Conéctate con nosotros

Mundo

Niño reza en la calle para frenar epidemia del coronavirus (FOTO)

niño_reza, Niño,72 kb, Reza
Foto: Especial.

PERÚ.- La foto de este niño se volvió tendencia, pues expresa su verdadero sentir por lo que vive su país y el mundo por el coronavirus.

La instantánea que se viralizó en Facebook e Instagram fue tomada en Perú a las 8 de la noche y en ella aparece Alen, un pequeño de seis años que vive en la ciudad de Guadalupe, la Libertad y que, sin posar, fue captado en esa foto que le ha dado la vuelta al mundo.

Calle Junín, Guadalupe, La Libertad, Perú Lunes 13 de abril | 8 pmLes cuento la historia de esta foto que tomé hace…

Posted by Claudia Alejandra Mora Abanto on Monday, April 13, 2020

Claudia Alejandra Mora Abanto fue la fotógrafa que hizo viral la imagen en su cuenta de Facebook.

“Hoy en el barrio nos unimos para rezar y pedir a Dios por la situación de emergencia que estamos viviendo, para así compartir esperanza y fe. Aproveché minutos antes de que las personas salgan a sus puertas a orar para hacer una toma de todas las velas, grato fue el momento cuando encontré a este niño y aprovechando su concentración tomé la foto”, contó la fotógrafa.

TE RECOMENDAMOS LEER: Pareja casada hace 60 años muere el mismo día por coronavirus

“Le pregunté luego que hacía y me respondió en su inocencia que le pedía solito un deseo a Dios y que salió porque en su casa había mucho ruido, que así su deseo no se iba a cumplir. Su deseo sin duda es claro, ellos no son ajenos a saber lo que está sucediendo”, escribió.

“Yo quedé con una sonrisa en el rostro, con la fe y esperanza a 1000, pero sobre todo encantada de ser testigo del amor y confianza de ese niño a Dios. Que bello se les inculque aquello, aún en tiempos difíciles. Que la fe nunca muera”, finalizó.

De acuerdo con la mujer, en ese barrio en ciudad Guadalupe suelen unirse a rezar para pedir por el fin de la pandemia.

Mundo

Niña de 11 años mató a su amiga porque le dijo gorda

japon, gorda, 23 KB, gorda

JAPÓN.- Una niña de 11 años degolló a su amiga de escuela porque le dijo gorda. Esto sucedió en junio del 2004 en Japón, cuando Natsumi Tsuji, invitó a su víctima a un salón vacío para presuntamente enseñarle un nuevo juego.

Allí, Natsumi sentó a la otra niña en una silla, le quitó los anteojos y los apoyó en un banco.

Le dijo que iba a morir, pero Satomi Mitarai, de 12 años, no salió huyendo porque pensó que todo se trataba de un juego. Entonces, Tsuji le cubrió los ojos con una de sus manos y clavó un cúter en su cuello.

Tras el asesinato, durante el cual también cortó las muñecas de su víctima, la niña salió del salón y bajo las escaleras con su ropa ensangrentada.

Uno de sus compañeros tomó varias fotos que la policía prohibió en Internet, sin embargo, existe una que hasta el momento no se sabe si es una imitación o se trata de la verdadera imagen de la niña posando orgullosa de su crimen.

Natsumi Tsuji nació el 21 de noviembre de 1992 y su infancia fue normal; sacaba excelentes notas e incluso tenía un coeficiente intelectual de 140, puntaje que únicamente tiene el 0.5 por ciento de la población.

Pero cuando su profesor la vio entrar al aula con la ropa llena de sangre y esta lo siguió hasta donde estaba el cuerpo de Satomi Mitarai, lo único que atinó a decir fue “he hecho algo muy malo”.

Cuando llegó la policía, la niña confesó y dijo que lo tenía planeado cuatro días atrás, cuando se había peleado con su amiga a través de Internet después de haberle dicho gorda.

Continuar leyendo

Reporte Nivel Uno No. 115

Política

CDMX

Tienes que leer