Conéctate con nosotros

Seguridad y Justicia

Matan a balazos a niño de 3 años durante asalto; familia había ido a comprar el árbol de Navidad

Muere niño de 3 años durante balacera

Un niño de 3 años muerto y tres personas heridas fue el saldo de un intento de asalto ocurrido en la autopista México – Pirámides. Los lamentables hechos ocurrieron la noche del martes cuando la familia del menor fallecido regresaba de Puebla, estado a donde habían ido por su árbol para festejar la Navidad.

De acuerdo con primeros reportes, la familia se detuvo a cargar gasolina a la altura de San Juan Teotihuacán y posteriormente un grupo armado los abordó para asaltarlos. Al oponerse y seguir su marcha, los delincuentes agredieron a balazos la camioneta Jeep donde se trasladaban, provocando la muerte del niño de apenas 3 años.

El padre del menor abundó que intentó huir de los agresores hasta que llegaron al municipio mexiquense de Ecatepec, donde pudieron solicitar el apoyo de la Guardia Nacional y policías municipales, quienes se encontraban realizando un operativo para inspeccionar camiones de carga.

Los elementos solicitaron el apoyo del equipo de emergencia para la atención de los demás integrantes de la familia por las heridas de bala sufridas durante su escape de los asaltantes.

Al tratar de auxiliar al niño únicamente pudieron confirmar que este ya no presentaba signos vitales, por lo que acudieron elementos de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México quienes trasladaron el cuerpo del menor al Servicio Médico Forense donde se le practicó la necropsia de ley.

Seguridad y Justicia

Caso Cienfuegos: ¿Por qué lo perdonó el gobierno de López Obrador?

amlo_cienfuegos, AMLO, 33 kb, Cienfuegos, DEA
Foto: Especial.

MÉXICO.- Lo detuvieron en octubre, cuando viajaba acompañado de su familia a Estados Unidos. Aquella vez se supo que la captura del general en retiro Salvador Cienfuegos había sido por petición de la Administración para el Control de Drogas, la DEA.

La noticia sacudió a México, pues era un hecho inédito, ya que por primera vez un militar mexicano de tan alto rango era arrestado por las autoridades estadounidenses.

El Departamento de Justicia de EE.UU. informó el jueves 15 de octubre del año pasado que Cienfuegos Zepeda, identificado como “El Padrino”, enfrentaba cuatro cargos relacionados con el tráfico de drogas.

Hasta ese momento, solo se había producido la detención y acusación del exsecretario de Seguridad Pública Genaro García Luna. Pero un posible juicio a Cienfuegos Zepeda estaría un peldaño más arriba.

“Nunca había pasado que detuvieron a un secretario de la Defensa Nacional y menos en un país extranjero. Y es más notable porque el ejército, dentro del país, siempre había sido intocable”, dijo aquella vez para la BBC el analista en seguridad César Gutiérrez.

¿Pero de qué acusaban a Salvador Cienfuegos?? Como revela la acusación oficial, desde agosto de 2019 el Departamento de Justicia de Estados Unidos inició una larga investigación en contra de “El Padrino” o simplemente “Zepeda”, como lo llamaban en las pesquisas.

En ese momento, el tribunal federal del Distrito Este de Nueva York señaló que tres cargos eran por presuntos actos de narcotráfico entre diciembre de 2015 y febrero de 2017.

El acusado, al lado de otros, “tenía conocimiento o conspiró intencionalmente para manufacturar o distribuir una o más sustancias controladas, con la intención, conocimiento y motivos razonables para creer que dichas sustancias serían importadas ilegalmente a Estados Unidos desde un lugar exterior”, dictaba la acusación fundamentada en unas indagatorias que tardaron años en realizarse.

Las drogas en cuestión eran heroína, cocaína, metanfetamina y marihuana en distintas cantidades. Sí, un secretario de la Defensa encargado de traficar todo un surtido rico de sustancias prohibidas.

El cuarto cargo del que lo acusaban era lavado de dinero “procedente” de actividades del narcotráfico a través de la transferencia de recursos entre Estados Unidos y México.

Además, según los señalamientos del momento, bajo su mando, Cienfuegos Zepeda presuntamente ordenaba evitar confrontaciones militares contra el cártel para el que supuestamente trabajaba, el del H2, realizar operativos contra sus grupos rivales, facilitarle sus operaciones y advertir sobre operativos antinarco estadounidenses.

Tras su captura, el presidente Andrés Manuel López Obrador, dijo el día siguiente que este no era investigado en el país por ningún cargo y que recibió la noticia el mismo día de su detención.

Pero poco más de un mes después, con las elecciones de EUA celebradas y en medio de la resistencia de Trump a reconocer el triunfo de Biden, sumado al rechazo de AMLO a hacer lo propio como Jefe de Estado, las autoridades desecharon la acusación contra el general y lo entregaron a México. El 19 de ese mes aterrizaba en territorio mexicano y 58 días después quedaría totalmente exonerado, totalmente libre de culpa.

Y la pregunta es inevitable: ¿Qué hace al “Padrino” intocable? ¿A qué intereses responden las autoridades para que un militar de tan alto rango acusado directamente por la todapoderosa DEA de ser comparsa, protector y colaborador del narco en México, sea exonerado?

Esas respuestas, lamentablemente, es muy probable que nunca las sepamos.

Continuar leyendo

Reporte Nivel Uno No. 115

Política

CDMX

Tienes que leer