Conéctate con nosotros

Mundo

Covid-19 ya mató más en Nueva York que atentados del 11 de septiembre

covid_19, covid-19, 72 kb, coronavirus
Foto: Especial.

NUEVA YORK.- Los fallecimientos a causa del covid-19 en Nueva York rebasaron la cifra de decesos ocurridos en el ataque terrorista del 11 de septiembre de 2001 contra el World Trade Center.

Al menos 3 mil 202 personas han muerto en la ciudad por la nueva cepa del covid-19, según un nuevo recuento publicado este martes por funcionarios de salud de la localidad.

El ataque terrorista más mortal en suelo estadounidense mató a 2 mil 753 personas en la ciudad, cuando dos aviones se estrellaron en las Torres Gemelas, que conformaban el WTC.

TE RECOMENDAMOS LEER: Confirman muerte de un mexicano en Nueva York por coronavirus

Ese día, contando la cifra de las Torres y los atentados contra el Pentágono y un campo cerca de Shanksville, Pensilvania, fallecieron 2 mil 977 individuos.

El coronavirus ha vuelto a poner a Nueva York en el centro de una tragedia nacional y en medio de una crisis que está cambiando la vida y las libertades de los estadounidenses.

La ciudad de Nueva York registró su primera muerte por coronavirus el 13 de marzo, menos de dos semanas después de confirmar su primera infección.

Mundo

Reforma migratoria de Biden daría ciudadanía quien lleve 8 años en EUA

biden, biden, 79 kb, biden
Foto: Especial.

ESTADOS UNIDOS.- Joe Biden, presidente de Estados Unidos, implementará una reforma radical de las leyes de inmigración de la nación el día de su investidura, incluida una vía de ocho años hacia la ciudadanía para inmigrantes sin estatus legal y una expansión de las admisiones de refugiados, de acuerdo con The Washington Post.

Según dicho medio, la propuesta legislativa de Biden, que se enviará al Congreso el miércoles, también incluye un fuerte enfoque en abordar las causas fundamentales de la migración desde Centroamérica, una parte clave de la cartera de política exterior de Biden cuando se desempeñó como vicepresidente.

La pieza central del plan de Biden y la vicepresidenta electa Kamala Harris es la vía de ocho años, que pondría a millones de inmigrantes calificados en un estado temporal durante cinco años y luego les otorgaría una tarjeta verde una vez que cumplan con ciertos requisitos como verificación de antecedentes y pago de impuestos. Podrían solicitar la ciudadanía tres años después. Para calificar, los inmigrantes deben haber estado en los Estados Unidos el 1 de enero, una medida destinada a frenar cualquier apuro hacia la frontera.

Los beneficiarios de la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia -que otorgó protecciones clave para los “soñadores”- y el programa de estatus de protección temporal para migrantes de naciones devastadas por desastres podrían solicitar una tarjeta verde de inmediato. Los detalles fueron descritos por funcionarios de transición que hablaron bajo condición de anonimato porque no estaban autorizados a hablar en público.

El plan del presidente ha sido recibido con elogios de los defensores de la inmigración y los legisladores demócratas que han trabajado duro para reformar el sistema de inmigración durante décadas. Pero también llega en un momento en que el Partido Republicano, liderado por el presidente Trump, se ha desplazado hacia la derecha en materia de inmigración, lo que complica los esfuerzos por lograr un acuerdo que pueda obtener suficiente apoyo republicano.

En un contraste significativo con la administración de Obama, que fue fuertemente criticada por la comunidad latina por no abordar la inmigración cuando los demócratas controlaban la Cámara, el Senado y la Casa Blanca al principio del mandato del presidente Barack Obama, Biden ha hecho de la inmigración su principal prioridad legislativa detrás de la situación provocada por la pandemia del coronavirus.

“Tener liderazgo hace una gran diferencia”, dijo el lunes el senador Robert Menendez en una entrevista. “No se puede lograr una reforma migratoria sin el liderazgo presidencial, y por lo que veo, la seriedad de su propósito al comenzar me da una muy buena sensación de que el presidente realmente va a usar capital para tratar de que esto suceda”.

El esfuerzo de Biden marcaría el intento más sustancial de una reforma migratoria integral desde que el Senado aprobó una ley en 2013, solo para que colapsara en la Cámara, luego controlada por los republicanos, al año siguiente. Después de ese colapso, la presión de los legisladores demócratas y los defensores de la inmigración empujó a Obama a realizar un esfuerzo de gran alcance destinado a proteger a los padres de hijos ciudadanos estadounidenses y titulares de tarjetas verdes en el país, pero esa acción fue bloqueada de inmediato en los tribunales.

Bajo Trump, el Senado controlado por el Partido Republicano intentó aprobar varias revisiones a las leyes de inmigración de Estados Unidos, impulsadas por el intento unilateral del presidente saliente de cancelar las protecciones temporales para los jóvenes inmigrantes. Trump finalmente fue rechazado por la Corte Suprema en su impulso para poner fin al DACA.

Continuar leyendo

Reporte Nivel Uno No. 115

Política

CDMX

Tienes que leer