Conéctate con nosotros

Mundo

Muere joven de 16 años por covid-19; no tuvo síntomas ni estaba enferma

julie_covid_19, covid-19, joven, 50 kb
Foto: Especial.

PARÍS, FRANCIA.- El covid-19 ha provocado en Francia 1695 muertes anónimas entre ellas la de Julie, una joven que inexplicablemente murió a los 16 años sin patologías previas, ella se convierte en la chica más precoz de la epidemia. Falleció en el Hospital Necker de París, luego de enfermar en su domicilio.

“Sólo tenía un poco de tos hace una semana”, declaró su madre Sabine.

Por su parte, el director general de la Salud, Jérôme Salomon, sólo pudo detectar una generalidad al informar el jueves por la noche de su muerte en el balance diario: “Las formas severas en los pacientes jóvenes son extremadamente raras. Ocurren de tiempo en tiempo por razones múltiples”.

TE RECOMENDAMOS LEER: Nace bebé prematuro y muere 4 días después a causa de coronavirus

Sabine dijo sentirse “con el corazón roto entre perder el sentido de la vida y la obligación de seguir adelante”. Según contó, “Julie tuvo un poco de tos la semana pasada”. Le administró un jarabe, hierbas e inhalaciones. El sábado tenía algunas dificultades para respirar, sin embargo, todo parecía indicar que no era nada grave, luego presentó flemas y tos y tres días después tuvo que llevar a su hija Julie al médico de medicina general.

Al ingresar le colocaron a Julie una mascarilla con oxígeno y la trasladaron al hospital de Longjumeau, el más cercano, tras indicaciones la madre se va a casa, luego llama por la tarde al hospital le informan de que le han hecho un scanner y el test del covid-19 y reafirman que no es “Nada grave”, sin embargo, por la noche, la pequeña sufre de insuficiencia respiratoria y es trasladada al Hospital Necker de París.

TE RECOMENDAMOS LEER: Pese a covid-19, gente de Tlalpan hace carnaval con cientos de personas

Sabine la visitó el martes y observó a su hija con ansiedad. “Habla, pero se cansa”. En el Necker le han hecho dos test que han salido negativos. “Le abren la puerta de la habitación, las enfermeras se quitan la blusa de protección y el médico levanta el pulgar para decirme que la cosa va bien”, se despide de la joven y regresa a casa.

Por la noche llegan los resultados del primer test, informando que es positivo. “Uno no se lo cree. Se dice que se han equivocado. ¿Por qué llegan tan tarde estos resultados?”. Para las 3 de la tarde del miércoles le llaman de nuevo “Venga rápido”. A la una de la madrugada llega al Necker para decirles que Julie había muerto. “En una hora”. “Estaba ya gris”, agregó a medios locales.

TE RECOMENDAMOS LEER: Faltan expertos en México para operar respiradores para covid-19

“Sus pulmones no han aguantado. Los médicos han hecho todo lo que han podido para despertarla pero no ha servido para nada”, ha declarado a Le Parisien. “Hay que dejar de creer que esto sólo toca a lo mayores. Nadie es invencible frente a este virus mutante”.

La madre ha declarado que su hija fallecida no tenía ninguna enfermedad previa relevante y ningún factor de comorbilidad.

En medio de la trágica escena la familia de Julie logró quedarse con la pulsera y la cadena del bautizo. Todo lo demás debía ser incinerado.

Mientras que en el funeral las normas vigentes en Francia imponen un máximo de 10 personas “Habrá que escoger quien va” dijo su hermana Manon.

Mundo

Joven de 25 años fue asesinada; la estrangularon con su propio cabello

joven, cabello, 26 KB, cabello

MÉXICO.- Katerin Recinos, de 25 años, tenía cabello ondulado, siempre lo lucía en sus redes sociales. Sin embargo, este se convirtió en el arma que criminales utilizaron para arrebatarle la vida, pues la estrangularon con su propio cabello.

Los hechos ocurrieron en San José de Barberena, departamento de Santa Rosa, en el sur de Guatemala.

“Keiry” o Káterin, salió la semana pasada, acompañada de dos sobrinas, ambas pequeñas. Con el paso de las horas, la ausencia de las tres comenzó a preocupar a sus familiares. No tardaron en emprender una búsqueda exhaustiva cuando cayó la noche y no llegaron a su casa.

Lo peor, llegó con el hallazgo del cuerpo de Recinos.

“La colocha”, como la apodaban sus más cercanos, debido a su abundante cabello rizado, había sido asesinada.

Días antes, había colocado su foto de perfil en Facebook, en color rosa y con el mensaje: “Nací para ser libre, no para ser asesinada”.

A medida salían a la luz los detalles del crimen, todo apuntaba a un feminicidio.

El estrangulamiento ocurrió con el cabello de Recinos, el cual era abundante y largo, a tal punto de ser usado como un arma, por uno o más de sus feminicidas.

Otros medios, informaron que el cuerpo de la joven estaba desnudo, por lo que se indaga si fue víctima de violación.

No está claro en qué momento, pero se confirmó que las sobrinas de la víctima fueron encontradas sanas y salvas. Se trata de una buena noticia, en medio de la conmoción causada por el caso no solo en Santa Rosa, sino a nivel nacional.

Dos niños quedan en la orfandad, tras el asesinato de su madre.

Continuar leyendo

Reporte Nivel Uno No. 115

Política

CDMX

Tienes que leer