Conecte con nosotros

Estados

“El Mencho” quiere matar a Harfuch por capturar a cabecilla de Vallarta

mencho_harfuch, Vallarta, 63 kb, Harfuch, CJNG
Foto: Especial.

Añadir NuevaMÉXICO.- Hace más de dos años, Omar García Harfuch fue el responsable de una operación milimétrica para detener a Mauricio Valera Reyes, “El Manotas”, de nacionalidad colombiana y líder de la célula criminal del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) que opera en Puerto Vallarta, Jalisco. La detención de este criminal detonaría el atentado en su contra, el 26 de junio pasado, sobre Paseo de la Reforma.

De acuerdo con fuentes de seguridad cercanas al caso, Nemesio Oseguera Cervantes, “El Mencho”, fundador del CJNG, no perdona aquella afrenta y desde marzo de 2018 sentenció a muerte a García Harfuch.

El viernes 18 de marzo de 2018, el gobierno federal informó que detuvo a 18 integrantes del CJNG por el secuestro y asesinato de Alfonso Hernández y Octavio Martínez, elementos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC).

Cuatro de los capturados son de nacionalidad colombiana: tres mujeres y Mauricio Valera Reyes, “El Manotas”.

Omar García Harfuch, titular de la AIC, dijo en conferencia que este sujeto, investigado por narcotráfico, era el jefe de plaza del CJNG en Puerto Vallarta y autor material e intelectual de los crímenes.

La captura de “El manotas” se llevó a cabo en el fraccionamiento Las Ceibas, Bahía de Banderas, Nayarit.

Durante el operativo, Mauricio Valera Reyes agredió a elementos de la AIC, quienes repelieron el ataque, por lo cual éste resultó herido, y fue trasladado a un hospital.

Aquel día, Omar García Harfuch explicó que también habían asegurado a Ubaldo “N”, “El Cocho”, subdirector Operativo de Seguridad Pública y Tránsito de Puerto Vallarta, y Carlos Rogelio “N”, “El Pollo”, policía municipal.

Las líneas de investigación de la AIC indican que estos dos elementos de seguridad participaron en el secuestro de los agentes.

La detención de las personas se llevó a cabo en cumplimiento a 10 órdenes de cateo. En los operativos realizados en los municipios de Puerto Vallarta, Jalisco, y Bahía de Banderas, Nayarit, también fueron capturadas tres mujeres colombianas.

El 5 de febrero de 2018, Alfonso Hernández Villavicencio y Octavio Martínez Quiroz, suboficiales de la AIC, de 28 y 26 años, respectivamente, fueron secuestrados por policías municipales de Puerto Vallarta, que los reconocieron como policías federales por un código numérico bordado en la gorra que llevaba uno de ellos.

A los 10 días, Alfonso y Octavio aparecieron muertos. Sus cuerpos estaban en un auto abandonado en el municipio de Xalisco, Nayarit.

Las familias de Alfonso y Octavio recibieron sus cuerpos el 19 de febrero y un mes después los presuntos responsables de su asesinato ya estaban en la cárcel.

Al hilar cada una de las pistas, las autoridades pudieron identificar y ubicar al supuesto líder de la célula criminal en la región: un colombiano de nombre Mauricio Valera Reyes, un hombre desconfiado, que cambiaba de auto cada dos días, se trasladaba sin escoltas y daba órdenes por teléfono. Para seguir su rastro, los agentes federales rentaron una casa frente a su domicilio.

La noche del 15 de marzo las autoridades desplegaron la operación en Bahía de Banderas y llevaron a cabo los cateos. En la casa del colombiano las autoridades enfrentaron el ataque del presunto delincuente, quien disparó su arma larga contra los agentes. El grupo de operaciones especiales respondió a la agresión y lo hirió en tres ocasiones, pero no murió.

La acción tuvo como resultado la detención de 18 presuntos integrantes del CJNG, quienes fueron consignados.

Esta operación de 39 días ha sido la más rápida, limpia y trascendental del gobierno federal contra “El Mencho” y es por ello que el líder del CJNG puso precio a la cabeza de Omar García Harfuch.

Estados

Empleado de CFE choca a dos patrullas tras escapar de operativo

cfe_choque, CFE, 57 kb, empleado
Foto: Especial.

TAMAULIPAS.- Una tremenda persecución protagonizó un empleado ebrio de la CFE pues al observar un operativo, decidió huir a toda velocidad y chocó un vehículo de Tránsito que intentó cerrarle el paso, una patrulla estatal y un auto particular; el ciudadano quedó detenido unas cuadras más adelante.

Este hecho ocurrió en el operativo antialcohol, ubicado en el 16 Michoacán con avenida Norberto Treviño Zapata, en Ciudad Victoria. Los uniformados divisaron que un vehículo tomó otra calle a toda velocidad y lo siguieron.

Otra unidad oficial, recibió un fuerte impacto al tratar de bloquearle el paso y la persecución continuó por varias cuadras en una colonia cercana. Posteriormente, elementos de la Policía Estatal bloquearon al desbocado hombre por completo en la avenida las Torres con calle Venta de la colonia México; chocó una segunda patrulla y un auto estacionado.

Al detenerlo, confirmaron que el trabajador de la CFE encontraba bajo los influjos del alcohol y tras revisar la unidad Nissan Sentra que manejaba, localizaron una bolsa con hierba seca con las características de la marihuana; después lo esposaron y lo trasladaron a los separos del 2 Zaragoza.

Los agentes invitaron al propietario del automóvil estacionado, para que acudiera a las oficinas de Tránsito a fin de llegar a un acuerdo con el responsable.

Una grúa particular se encargó de remolcar el automóvil a los patios del corralón municipal, donde permanecerá hasta que pague los daños ocasionados, valorados en más de 100 mil pesos; además, se le imputará la portación de presunta droga entre sus pertenecías.

Seguir leyendo

Reporte Nivel Uno No. 115

Política

CDMX

Tienes que leer