Conecte con nosotros

Ciencia y Tecnología

Joven mexicana crea método para detectar daño renal sin biopsia

Publicado

el

daño_renal, Daño renal, 73 kb, joven mexicana
Foto: Especial

MÉXICO.- Gracias a Andrea Sánchez Navarro, estudiante de doctorado en la UNAM, ahora será posible detectar de manera temprana el daño renal, sin necesidad de una biopsia, gracias a su descubrimiento de una molécula que funciona como marcador para este padecimiento.

Se trata de Serpentina3K, que de forma natural se encuentra en la sangre y tiene la función de regular la coagulación e inflamación; no obstante, todavía se desconoce su función en el riñón, indicó la también ganadora de la Medalla Gustavo Baz Prada, otorgada por la Máxima Casa de Estudios.

TE RECOMENDAMOS LEER: Va al hospital por cálculos renales… y termina dando a luz a trillizos

Sánchez Navarro señaló que mientras trataban a un grupo de pacientes, identificaron que presentaban niveles poco comunes de esta molécula, aunque en ese momento no tenían disfunción renal clínica diagnosticada.

“La presencia en la orina de Serpina3k era indicativo, sin necesidad de hacer una biopsia, de que había alteración en la función renal”, asegura Andrea Sánchez Navarro, estudiante de la UNAM y Premio Nacional de la Juventud.

TE RECOMENDAMOS LEER: Hasta 40 por ciento de personas con lupus pueden desarrollar daño renal

Ante esa conclusión, Sánchez Navarro patentó este método diagnóstico que ahora podría aprovecharse para beneficiar a las personas que sufren dicha afección.

Los logros obtenidos por su investigación para la detección temprana del daño renal hicieron que en 2018 Andrea Sánchez ganara el Premio Nacional de la Juventud en la categoría de Ciencia y Tecnología.

TE RECOMENDAMOS LEER: Identifican genes vinculados al riesgo de enfermedad renal crónica

Pero desde años atrás la estudiante de la UNAM ya había dado muestras de su gran potencial. En 2012, con 24 años de edad, Sánchez Navarro obtuvo la medalla de bronce en la VI Olimpiada Iberoamericana de Biología, que se realizó en Portugal.

Tres años después, fue una de las ganadoras en la competencia Session Winner, Oral Session Nephrology and Urology, ISCOMS, Groningen en Holanda.

Ciencia y Tecnología

Estudian impacto de redes sociales en conductas autolesivas

Publicado

el

MÉXICO.- Un equipo de investigadores de la Universidad Pedagógica y Psicológica Estatal de Moscú (MGPPU, por sus siglas en ruso) ha estudiado el impacto de las redes sociales en el riesgo de desarrollo de conductas autolesivas en adolescentes.

Los especialistas sugieren crear contenidos de apoyo para transformar los debates sobre autolesiones en internet. Los resultados han sido publicados en la revista ‘Psicología y psiquiatría consultiva’.

Un problema peligroso

Una conducta autolesiva (CA) en adolescentes es hacerse cortes y quemaduras, clavarse agujas, golpearse con el fin de aliviar el estado emocional y recuperar el control de las emociones.

Los especialistas enmarcan las CA tanto dentro de los problemas psiquiátricos al relacionarlas con la ansiedad, la depresión, los trastornos de conducta y de personalidad, como dentro de los problemas de la adolescencia, catalogando las autolesiones como una manifestación de problemas psicológicos, de comunicación o de la búsqueda de ayuda.

Las conductas autolesivas son un problema extendido en todo el mundo. Las CA no suicidas tienen con frecuencia carácter reiterado y, al mismo tiempo, constituyen un factor de riesgo del intento de suicidio y de una muerte prematura

TE PODRÍA INTERESAR: NASA advierte de asteroide que chocaría con la Tierra en 2020

Según los resultados de los estudios que los investigadores de la MGPPU realizaron a más de 600 personas, entre el 10 y el 14 por ciento de los estudiantes de Secundaria y universitarios reconoció haberse hecho cortes al menos una vez, y el 3 por ciento reveló una alta frecuencia de estas acciones.

