Conecte con nosotros

Seguridad y Justicia

Cae “El Ingeniero”, pieza clave del CJNG y lugarteniente del “Mencho”

mencho_ingeniero, Mencho, Ingeniero, 65 kb, CJNG
Foto: Especial.

JALISCO.- En el más absoluto sigilo, la Fiscalía General de la República (FGR) detuvo en Zapopan con fines de extradición a Rubén Velázquez Aceves “El Ingeniero”, mando del Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) y uno los hombres más buscados por la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA).

El pasado 18 de julio, tres semanas después del atentado contra Omar García Harfuch, el presunto narcotraficante tapatío fue detenido por agentes de la Policía Federal Ministerial al descender de un vehículo KIA en la calle Azahares, de la colonia Bugambilias.

Por seguridad, fue trasladado a la Base Aérea Militar Colegio del Aire, en Zapopan, donde abordó un vuelo que lo llevó hasta Tapachula, Chiapas, para finalmente ser internado en el Centro Federal de Readaptación Social Número 15, del Municipio Villa de Comaltitlán.

Velázquez Aceves es un veterano del narcotráfico en Jalisco, nació el 17 de octubre de 1954 en Guadalajara, estudió hasta la secundaria y su ocupación legal era la de “comerciante”.

Las autoridades sabían de un domicilio del presunto traficante en Paseo de los Naranjos, en Tlajomulco de Zúñiga, pero al parecer nunca se apareció por el lugar.

A diferencia de otros operadores de este grupo delictivo, Velázquez Aceves es uno de los que más interesa a los estadounidenses. La DEA identificó desde el 2013 a “El Ingeniero” como uno de los principales lugartenientes de Rubén o Nemesio Oseguera Cervantes “El Mencho”, ya que junto con José Alcalá Gaytán “El Actitud” dirigía la red de distribución de drogas del CJNG en California, Illinois y Nueva York.

Dos infiltrados de la Agencia Antidrogas y diversas escuchas telefónicas confirmaron su rol en las entregas de mariguana, cocaína, heroína y metanfetaminas a través de las fronteras de Reynosa y Tijuana.

Gracias a estas evidencias, el 11 de mayo de 2016, la Corte Federal del Distrito Sur de California, con sede en San Diego, ordenó su aprehensión por asociación delictuosa en las modalidades de distribución de droga y lavado de dinero.

Según el expediente, el traficante e informante de la DEA, identificado como CS-2, viajó a México en septiembre de 2013 para sostener una reunión en la casa de “El Ingeniero”, a quien conoció por primera vez después de varias operaciones de droga.

Velázquez Aceves estaba escoltado por hombres fuertemente armados y en el encuentro también participó José Alcalá Gaytán “El Actitud” y Víctor Zapién Venegas “Domingo”, otros de los hombres importantes de “El Mencho” en la exportación de drogas.

De los que participaron en esa reunión hoy sólo está prófugo “El Actitud”, operador que junto con “El Ingeniero” controlaba las rutas de transporte narcóticos.

La DEA investigó por más de dos años para llegar a “El Ingeniero” y sus lugartenientes y durante sus pesquisas aseguró al CJNG 4 mil 772 kilogramos de mariguana, 316.75 de cocaína, 2.38 de heroína, así como dos pistolas y un millón 112 mil 595 dólares en efectivo.

Edomex

CJNG y Familia Michoacana dominan el Edomex; hay 26 grupos totales

cjng_familia, CJNG, 70 kb, Familia Michoacana, Estado de México
Foto: Especial.

MÉXICO.- El Estado de México es un polvorín plagado de grupos de la delincuencia organizada. En él operan al menos 26 organizaciones delincuenciales, desde cárteles hasta células criminales, que han hundido a la entidad en la violencia y han convertido a los mexiquenses en víctimas permanentes del tráfico de drogas, homicidios, feminicidios, secuestros, extorsiones y robos, conforme datos oficiales.

La cartografía de los grupos criminales construida por autoridades de inteligencia del Gobierno mexiquense dista por mucho de los diagnósticos elaborados por la Federación. El pasado lunes, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) identificó a ocho organizaciones delincuenciales con operaciones en la entidad; en junio, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) definió que eran sólo cuatro.

Información de fuentes de inteligencia estatales obtenida por Animal Político identifica a dos grandes cárteles en disputa por el territorio: La Familia Michoacana, con dominio mayoritario en el sur del estado -en colindancia con Guerrero, Morelos y Michoacán-, y el Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG), que pelea el control en el Valle de México, esto es, en los municipios que rodean a la CDMX, y en el oriente.

En total, La Familia tiene presencia en 55 de los 125 municipios de la entidad, lo que representa un despliegue en el 44% del territorio; el CJNG está en 31 municipios. Ambas organizaciones criminales disputan el dominio en 23 demarcaciones, en algunos casos sólo entre ellas dos, en otros, en enfrentamiento con más grupos delincuenciales.

La pelea por la plaza entre los cárteles y las células criminales ha tenido efectos en la vida y seguridad de los mexiquenses. El gobierno local, encabezado por el priista Alfredo del Mazo, ha identificado que 20 municipios concentran el 72.5% del total de la incidencia delictiva estatal, por lo que son considerados focos rojos. En absolutamente todos ellos operan La Familia y/o el CJNG. Algunos de esos municipios son ya célebres por su incesante aparición en las secciones de nota roja de los medios: Ecatepec, Tecámac, Chalco, Chimalhuacán, Ixtapaluca, La Paz, Nezahualcóyotl, Tlalnepantla o Nicolás Romero.

El Edomex se ha posicionado como segundo lugar nacional por denuncias de extorsión, un delito que las agencias de inteligencia estatales atribuyen principalmente al cártel de La Familia Michoacana, liderado en la entidad por los hermanos Hurtado Olascoaga: Johnny, alias “El Pez” o “El Mojarro”, y José Alfredo, alias “El Fresa” o “El Feyo”.

Según los informes a los que este medio tuvo acceso, La Familia controla el precio de productos como la carne de cerdo, la tortilla, el huevo, el jitomate y el pollo, y de materiales para el sector de la construcción. La mecánica consiste, según las fuentes, en extorsionar a pequeños empresarios para que compren los productos y bienes a proveedores específicos, presuntamente ligados al grupo criminal; además, se practica el “cobro de piso”. Los municipios más afectados por estos delitos son los ubicados al sur del estado.

De acuerdo con cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), hasta agosto de este año, el Edomex registró 2 mil 005 víctimas de extorsión, cifra superior a las 1 mil 577 de todo 2019 y a las 1 mil 010 de 2018.

Lee reportaje completo aquí.

Seguir leyendo

Reporte Nivel Uno No. 115

Política

CDMX

Tienes que leer