Conecte con nosotros

Salud

Tamizado infantil, vital para identificar a tiempo “enfermedades raras”

Publicado

tamiz, tamiz, 73 KB, tamiz

MÉXICO.- La falta de cultura entre los mexicanos de realizar el llamado tamizado infantil, impide que muchas de las llamadas “enfermedades raras” sean detectadas y tratadas a tiempo, reveló la especialista en hematología pediátrica, Raquel Hernández Ramos.

Entrevistada en exclusiva para Notimex durante una visita a esta ciudad, recordó que en México hay un caso, por cada siete mil 700 nacimientos, de ese tipo de enfermedades raras, muchas de las cuales son de origen genético o hereditario.

Entre ese universo de enfermedades raras, apuntó, destacan la llamadas enfermedades lisosomales que precisamente son trastornos genéticos y hereditarios.

TE PODRÍA INTERESAR: Cerveza ayuda a proteger el cerebro de sufrir demencia temprana

Este defecto impide a la persona afectada, que sus órganos llamados lisosomas procesen de manera adecuada las enzimas hidrolíticas y proteolíticas, encargadas de degradar material intracelular de origen externo que puede ser tóxico para otros órganos como el hígado y los riñones, comentó.

Dijo que esa acumulación de toxinas también puede causar daños en órganos vitales como el cerebro, problemas en el corazón o en los pulmones, en la médula, entre otros, por lo que aunque se trata de una enfermedad rara, son un auténtico desafío para el sistema de salud en el país por el daño que causa a quien la padece.

Tanto en México como en el resto del mundo, una de las enfermedades lisosomales más comunes es la enfermedad de Gaucher, la cual es hereditaria poco frecuente y en donde una persona no tiene una cantidad suficiente de una enzima llamada “glucocerebrosidasa”, añadió.

Señaló que esto causa una acumulación de sustancias grasosas en el bazo, hígado, pulmones, huesos y, a veces, en el cerebro. Otra enfermedad rara con importante prevalencia es la “enfermedad de Fabri”, que también entra dentro de las afectaciones lisosomales, precisó la especialista del Hospital para el Niño Poblano.

Dijo también que es una patología progresiva, hereditaria y multisistémica de almacenamiento lisosómico, caracterizada por manifestaciones neurológicas, cutáneas, renales, cardiovasculares, cocleovestibulares y cerebrovasculares.

Según la especialista, en México ya existen medicamentos y tratamientos que aunque no son curativos (no erradican la enfermedad), pueden mejorar en mucho la calidad de vida de las personas, así como sus expectativas de supervivencia si lo toman de por vida.

Empero, al igual que todo tratamiento, sus resultados dependerán de que tan temprano se haga el diagnóstico, de ahí la la importancia de que los padres realicen el tamiz neonatal, dijo.

Por ello, agregó, la importancia de que a los recién nacidos se les haga la prueba del tamiz neonatal, es decir, se toman muestras de sangre al momento del nacimiento para poder detectar enfermedades como las antes mencionadas de manera temprana, y en México todavía no hay una cultura consolidada en ese sentido.

De igual forma, explicó, es necesario que los padres den un seguimiento de los primeros meses y años de sus hijos, y acudir de manera regular con los pediatras para que haya un chequeo y evaluación continua y no sólo acudir con el médico cuando haya síntomas de alguna enfermedad.

Finalmente, subrayó que también en importante realizar a los menores una biometría hemática por lo menos una vez al año.

Notimex

Anuncios

Salud

El mayor gasto de salud se acumulará en últimos años de vida

Publicado

el

ancianos_mueren, Mueren, 71 kb, ancianos

MÉXICO.- Debido a la tendencia de envejecimiento de la población mexicana, es necesario acompañar los planes de retiro con planes de salud, ya que el gasto en salud se eleva de forma significativa en esa edad, planteó la representante de la firma Lockton, Maryela Aguilar.

“El gasto más grande en salud que tienes en la vida es a partir de la jubilación, a partir de la edad adulta; más del 50 por ciento del gasto se acumulará en los últimos años”, estimó en entrevista e4xclusiva con Notimex.

En tanto, una póliza para una persona de 64 años, con una cobertura básica, tiene hoy un costo de 31 mil pesos al año, pero para el año 2035, el costo se eleva 320 mil pesos (considerando la inflación médica), eso sería 10 veces más, dijo.

La directora de Comercialización de la firma de corretaje de seguros, indicó que se debe promover entre las empresas ofrecer un plan personal de salud para sus trabajadores en edad de retiro, como parte de las prestaciones que brindan, lo cual contribuirá a recibir la rotación en las compañías, pero también las aseguradoras necesitan desarrollar y difundir este tipo de productos.

TE PODRÍA INTERESAR: UNAM estudia espermatozoide en 3D para mejorar la fecundación

Con datos de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), la esperanza de vida pasó de 50.7 años en 1950 a 83.4 años para 2050; mientras que la tasa de fecundidad va de 6.75 hijos a 1.71 hijos en el mismo periodo; las personas mayores a 65 años activas pasarán de nueve de cada 100 en 2019 a 62 por cada 100 en el año 2050.

“El tema de pensiones es bastante complejo, no sólo en México sino en el mundo por los cambios demográficos que se están teniendo, gente en edad avanzada y menos que está naciendo. Lo que también preocupa es el tema de la salud al momento del retiro, sobre todo también a niveles ejecutivos”.

Refirió que una persona que se jubile hoy, debería tener ahorrados entre tres y cinco millones de pesos para poder continuar con su seguro de Gastos Médicos Mayores; en muchas empresas, en las que ofrecen una póliza de gastos médicos mayores, generalmente los empleados no acuden al seguro social y cuando termina su vida laboral, se enfrentan con costos muy altos de seguro.

Ejemplificó que un seguro para una persona que se retira de la vida laboral puede costarle 100 mil pesos al año al momento de la jubilación, “eso sí se ha convertido en un problema porque antes las empresas eran más paternalistas y les pagaban estas pólizas siendo jubilados, pero eso aumento muchísimo los costos y están prefiriendo que el trabajador se haga cargo de su póliza individual”.

Lo anterior, abundó, genera que muchos jubilados que llegaron a cargos directivos o fueron socios de empresas después de ciertos años ya no pueden pagar una póliza y tienen que recurrir al seguro social o pagar los servicios médicos con su dinero.

“Una de las propuestas que estamos haciendo es que así como existen los planes privados de retiro en las empresas, quisiéramos empujar un poco al mercado para que se creen fondos de pago de primas de pólizas que se ocupen al momento de la jubilación”.

Esto daría a una persona la posibilidad de que cuando se jubile compre una póliza de gastos médicos individuales, para lo cual ya hubo un ahorro del trabajador y de la empresa, que al final del periodo activo, garantice el pago de una póliza vitalicia o una parte del pago de esa prima.

Para los niveles medios, se propone diseñar programas que no sean tan amplios pero que den la posibilidad de jugar entre el servicio privado y la seguridad social, es decir, ahorrar para obtener una póliza de nivel medio con un deducible alto, de manera que no se cubra con el deducible, se cubra con la seguridad social, pero para enfermedades más catastróficas tener un seguro médico.

Notimex

Seguir leyendo

Revista Digital

Anuncios
Anuncios

Política

Anuncios

CDMX

Anuncios

Tienes que leer