Conecte con nosotros

Mundo

Personas que no usen cubrebocas en Indonesia tendrán que cavar tumbas

personas, personas, 80 kb, personas

MÉXICO.- Autoridades de diferentes países han optado por sanciones y castigos para las personas que no obedezcan las normas para evitar contagios de covid-19, como la sana distancia, el uso de cubrebocas o quedarse en casa.

Algunas regiones del mundo han logrado contener los contagios gracias a estos castigos, por lo que cavar tumbas suena a un escarmiento extraño pero justo para quienes se niegan a usar cubrebocas.

La región de Gresik, en Indonesia, decidió obligar a 8 personas a cavar tumbas para muertos de covid-19 por negarse a usar su cubrebocas en la vía pública.

La jefatura de distrito de Cerme explicó que el castigo busca generar conciencia sobre los efectos de no usar el cubrebocas, ante el aumento reciente de casos de coronavirus.

De acuerdo con las autoridades, este casito también ayuda a la comunidad, pues esta zona carece de enterradores que realicen estas tareas.

La policía de Cerme, ciudad de la región de Gresik, adelantó que colaborará para que se haga valer el castigo, junto con el cumplimiento de otras medidas de distanciamiento social para prevenir la covid-19.

Mundo

Asesina al amante de su esposa; le pide que ella decapite el cadáver

pareja, amante, 27 KB, amante

MÉXICO.- Este fin de semana se conoció que un hombre en New Hampshire asesinó al amante de su esposa, a quien obligó a decapitar el cadáver.

El hecho ocurrió el sábado 20 de septiembre después de que Armando Barron, de 30 años, conociera que su esposa Britany Barron, de 31, vivía un romance con un compañero de trabajo identificado como Jonathan Amerault, de 25 años.

Según la confesión de Britany Barron, su esposo se enteró de la relación al inspeccionar su teléfono. Armando Barron golpeó a su esposa al punto de dejarla sin conocimiento por unos minutos. El sujeto después se hizo pasar como Britany Barron y envió unos mensajes a Amerault para que se encontraran en un parque.

Armando Barron quiso que su esposa matara a Amerault con un arma de fuego. La mujer no pudo hacerlo, por lo que el sujeto disparó tres veces contra la humanidad del amante.

El esposo entonces pidió a su esposa que llevara el cuerpo de Amerault a un sitio donde solían acampar. En un momento le dijo que la perdonaría “cuando el sol saliera a la mañana siguiente”. Era una mentira ya que Armando Barron apareció con una sierra y exigió a Britany Barron que decapitara el cadáver de su amante.

La cabeza fue enterrada de inmediato. El siguiente paso era cavar una fosa para esconder el resto del cuerpo de Amerault. Durante esos minutos, Armando Barron usó el teléfono de la víctima para enviar mensajes a personas con el fin de evitar pesquisas.

Sin embargo, el esposo recibió una llamada en la que se le informaba que la policía buscaba a los Barron. El hombre regresó a casa no sin antes pedir a Britany Barron que se asegurara de enterrar el cuerpo.

De acuerdo con la información, la madre de Amerault denunció la desaparición. Empleados de Teleflex, donde la víctima trabajaba, contaron a los detectives que su compañero de labores no se había presentado a trabajar.

Los policías decidieron arrestar a Armando Barron, quien cayó cuando planeaba un escape junto a su hija de nueve años.

A Armando Barron se le acusó de asesinato, mientras que a Britany Barron le presentaron cargos de manipulación de evidencia.

Seguir leyendo

Reporte Nivel Uno No. 115

Política

CDMX

Tienes que leer