Conéctate con nosotros

Estados

Sicarios matan a sobrino de Caro Quintero tras persecución en Culiacán

sobrino_caro, Caro Quintero, 82 kb, Sobrino, Culiacán
Foto: Especial

CULIACÁN, SINALOA.- Un presunto sobrino de Rafael Caro Quintero y a su vez sobrino de “El Gringo” Payán murió horas después de haber salido baleado en un supuesto enfrentamiento ocurrido la mañana de este domingo en el Desarrollo Urbano Tres Ríos, en Culiacán, Sinaloa.

Se trata de Santiago Eduardo P, de 26 años, quien se dijo que salió gravemente lesionado cuando fue alcanzado por las balas a bordo de un Jeep Rubicón que quedó abandonado por el bulevar Enrique Sánchez Alonso; la unidad quedó con manchas de sangre.

Santiago Eduardo murió cuando estaba internado en una clínica particular, los doctores hicieron lo posible por salvarle la vida al sobrino de estos capos, pero las heridas que presentó resultaron mortales. El reporte del deceso fue a las 11:15 de la mañana.

De acuerdo con los datos proporcionados por la Policía de Investigación, por la mañana se desataron una serie de tiroteos, al parecer todo comenzó en una privada conocida como La Joya, a espaldas del residencial Montecarlo, en donde había una fiesta.

De ahí se extendieron hasta el Tres Ríos, ya que según los datos preliminares, persiguieron a Santiago Eduardo hasta ese punto.

En la zona quedaron más de 500 casquillos de diferentes armas de fuego. Las autoridades continúan dándole seguimiento a los hechos.

Estados

Frustra asalto al rociar con gas pimienta al delincuente (VIDEO)

asalto, pimienta, 43 KB, pimienta

LEÓN, GUANAJUATO.- Una cámara de videovigilancia, captó el momento exacto en que el encargado de una tienda de abarrotes evita con ayuda de un gas pimienta, que un sujeto cometa un atraco.

Los hechos ocurrieron la noche del sábado 23 de enero en el establecimiento ubicado en la calle Monte Siberia y bulevar Río Mayo de la colonia Cumbres de la Pradera de León, Guanajuato.

En las imágenes se observa cómo llegan dos sujetos en motocicleta y se estacionan afuera de la tienda. En segundos, uno de los asaltantes, quien vestía de playera a rayas negras con blanco, desciende de la moto y entra a la tienda.

En un primer momento simula ser un cliente y después espera su turno detrás del mostrador.

Posteriormente, un joven paga sus productos y el asaltante desenfunda el arma de entre sus ropas, corta cartucho y apunta hacia el encargado de la tienda.

El empleado aprovecha el momento de distracción del delincuente y rocía gas pimienta. Inmediatamente, el criminal sale del lugar, sube a la motocicleta donde ya lo esperaba su cómplice.

Continuar leyendo

Reporte Nivel Uno No. 115

Política

CDMX

Tienes que leer