Conéctate con nosotros

Mundo

Niño de 11 y joven de 17 robaron y violaron a una mujer de 40 años

niño_violador, Niño, 53 kb, mujer
Foto: Especial.

FRANCIA.- Dos menores de edad, un niño de 11 y un adolescente de 17 años, han sido detenidos en Lille, en el norte de Francia, por haber asaltado, robado y violado una mujer de unos 40 años el pasado mes de enero.

La mujer denunció que el 7 de enero, alrededor de cuartos de diez de la noche, dos desconocidos de una edad bastante joven lo habían asaltado, agredido y violeta: mientras uno lo agredía sexualmente, el otro le había revuelto el bolso y le había robado el teléfono móvil y varias joyas que llevaba. Después, huyeron, según recoge La Voix du Nord.

La agresión no tuvo ningún tipo de testigo y fue ella misma quien llamó a la policía, que tampoco encontraron pistas más allá de pocos restos válidos de ADN. También se interrogó, sin demasiado éxito, a las personas que frecuentaban habitualmente la zona.

TE RECOMENDAMOS LEER: Joven decapitó a su madre frente a niño de 4 años; lanzó cabeza al vecino

Finalmente, uno de los análisis practicados dio resultado: el presunto violador era un chico de 17 años que estaba entre los sospechosos, y que acabó siendo detenido este lunes. Después de ser interrogado y de confesar la violación, dio el nombre de su cómplice, quien había robado los objetos a la mujer: un niño de 11 años que fue arrestado este miércoles.

Los dos chicos han pasado a disposición judicial, investigados por violación en grupo y por asalto violento. El chico de 17 años ha entrado en la prisión, pero el cómplice, de 11 años, es demasiado joven para ser imputado – la edad de responsabilidad penal en Francia es de 13 años – y ha estado dejado en libertad bajo vigilancia.

Mundo

Honduras prohíbe el aborto en cualquier circunstancia

aborto, Honduras, 26 KB, Honduras

MÉXICO.- Con la aprobación este jueves por parte del Parlamento de una ley que prohíbe de forma absoluta el aborto, Honduras blindó el artículo 67 de la Constitución que ya rechazaba la interrupción del embarazo y se consolida en un grupo de solo seis países latinoamericanos que lo penalizan totalmente.

Una decisión que fue recibida como un “acto condenable” por diversas organizaciones feministas y de derechos humanos de Honduras, país que tiene una de las tasas más alta de embarazos adolescentes en América Latina: uno de cada cuatro partos es de una menor de 19 años, según la ONU.

Con esto, Honduras se consolida en el reducido grupo de seis países de la región que prohíbe el aborto en todas las circunstancias y que completan El Salvador, Nicaragua, República Dominicana, Haití y Surinam.

En El Salvador, está penalizado totalmente y la legislación local establece penas de entre 2 y 8 años de cárcel a quien provoque, consienta o practique una interrupción del embarazo, aunque se han dado casos en los que la condena ha sido de 40 años, al ser considerado un homicidio.

La interrupción del embarazo también se castiga desde 2006 en Nicaragua, a lo que se sumó la aprobación en 2017 por parte de la Asamblea Nacional (Parlamento) de las peticiones de las Iglesias católica y evangélica para prohibir el aborto terapéutico.

En República Dominicana, las posturas divergentes de los diputados dominicanos sobre el aborto, que está prohibido en el país, frustraron la aprobación de un nuevo Código Penal que lleva años discutiéndose.

Así, en agosto del año pasado, la Cámara de Diputados decidió que el asunto quede fuera del Código Penal y que se debata como una ley aparte más adelante y envió a una comisión especial un proyecto de ley que busca despenalizar el aborto en tres supuestos: riesgo para la vida de la mujer, cuando es inviable o cuando es resultado de violación o incesto.

Haití y Surinam son los otros dos países que completan la lista donde la prohibición del aborto es total.

Pese a esto, en Latinoamérica en los últimos años se ha ido avanzando por proteger el derecho al aborto, generalmente de forma limitada, como lo demuestra la aprobación en diciembre por parte del Senado argentino de la ley para la interrupción legal del embarazo (ILE), que fue promulgada el pasado 14 de enero.

Dicha ley permitirá interrumpir voluntariamente el embarazo hasta la semana 14 de gestación de forma segura, legal y gratuita, siempre en un máximo de 10 días desde su requerimiento.

Más allá de esas 14 semanas de plazo, el aborto sólo se permitirá bajo las dos causales existentes hasta ahora y que rigen desde la aprobación del Código Penal en 1921: cuando corra peligro la vida de la madre o si el embarazo fue por una violación.

En México, solo en Oaxaca y Ciudad de México se admite la interrupción legal del embarazo hasta las 12 semanas de gestación, mientras que en el resto de los países de la región este derecho también suele estar limitado a causales como esa o la inviabilidad fetal.

Solo Cuba y Uruguay tienen permitida la interrupción voluntaria del embarazo y, además, cuentan con políticas de prevención y seguimiento de la salud reproductiva de las mujeres.

EFE

Continuar leyendo

Reporte Nivel Uno No. 115

Política

CDMX

Tienes que leer