Conecte con nosotros

Estados

Crimen organizado y extorsionadores dejan sin tortillas a Celaya

celaya_mex, Celaya, 68 kb, Tortillerías
Foto: Especial.

CELAYA, GUANAJUATO.- Un recorrido realizado por El Universal da cuenta de cómo la ciudad de Celaya, en Guanajuato, está inmersa en el miedo por los recientes ataques perpetrados contra tortillerías, luego de que estas protestaran por la oleada de extorsiones de la que han sido victimas.

“¡Claro que tenemos miedo!”, dice una joven tras el mostrador de una tortillería a una clienta que lamenta la muerte de la dueña y de dos trabajadoras de la tortillería La Indita, quienes fueron asesinadas en un ataque armado perpetrado por presuntos extorsionadores el lunes pasado en la colonia Lagos.

“¿¡Qué se hace, eh!?, hay que trabajar, ¿verdad?”, comenta con la mirada puesta en su compañera, quien asiente sin despegarse de la máquina tortilladora, en la colonia Monte Blanco. Desde que abrieron ha sido “interminable” la fila de personas que llegaron de zonas aledañas.

En protesta por la presencia de un grupo de extorsionadores que amenaza y exige cuotas a sus agremiados, los industriales de la masa y la tortilla acordaron cerrar sus negocios por tres días, del sábado al lunes pasado; sin embargo, el martes continuaron con las cortinas abajo.
En un recorrido por las colonias Lagos, Las Flores, Santa Isabel, Jacarandas, El Ejidal y Monte Blanco, ubicadas al sur-poniente de la ciudad, El Universal encontró sólo dos tortillerías activas. También había negocios cerrados en el Barrio de San Juan de Dios y El Vergel.

Aquí, tortilleros y abarroteros optaron por no hablar.

TE RECOMENDAMOS LEER: Keilanny Boo, de la Unión Tepito, quiso extorsionar a diputado antes de ser asesinada

“Todos tenemos miedo, ¿quién le gana a la balas?”, soltó un vendedor de tacos.

La tortillería La Indita, un negocio familiar con 57 años en el mercado, ubicado en la colonia Lagos, cerró la tarde del lunes por el asesinato de su propietaria Virginia “N”, de 60 años, y de sus dos empleadas, Dalinda “N” y Martha Cecilia “N”, en un ataque a balazos.

“Una tortilla hecha tradición desde 1962”, se lee en la fachada de dicho establecimiento.

La propietaria de La Indita no había participado en las reuniones y manifestaciones del lunes, en las que los tortilleros exigieron a las autoridades protección ante los actos de intimidación de extorsionadores. “Tampoco se manifestaron cerrando su negocio, ya que abrieron como lo hacían diario”, señaló la Fiscalía General del Estado (FGE).

En el sector, hombres y mujeres deambulaban por las calles con servilletas y bolsos en busca del alimento; feligreses llevaron a la Parroquia de San José, en la colonia Las Flores, su preocupación por la falta de tortilla.

“La gente andaba buscando dónde ir a comprar, están cerrados muchos negocios; es muy lamentable, muy triste, nunca se había llegado a estos extremos tan fuertes”, expresó el sacerdote Fernando Arellano, titular de la Parroquia de San José, ubicada en la colonia Las Flores, en Celaya.

Mariana, de 65 años, recorrió siete cuadras, brincó de la colonia Ejidal a Las Flores con una bolsa en la mano: “Todas las tortillerías están cerradas. ¿Ahora qué vamos a hacer?, pues ir a Mega, ahí de seguro que hay tortillas”.

Oración. En misa, el sacerdote Fernando Arellano llamó a la población a que se una en oración “por la paz en nuestra ciudad y [hay que] empezar por fomentar la paz desde la familia”. Pidió a las autoridades que tengan más cuidado, la gente está muy consternada.

En la calle Margarita, en donde se encuentran el templo y la Primaria Urbana Juan José Torres Landa, cerró 90% de los negocios de diversos giros. “Están cerrando muchos, es muy lamentable”, dijo el cura, y añadió que en redes sociales se han formado cadenas de oración para pedir por Celaya, que está sumergida en la violencia: “La oración tiene poder y que las autoridades hagan lo que le corresponde”.

 

Estados

Empleado de CFE choca a dos patrullas tras escapar de operativo

cfe_choque, CFE, 57 kb, empleado
Foto: Especial.

TAMAULIPAS.- Una tremenda persecución protagonizó un empleado ebrio de la CFE pues al observar un operativo, decidió huir a toda velocidad y chocó un vehículo de Tránsito que intentó cerrarle el paso, una patrulla estatal y un auto particular; el ciudadano quedó detenido unas cuadras más adelante.

Este hecho ocurrió en el operativo antialcohol, ubicado en el 16 Michoacán con avenida Norberto Treviño Zapata, en Ciudad Victoria. Los uniformados divisaron que un vehículo tomó otra calle a toda velocidad y lo siguieron.

Otra unidad oficial, recibió un fuerte impacto al tratar de bloquearle el paso y la persecución continuó por varias cuadras en una colonia cercana. Posteriormente, elementos de la Policía Estatal bloquearon al desbocado hombre por completo en la avenida las Torres con calle Venta de la colonia México; chocó una segunda patrulla y un auto estacionado.

Al detenerlo, confirmaron que el trabajador de la CFE encontraba bajo los influjos del alcohol y tras revisar la unidad Nissan Sentra que manejaba, localizaron una bolsa con hierba seca con las características de la marihuana; después lo esposaron y lo trasladaron a los separos del 2 Zaragoza.

Los agentes invitaron al propietario del automóvil estacionado, para que acudiera a las oficinas de Tránsito a fin de llegar a un acuerdo con el responsable.

Una grúa particular se encargó de remolcar el automóvil a los patios del corralón municipal, donde permanecerá hasta que pague los daños ocasionados, valorados en más de 100 mil pesos; además, se le imputará la portación de presunta droga entre sus pertenecías.

Seguir leyendo

Reporte Nivel Uno No. 115

Política

CDMX

Tienes que leer