De acuerdo a otros estudios, la mayoría de adolescentes con autolesiones ven por primera vez una imagen de autolesiones a una edad inferior a los 11 años, es decir, antes de empezar a autolesionarse.

Hoy en día, el tema de las CA se discute ampliamente en las redes sociales, en particular en grupos cerrados. Los investigadores de la MGPPU sintetizaron las particularidades de cómo se manifiesta el tema de las autolesiones en las redes sociales, analizaron la especificidad de las CA en las comunidades virtuales y las particularidades del lenguaje utilizado en las discusiones sobre autolesiones en línea.

“La probabilidad de la normalización y el enaltecimiento de las autolesiones, su grado de contagio y un halo de exclusividad, que con frecuencia se les da en las comunidades cerradas dedicadas a este problema, pueden agravar los problemas emocionales y de personalidad de los usuarios, provocar y mantener el interés hacia las autolesiones y otras formas de conducta autodestructiva”, explica Natalia Pólskaya, catedrática de Psicología Clínica y Psiquiatría de la MGPPU.

‘Hashtags’ para los enterados

En las redes sociales, los adolescentes buscan temas que les interesan y amigos de ideas afines con ayuda de palabras claves y hashtags. Muchos hashtags no son manifiestos, a menudo se disimulan con palabras o frases más neutrales y tienen su sentido especial solo para los enterados.

Según los científicos, el sistema de etiquetas relacionadas con el tema de las autolesiones es cambiante, encubierto y heterogéneo, lo que hace imposible el control de los contenidos. Combina palabras de búsqueda de distinta grafía. Los hashtags directos —los que señalan directamente las autolesiones (por ejemplo, #selfharm)— a menudo son prohibidos. De ahí que aparezcan hashtags con una palabra reconocible pero deformada deliberadamente —una cacografía— (por ejemplo, #selfharmm, #selfharmmm).

Los investigadores separaron un grupo de hashtags con sentido oculto (por ejemplo, #MySecretFamily —mi familia secreta—) que incluye toda una serie de hashtags no manifiestos en los que una conducta o trastorno determinado asociado a las CA es bautizado con un nombre humano común y corriente. Por ejemplo, #Ana para la anorexia; #Cat para los cortes autoinfligidos; #Deb para la depresión; #Sue para los pensamientos o tendencias suicidas.

Estas etiquetas permiten a los adolescentes señalar su pertenencia a una comunidad en la página personal, sin que al mismo tiempo se enteren los de fuera de la misma. Los científicos consideran semejante polisemia de los hashtags como un factor peligroso y potencialmente provocador.

“En lugar de buscar ayuda y apoyo para los usuarios con autolesiones, lo que ocurre a menudo es la glamurización de la CA como un estilo de vida especial. Además, mirar imágenes de autolesiones puede desencadenar la CA”, alerta Natalia Pólskaya.

Cómo ayudar a los adolescentes

En opinión de los especialistas, el potencial positivo de la comunicación en línea se puede aprovechar de forma eficaz para elaborar actividades de atención psicológica a adolescentes con conductas autolesivas.

“Los profesionales de la salud mental afrontan el reto global de crear contenidos alternativos que sirvan de apoyo y ayuda, lo que implica el diseño de una nueva metodología y un lenguaje capaz de integrarse en el discurso existente en la red sobre las autolesiones y transformarlo desde adentro”, explica Natalia Pólskaya.

“Indudablemente, deben ser alternativas potentes y de gran valor personal que puedan ampliar la comprensión por los adolescentes de sus propias necesidades e intereses. Y estas alternativas deben ser más significativas y alentadoras que el discurso de autodestrucción”, puntualiza la catedrática de Psicología Clínica.

En su opinión, para alcanzar este objetivo se necesita una presencia permanente de profesionales de ayuda en las comunidades de las redes sociales que puedan poner en práctica esa metodología.

Notimex

Pedro Guerra Maccise

Seguir leyendo
Anuncios
Anuncios

Política

Anuncios

CDMX

Anuncios

Tienes que leer