Conéctate con nosotros

Nacional

México, el peor país para enfrentar COVID-19; Nueva Zelanda, el mejor

De acuerdo con el Ranking de Resiliencia COVID realizado por Bloomberg, el país donde peor se ha manejado la pandemia de COVID-19 es México, ubicado en el número 53; en tanto que Nueva Zelanda es el mejor porque ha actuado de manera rápida y decisiva.

Ese país tomó medidas desde el 26 de marzo antes de que se registrara una sola muerte relacionada con el COVID-19, y cerró sus fronteras a pesar de la gran dependencia de la economía del turismo.

En cambio, México ocupa la mitad inferior del ranking, ubicándose en el peor de los 53 países analizados pues de 11 indicadores analizados, reprobó ocho. La última tasa de pruebas positivas disponibles en el país es de 62 por ciento, lo que sugiere que la infección no detectada está muy extendida.

Este lugar se le otorgó a México, ya que de 12 rubros, nueve se encuentran en color naranja, lo que quiere decir que el medio posicionó al país como el peor lugar para vivir en la era del coronavirus.

México reprobó en los indicadores de resiliencia con 37.6; tasa de fatalidad con 8.6%; muertos por millón con 782; positividad con 62.3%; bloqueo con 72; movilidad con -26.1%; previsión de crecimiento del PIB para 2020 con -19%; y cobertura sanitaria universal con 61 puntos.

Entre los países que anteceden a México se encuentran Argentina con una resiliencia de 41.1, Perú con 41.6, Bélgica con 45.6, República Checa con 46.8 y Colombia con 48.1.

En el ranking se comparó a países latinoamericanos con Estados Unidos y Alemania, los cuales han tenido la posibilidad de mejorar su capacidad de pruebas y la de los médicos para atender la enfermedad; sin embargo, estas ventajas no existen en América Latina, pues es la región más afectada por la pandemia.

En particular, México solo cuenta con una tasa de pruebas disponibles de 62%, lo que significa que la infección no detectada está muy extendida. Además, los funcionarios mexicanos han reconocido que el número de muertos en el país probablemente sea significativamente más alto que los datos oficiales, debido a las pruebas limitadas.

El ranking contempla el crecimiento de los casos de virus, la tasa de mortalidad general, las capacidades de prueba y los acuerdos de suministro de vacunas que los países han forjado, así como la capacidad del sistema sanitario local, el impacto de las restricciones relacionadas con el coronavirus, como los bloqueos económicos, y la libertad de circulación de los ciudadanos.

Este Ranking se modificará de acuerdo con las estrategias que pongan en marcha los países, pero también se considerarán los cambios de clima y la manera en que la carrera por una vacuna viable se intensifique.

Estos son los 53 países que forman parte del ranking y cuyas economías son de más de 200 mil millones de dólares:

1. Nueva Zelanda 85.4

2. Japón 85

3. Taiwán 82.9

4. Corea del Sur 82.3

5. Finlandia 82

6. Noruega 81.3

7. Australia 81.2

8. China 80.6

9. Dinamarca 77

10. Vietnam 74.3

11. Singapur 74.2

12. Hong Kong 73.6

13 Canadá 73.2

14. Alemania 71.2

15. Tailandia 70.2

16. Suecia 68.7

17. Emiratos Árabes Unidos 67.5

18. Estados Unidos 66.5

19. Indonesia 66.1

20. Irlanda 65.1

21. Israel 65

22. Rusia 65

23. Países Bajos 64.4

24. Bangladesh 64.2

25. Egipto 63.2

26.Suiza 62.3

27. Pakistán 61.7

28. Reino Unido 61.5

29. Malasia 61.4

30. Turquía 60.6

31. Grecia 59.9

32. Arabia Saudita 59.6

33. Portugal 59.2

34. India 58.1

35. Sudáfrica 57.8

36. Austria 56.3

37. Brasil 56.2

38. Chile 55.9

39. Irak 54.9

40. Italia 54.2

41. España 54.2

42. Nigeria 53.9

43. Rumania 53.6

44. Polonia 52.2

45. Francia 51.6

46. Filipinas 48.9

47. Irán 48.7

48. Colombia 48.1

49. República Checa 46.8

50. Bélgica 45.6

51. Perú 41.6

52. Argentina 41.1

53. México 37.6

Seguridad y Justicia

Caso Cienfuegos: ¿Por qué lo perdonó el gobierno de López Obrador?

amlo_cienfuegos, AMLO, 33 kb, Cienfuegos, DEA
Foto: Especial.

