Conéctate con nosotros

Mundo

Argentina legaliza el autocultivo de marihuana

Argentina ha legalizado el autocultivo de marihuana para uso medicinal y permitirá la venta de aceites, cremas y otros derivados de la planta en farmacias autorizadas, según la nueva reglamentación publicada este jueves en el Boletín Oficial.

La regulación, firmada por el presidente, Alberto Fernández, pone fin a la criminalización de quienes cultivaban con fines terapéuticos.

“Resulta impostergable crear un marco reglamentario que permita un acceso oportuno, seguro e inclusivo y protector de quienes requieren utilizar el cannabis como herramienta terapéutica”, dice la reglamentación de la ley de cannabis medicinal que reemplaza a la que estaba vigente desde 2017.

El principal cambio es que a partir de este jueves todas las personas que necesiten cultivar cannabis para tratar enfermedades o que otras personas lo hagan por ellas —de forma individual o en asociaciones— van a poder hacerlo legalmente.

Hasta ahora, la tenencia de semillas y plantas de marihuana estaba penada sin excepciones por la ley de drogas (23.737) con hasta 15 años de prisión. Además, la reglamentación anterior limitaba el uso del cannabis medicinal a una única patología: la epilepsia refractaria.

Quienes cultiven deberán anotarse en el Registro del programa de cannabis (Reprocann), que emitirá las autorizaciones correspondientes. “Los y las pacientes podrán inscribirse para obtener la autorización de cultivo para sí, a través de un o una familiar, una tercera persona o una organización civil autorizada por la Autoridad de Aplicación”, señala el texto. Para obtener la autorización será necesario contar con una prescripción médica y haber suscripto el consentimiento correspondiente. La reglamentación no establece por ahora un número máximo de plantas por domicilio y lo deja pendiente para futuras resoluciones.

El País

Argentina, Marihuana, Autocultivo, Legalización, Medicinal

Mundo

Condenan a violador a 146 azotes en Indonesia y se desmaya a medio castigo

Un violador se desmayó luego de que no aguantara la primera tanda de 146 azotes que le impusieron como pena por haber violado a una niña.

Los hechos ocurrieron en la provincia indonesia de Aceh, sitio que está envlavado en la única provincia en la que aún se aplica la ley islámica.

De acuerdo con reportes de medios internacionales, el hombre de 19 años pició al oficial enmascarado que le propinaba los bastonazos que detuviera el castigo, pero no le concedieron tregua por lo que cayó desmayado. Una vez que recupera la conciencia y ser atendido por médicos continuaron con la sentencia.

La provincia de Aceh, localizada al extremo norte de la isla de Sumatra, es la única región de Indonesia donde se aplica la ley islámica, en virtud de acuerdo de autonomía pactado con el Gobierno central para poner fin a sus movimientos separatistas.

Las flagelaciones públicas son corrientes en Aceh, aplicándose en delitos que van desde el adulterio hasta participar en juegos de azar, consumir alcohol o mantener relaciones homosexuales o prematrimoniales, y son blanco de críticas de las organizaciones de defensa de los derechos humanos. Así, en julio pasado, Usman Hamid, director ejecutivo de Amnistía Internacional en Indonesia, instó a las autoridades del país a prohibir de una vez para siempre este tipo de penas.

“Los azotes son una práctica cruel e infrahumana que causa traumas físicos al igual que mentales. Es un castigo que nunca debe ser normalizado, ni tolerado”, denunció Hamid.

AZOTES, INDONESIA, VIOLADOR, NIÑA

Continuar leyendo

Reporte Nivel Uno No. 115

Política

CDMX

Tienes que leer