sin embargo, por tercera ocasión, fue rezada la propuesta de Ángel Carrizales López al no lograr la mayoría calificada, pues la votación fue cerrada: 66 votos en favor, 49 en contra y una abstención, y por cuarta ocasión Edmundo Sánchez Aguilar.

El principal argumento de los senadores que se pronunciaron contra el dictamen de idoneidad de Carrizales López fue que no cubría el perfil el ingeniero químico. En febrero pasado fue propuesto por el Ejecutivo Federal para ser parte de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), pero en esa ocasión tampoco obtuvo el apoyo.

Al hacer uso de la palabra el senador Mario Zamora Gastélum, del PRI, advirtió que su fracción votaría en contra porque no cubre el perfil, y consideró que no tiene capacidad para ocupar dicho cargo.

En tanto el PAN, en voz de la senadora Xóchitl Gálvez Ruíz, señaló que uno de los requisitos establecidos para ser elegibles como consejeros es no haber sido funcionario en los últimos dos años, y el candidato fue subdirector en la Presidencia hasta mayo de 2019.

Mientras el senador Santana Armando Guadiana Tijerina, de Morena, manifestó su total acuerdo con la idoneidad de Carrizales López a ocupar ese cargo hasta el 28 de febrero de 2022, y que cumplía el perfil que se exige.

El otro aspirante rechazado, por cuarta ocasión, fue Edmundo Sánchez Aguilar como miembro independiente del Comité Técnico del Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo.

Recibió 66 votos en favor, 49 en contra y dos abstenciones, con lo que no alcanza la mayoría calificada.

Este candidato fue rechazado dos veces como consejero de la CRE y otra para consejero independiente de Pemex. En la segunda ocasión que compareció como candidato a consejero del CRE se levantó de la mesa donde los cuestionaban los senadores de la Comisión de Energía y llamó “burros” a los legisladores, aunque después se disculpó personalmente.

Ese hecho lo mencionaron los senadores de Morena que argumentaron en su favor, al igual que el senador Jorge Carlos Ramírez Marín, del PRI, aunque el senador priista Mario Zamora ya había posicionado en contra, así como el senador Dante Delgado, de Movimiento Ciudadano.

El argumento fue que él si cumplía con todos los requisitos y el perfil que se exige para el puesto; sin embargo, los que hablaron en contra, entre otros aspectos, recordaron el momento en que el aspirante los ofendió.

El senador Félix Salgado Macedonio, de Morena, expresó que entendía que algunos estuvieran resentidos por las expresiones “de que si están locos o de que si son burros, pues yo no sé si dijo mentiras el señor pero ya ofreció disculpas, ya ofreció disculpas”.

Sin embargo, al emitir el voto los senadores no logró convencerlos y por cuarta vez fue rechazado.

-Fin de nota-

Legislativo

Morena sepultó la reforma educativa de Peña Nieto por completo

Publicado

el

morena_cnte, CNTE, 75 kb, Morena
Foto: Cuartoscuro.

MÉXICO.- El pleno de la Cámara de Diputados avaló, con la mayoría de Morena y sus aliados, las tres leyes secundarias de la reforma educativa, con las que se concede a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) decisión sobre las plazas docentes y pase automático a éstas para los normalistas, con lo que aseguraron que “no quedó ni una coma” de la reforma de Enrique Peña Nieto.

Hasta la medianoche, los diputados federales habían aprobado la Ley General de Educación, que incluye la desaparición del Instituto Nacional de Infraestructura Educativa (Inifed), y estaban por avalar la Ley de Mejora Continua de la Educación y del Sistema para la Carrera de las Maestras y los Maestros, que se irían al Senado de la República para su análisis.

Las tres leyes secundarias recibieron el respaldo de la Cuarta Transformación legislativa, integrada por Morena, PT y PES; sin embargo, los partidos de oposición —PAN, PRI, MC y PRD— trataron de impedir su aprobación a toda costa, incluso con la toma de tribuna y la presentación de mociones suspensivas, pero todo fue inútil, debido a la mayoría del partido en el gobierno.

La oposición argumentó que era ilegal la aprobación de estos dictámenes, pues no se les dio el tiempo necesario para su análisis y se dio avaló vía fast-track.

En la presentación de las leyes, la presidenta de la Comisión de Educación, Adela Piña Bernal (Morena), aseguró que con estas aprobaciones caería “de manera completa y plena, la reforma educativa de 2013 [de Enrique Peña Nieto]”, la que calificó de “impuesta y violenta”.

Ayer, la Asociación de Gobernadores de Acción Nacional (Goan) rechazó que Morena en la Cámara de Diputados apruebe en las leyes secundarias de la reforma educativa otorgar plazas automáticas y que sean financiadas por los gobiernos estatales: “La CNTE no debe dictar la política educativa del país”, dijeron y señalaron que es “preocupante” que el dictamen plantee que egresados de las normales, la Universidad Pedagógica Nacional y los Centros de Actualización tengan en automático una plaza.

TE RECOMENDAMOS LEER: PAN acusa a Morena de no haber donado dinero a damnificados por sismo

Las plazas y el pase automático. La Ley General del Sistema para la Carrera de las Maestras y los Maestros establece que la Secretaría de Educación Pública (SEP) instalará una mesa de diálogo entre las autoridades educativas locales y los sindicatos de profesores para asignar las plazas docentes.

En esta misma ley se eliminan los exámenes de diagnóstico para acceder a una plaza y mantenerse en ella, y se le dará preferencia a los egresados de escuelas normales, la Universidad Pedagógica Nacional y de los Centros de Actualización del Magisterio para tener una plaza en el Servicio Público Educativo.

También se elimina la evaluación diagnóstica para obtener becas para estudiar una maestría o doctorado en instituciones de educación superior y ahora podrán solicitarlas con sólo tener tres años de servicio.

La nueva legislación. La Ley General de Educación busca establecer los principios rectores de la educación en México, así como la doctrina de la nueva escuela mexicana, y que los planes de estudio, aunque serán dictados por la SEP, ésta deberá tomar en cuenta las recomendaciones de la autoridad educativa local, de la Comisión Nacional para la Mejora Continua de la Educación; y las observaciones de maestros y alumnos. Con la aprobación de esa ley también desapareció el Inifed, órgano encargado de construir y rehabilitar las escuelas en todo el país. La nueva legislación establece que la SEP operará el Sistema Nacional de Información de la Infraestructura.

Los que estarán a cargo de la construcción, equipamiento, mantenimiento y rehabilitación de escuelas serán autoridades educativas locales y comités escolares, integrados por padres de familia y maestros.

Sin embargo, la norma no establece un criterio para otorgar los recursos para que los padres de familia y maestros construyan en las escuelas, y tampoco detalla si deben ser asesorados por algún especialista.

El órgano de evaluación. Con la ley regulatoria del artículo tercero constitucional, se crea la Comisión Nacional para la Mejora Continua de la Educación, que sustituirá al ya extinto Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE).

La comisión coordinará el Sistema Nacional de Mejora Continua de la Educación, que a su vez tendrá un comité integrado por el titular de la SEP y una junta que tendrá representación de otras secretarías de Estado, como de la Función Pública, Hacienda y de las comisiones de educación de ambas cámaras del Congreso. La norma incluye que las evaluaciones diagnósticas “en ningún caso tendrán efecto sobre la permanencia en la plaza de las maestras y los maestros”.

Seguir leyendo
Anuncios
Anuncios

Política

Anuncios

CDMX

Anuncios

Tienes que leer