Connect with us

ESTADO DE MÉXICO.- Tras una persecución y balacera en el fraccionamiento Urbi Villas del Rey, un presunto narco que vendía droga al menudeo se suicidó; el tiroteo dejó heridos a un policía y a la esposa e hija del delincuente en Huehuetoca, Estado de México.

Según autoridades, el enfrentamiento derivó de un operativo de agentes de inteligencia para detener al difunto, identificado como Israel, de 25 años, alrededor de las 9:00 horas del  jueves.

Al ver a los agentes, el sospechoso se atrincheró en la vivienda número 27 de la calle Esquerra, cerca del cruce con la avenida León.

Desde el interior, “El Costeño” mantuvo el fuego contra los policías durante más de media hora. Desde las azoteas de otras viviendas los oficiales disparaban contra el domicilio del presunto malhechor.

En la zona fue desplegado un cuantioso número de efectivos municipales, estatales y de la Guardia Nacional, lo que llamó la atención de los habitantes, quienes reportaron el hecho vía redes sociales.

Pese a ser mayoría, los oficiales no lograron abatir al hombre.

Según reportes, el tiroteo cesó cuando inició una negociación para que “El Costeño” se rindiera; sin embargo, el narco al verse derrotado presuntamente disparó contra su esposa e hija, para luego suicidarse.

En la refriega, que se prolongó por casi una hora, un mando sufrió una herida en el hombro izquierdo y, junto con las mujeres heridas, fueron llevados al hospital.

En la casa había paquetes de mariguana, armas y balas de diferentes calibres. Vecinos aseguran que el sujeto presumía su relación con “La Familia Michoacana” y vendía droga.

Incluso aseguran que ya habían vivido en otra casa cercana, que hace unos meses fue cateada.

La FGJEM inició las averiguaciones de ley.

Edomex

CJNG y Familia Michoacana dominan el Edomex; hay 26 grupos totales

cjng_familia, CJNG, 70 kb, Familia Michoacana, Estado de México
Foto: Especial.

MÉXICO.- El Estado de México es un polvorín plagado de grupos de la delincuencia organizada. En él operan al menos 26 organizaciones delincuenciales, desde cárteles hasta células criminales, que han hundido a la entidad en la violencia y han convertido a los mexiquenses en víctimas permanentes del tráfico de drogas, homicidios, feminicidios, secuestros, extorsiones y robos, conforme datos oficiales.

La cartografía de los grupos criminales construida por autoridades de inteligencia del Gobierno mexiquense dista por mucho de los diagnósticos elaborados por la Federación. El pasado lunes, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) identificó a ocho organizaciones delincuenciales con operaciones en la entidad; en junio, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) definió que eran sólo cuatro.

Información de fuentes de inteligencia estatales obtenida por Animal Político identifica a dos grandes cárteles en disputa por el territorio: La Familia Michoacana, con dominio mayoritario en el sur del estado -en colindancia con Guerrero, Morelos y Michoacán-, y el Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG), que pelea el control en el Valle de México, esto es, en los municipios que rodean a la CDMX, y en el oriente.

En total, La Familia tiene presencia en 55 de los 125 municipios de la entidad, lo que representa un despliegue en el 44% del territorio; el CJNG está en 31 municipios. Ambas organizaciones criminales disputan el dominio en 23 demarcaciones, en algunos casos sólo entre ellas dos, en otros, en enfrentamiento con más grupos delincuenciales.

La pelea por la plaza entre los cárteles y las células criminales ha tenido efectos en la vida y seguridad de los mexiquenses. El gobierno local, encabezado por el priista Alfredo del Mazo, ha identificado que 20 municipios concentran el 72.5% del total de la incidencia delictiva estatal, por lo que son considerados focos rojos. En absolutamente todos ellos operan La Familia y/o el CJNG. Algunos de esos municipios son ya célebres por su incesante aparición en las secciones de nota roja de los medios: Ecatepec, Tecámac, Chalco, Chimalhuacán, Ixtapaluca, La Paz, Nezahualcóyotl, Tlalnepantla o Nicolás Romero.

El Edomex se ha posicionado como segundo lugar nacional por denuncias de extorsión, un delito que las agencias de inteligencia estatales atribuyen principalmente al cártel de La Familia Michoacana, liderado en la entidad por los hermanos Hurtado Olascoaga: Johnny, alias “El Pez” o “El Mojarro”, y José Alfredo, alias “El Fresa” o “El Feyo”.

Según los informes a los que este medio tuvo acceso, La Familia controla el precio de productos como la carne de cerdo, la tortilla, el huevo, el jitomate y el pollo, y de materiales para el sector de la construcción. La mecánica consiste, según las fuentes, en extorsionar a pequeños empresarios para que compren los productos y bienes a proveedores específicos, presuntamente ligados al grupo criminal; además, se practica el “cobro de piso”. Los municipios más afectados por estos delitos son los ubicados al sur del estado.

De acuerdo con cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), hasta agosto de este año, el Edomex registró 2 mil 005 víctimas de extorsión, cifra superior a las 1 mil 577 de todo 2019 y a las 1 mil 010 de 2018.

Lee reportaje completo aquí.

Continue Reading

Tienes que leer