MÉXICO.- Lo detuvieron en octubre, cuando viajaba acompañado de su familia a Estados Unidos. Aquella vez se supo que la captura del general en retiro Salvador Cienfuegos había sido por petición de la Administración para el Control de Drogas, la DEA.

La noticia sacudió a México, pues era un hecho inédito, ya que por primera vez un militar mexicano de tan alto rango era arrestado por las autoridades estadounidenses.

El Departamento de Justicia de EE.UU. informó el jueves 15 de octubre del año pasado que Cienfuegos Zepeda, identificado como “El Padrino”, enfrentaba cuatro cargos relacionados con el tráfico de drogas.

Hasta ese momento, solo se había producido la detención y acusación del exsecretario de Seguridad Pública Genaro García Luna. Pero un posible juicio a Cienfuegos Zepeda estaría un peldaño más arriba.

“Nunca había pasado que detuvieron a un secretario de la Defensa Nacional y menos en un país extranjero. Y es más notable porque el ejército, dentro del país, siempre había sido intocable”, dijo aquella vez para la BBC el analista en seguridad César Gutiérrez.

¿Pero de qué acusaban a Salvador Cienfuegos?? Como revela la acusación oficial, desde agosto de 2019 el Departamento de Justicia de Estados Unidos inició una larga investigación en contra de “El Padrino” o simplemente “Zepeda”, como lo llamaban en las pesquisas.

En ese momento, el tribunal federal del Distrito Este de Nueva York señaló que tres cargos eran por presuntos actos de narcotráfico entre diciembre de 2015 y febrero de 2017.

El acusado, al lado de otros, “tenía conocimiento o conspiró intencionalmente para manufacturar o distribuir una o más sustancias controladas, con la intención, conocimiento y motivos razonables para creer que dichas sustancias serían importadas ilegalmente a Estados Unidos desde un lugar exterior”, dictaba la acusación fundamentada en unas indagatorias que tardaron años en realizarse.

Las drogas en cuestión eran heroína, cocaína, metanfetamina y marihuana en distintas cantidades. Sí, un secretario de la Defensa encargado de traficar todo un surtido rico de sustancias prohibidas.

El cuarto cargo del que lo acusaban era lavado de dinero “procedente” de actividades del narcotráfico a través de la transferencia de recursos entre Estados Unidos y México.

Además, según los señalamientos del momento, bajo su mando, Cienfuegos Zepeda presuntamente ordenaba evitar confrontaciones militares contra el cártel para el que supuestamente trabajaba, el del H2, realizar operativos contra sus grupos rivales, facilitarle sus operaciones y advertir sobre operativos antinarco estadounidenses.

Tras su captura, el presidente Andrés Manuel López Obrador, dijo el día siguiente que este no era investigado en el país por ningún cargo y que recibió la noticia el mismo día de su detención.

Pero poco más de un mes después, con las elecciones de EUA celebradas y en medio de la resistencia de Trump a reconocer el triunfo de Biden, sumado al rechazo de AMLO a hacer lo propio como Jefe de Estado, las autoridades desecharon la acusación contra el general y lo entregaron a México. El 19 de ese mes aterrizaba en territorio mexicano y 58 días después quedaría totalmente exonerado, totalmente libre de culpa.

Y la pregunta es inevitable: ¿Qué hace al “Padrino” intocable? ¿A qué intereses responden las autoridades para que un militar de tan alto rango acusado directamente por la todapoderosa DEA de ser comparsa, protector y colaborador del narco en México, sea exonerado?

Esas respuestas, lamentablemente, es muy probable que nunca las sepamos.

Continuar leyendo

Reporte Nivel Uno No. 115

Política

CDMX

Tienes que leer